MARUJA TORRES Y EL E.R.E. EN EL PAÍS

Antes de que el señor Juan Luis Cebrían dé orden al señor Javier Moreno de borrar esta columna (aquí) de Maruja Torres de EL PAÍS.com de hoy, la copiamos en este blog, por lo que pueda pasar. ¡Olé tus cojones, Maruja!

Se habla mucho de lo que sufren quienes son objeto de despidos, de reajustes, de rebajas y de, en general, lo que ahora se denomina como “adecuación a las circunstancias actuales”, sutil metáfora de escabechina. Demagogia. Es fácil ponerse del lado del débil. Sin embargo, nadie se compadece de los jefes.

Son ellos, no obstante, desde los más altos lugares en la cadena de mando hasta los útiles capataces, los que, en silencio y en soledad, se encierran entre las cuarenta paredes de sus pisos de trescientos metros y lloran dolorosamente por los otros. A mí se me encoge el corazón cuando pienso en esos ejecutivos que vuelan en business o en primera —algunos, incluso, en el pavoroso aislamiento de su jet privado, propio o de alquiler—, y que no pueden hacer otra cosa, entiéndanlo bien. No pueden sino aceptar el horror que les ha tocado ejecutar, y emprenderlo con la misma responsabilidad con que, cuando se trata de sacar una media de sueldos por trabajador, y con objeto de disimular lo poco que cobran muchos, arriman sus emolumentos a la suma total, logrando así que salga una cifra presentable y decente, que legitime la carnicería ante los ciudadanos lampantes.

Esos hombres y mujeres, solitarios y heroicos, hacen lo que tienen que hacer para seguir cobrando y preservando los intereses de los accionistas: porque de ellos dependen muchas familias. La del que prepara el catering en la fiesta de cumpleaños, las de los profesores del colegio de los niños en Estados Unidos, la de esa pobre chica que les hace la manicura. Por no hablar del señor Armani ni del señor Audi, que tienen que comer.

No me digan nada de los trabajadores. Piensen en los jefes. Y en todo lo que han tenido que traicionar un día tras otro. Los pobres.

El Roto en El PAÍS (25/04/12)

About these ads
Esta entrada fue publicada en editores y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a MARUJA TORRES Y EL E.R.E. EN EL PAÍS

  1. Patrullera Maríagertrudis dijo:

    Tiene razón la Maruja, nadie se acuerda de ellos, del pobre Cebrián (nuestro más insigne académico, por cierto), que el año pasado, por culpa de la crisis del país en general y de El País, en particular, sólo cobró 13 millones de euros, o de que este mismo año los Bonus (que Merceditas me dicen que son sueldos extras que pagan las empresas a sus directivos) se hayan aumentado en un 30%… ¿Cómo va a decorar ahora su apartamento de Brookyn? La verdad, Margaret, en las clases de Pilates de la residencia estamos todas muy preocupadas, por esto y por el próximo Planeta… ¿Javier Sierra?

  2. sencillica dijo:

    La verdad es que me había sorprendido ayer cuando escribiste algo sobre los blog de los escritores de Prisa, me constaba que Maruja sí lo había puesto. Olé mi Maruja. La amo.

  3. Urbana Luna dijo:

    La Maruja es mucha mujé y mucha periodista. Siempre que la leo se me escapa una sonrisa por la comisura labial izquierda. Gracias por el post, Margaret.

  4. J.R. dijo:

    UN poco tarde para lamentos , cada cual coge lo que quiere y los periodistas callan hasta que se hunde el barco . Bravo por el Roto, aunque el futuro de los periodistas en Internet no será profesional . Un titulo universitario es una anécdota si no tienes padrino o perteneces a una de las sectas que luchan por el poder o algún familiar sindical de alto rango .
    Chao

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s