ESTA ES LA CRÍTICA LITERARIA QUE TENEMOS EN ESPAÑA

Cinco de la tarde. Hace dos semanas… y mucho calor. Estamos en la redacción de un suplemento CULTURAL cualquiera, de esos que hay muchos y buenos en España. Despacho de la directora:

  • Blanca, es Ymelda y parece muy cabreada.
  • Gracias Puri, pásamela. A ver qué mosca le ha picado a esta ahora.

——-

  • Hola Ymelda, buenas tardes…
  • Hola Blanca, ¡cariño! Oye escúchame atentamente: te mandamos hace meses las galeradas de la última novela de Luis Herrero, el libro está ya en la calle y vosotras no habéis sacado aun la reseña.
  • No si … mira…pensábamos meterla en el próximo número, te lo prometo.
  • Mira guapa, Luis es amigo de Pedro y ya sabes que el jefe no llama dos veces y, después de cepillarse a toda la plantilla de VEO, como le toquemos  mucho las narices nos pone a ti y a mí en la calle en un pis pas. Además, qué coño, que hay que vender este libro como sea.
  • Vale, no te preocupes que en el próximo sale. Oye ¿qué tal va la editorial? Que me han contado que…
  • Piiiiiiiiiiiii
  • Pues no me ha colgado. De verdad que hay días que cogería un camino.

(2 minutos después)

  • Puri, por favor, ponme con Pilar, gracias.

(…)

  • Pilar, ¿eres tú? Nena cuanto me alegro de hablar contigo.
  • ¿Qué quieres, Blanca?
  • No, nada, charlar contigo, saber de tu vida… Oye que buena tu última reseña, la del libro de Mendicutti, Mae West y yo se llama ¿no?
  • Corta el rollo que nos conocemos. Al grano.
  • Bueno. ¿Qué pasa con la novela de Luis Herrero?
  • Pues que no consigo pasar de la página 25. Que no hay quien se la trague.
  • Pues mira,  me da igual. Tengo a los jefes encima de la chepa y no estoy dispuesta a recibir más broncas. Nos guste o no, esta revista pertenece al mismo grupo que la editorial. Ya estas arreando, princesa.
  • Pero…
  • No hay peros que valgan. Quiero la reseña mañana encima de mi mesa.
  • Pues que sepas que te voy a denunciar a la Asociación Española de Críticos Literarios que preside mi amigo Basanta, que también publica en esta casa, y conoces perfectamente. Esto que me estás haciendo atenta contra el Código Deontológico del Crítico Literario. [Nota de la patrulla: Pedimos disculpas porque no hemos encontrado en toda la internet del mundo mundial dicho código para enlazarlo]
  • Mira guapa, me paso tu asociación y tu código por el arco del triunfo. Adiós.

*Margaret, echa el freno. ¿a qué viene este rollo que nos estás contando? Todo esto te lo estás inventando ¿verdad?

*Esto es ficción, Samantha. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, cierto. Pero a veces la mejor forma de llegar a entender lo que ha ocurrido es la ficción.

*Vale, no estoy de acuerdo, pero cuéntame a cuento de qué viene esto.

*Hoy, en el suplemento El Cultural de EL MUNDO se publica la reseña que Pilar Castro hace de Los días entre el mar y la muerte,  la última novela del periodista y europarlamentario del PP Luis Herrero. Para más señas: hijo de Herrero Tejedor, ministro de Franco. Esta novela, como los anteriores libros del autor, la publica La Esfera de los libros que pertenece a Unidad Editorial, grupo al que también pertenece EL MUNDO, y, por lo tanto, El Cultural. Todos juntitos. Y lo que se quieren.

*Bien. Pero yo a eso no le daría importancia porque hoy casi todas las editoriales y suplementos culturales se acuestan en la misma cama. Todos o casi todos pertenecen a grandes grupos de comunicación: Babelia (El País) y Alfaguara, por poner  un ejemplo solo.

*Pero Pilar Castro podía haber disimulado un poco. Te reto a que compares la sinopsis que facilita la editorial y la reseña que esta mañana publica El Cultural. Si encuentras algo nuevo en la reseña, aparte de los desmesurados elogios del principio, te dejo que te marches de vacaciones con tu amigo cubano.

*Espera 5 minutos. Vamos a ver:

 La sinopsis destaca: 1) llamada telefónica de amenaza, 2) 17 años después, 3) dos jóvenes, 4) asunto Identidad, 5) robo recién nacidos. 6)caja fuerte en banco suizo.

Asuntos de la reseña: 1) Madrid/Castellón, 2) robo y venta recién nacidos, 3)”búsqueda de identidad personal”, textual, 4) dos jóvenes, 5) abogado y mujer de la que se enamoró, 6) llamada de amenaza, 7) testamento.

Margaret he encontrado tres cosas nuevas: Castellón, amor entre abogado y mujer y el testamento.

*No nena, solo has encontrado una nueva: lo del amor. Las otras se pueden ver en el dosier de prensa que se mandó a…la prensa, claro. Huy que tonta estoy, parezco un hombre. Pero has ganado, encontraste una. Que te lo pases bien con tu chico.

¿Se habrá leído Pilar Castro la novela?

¿Habrá pasado de la página 25?

¿Venderán mucho ejemplares gracias a esta agradecida reseña?

La semana que viene lo sabremos. No se pierdan el próximo capítulo de esta interesante serie negra titulada Chapuzas literarias.

Para cerrar no podemos dejar de incluir aquí el principio de la reseña. Una obra de arte que pasará a la historia de la crítica literaria hispana:

El tercer disparo (2009) no fue el primer libro de este conocido periodista, pero sí su primera incursión en la ficción narrativa cobijándose, con acierto, en las claves aprendidas y admiradas siendo lector consagrado de novelas policíacas. Si aquella fue todo un thriller al que no le faltaron elogios (ni lectores) esta otra, titulada Los días entre el mar y la muerte, es también una auténtica novela de suspense rendida a los clásicos Hammet y Chandler, al detalle extremo en la escenografía, en ambientes y caracteres, y volcada en el lado oscuro de la condición humana. Desde ese asidero, Luis Herrero (Castellón,1955) invita al lector a participar en una intriga trepidante, equipada con acciones, personajes y sorpresas de distinto calibre, y volcada en tal despliegue argumental que lo más admirable, tras la lectura, es la compleja lógica que sirve a la trama.

Nota de La Patrulla: Las negritas son de la autora, o de El Cultural, o de La Esfera de los Libros, o de El Mundo, o de Unidad Editorial, o de Ymelda Navajo, o de Pedro J. Que lio, me he perdido. Estamos muy mayores para entender estas cosas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ESTA ES LA CRÍTICA LITERARIA QUE TENEMOS EN ESPAÑA

  1. Portnoy dijo:

    ¿Cómo se llega a ser “lector consagrado”?… ¿dan hostias para serlo?

    • LUCAS dijo:

      JUAN PALOMO ES UN GIL, Y EL ARAMBURU ESE ES UN ATUERTADO QUE POR COJONES HAY QUE VANAGLORIAR, SIENDO UN PUTO MEDIOCRE. ESO SÍ, EMPUJADO POR UN PUÑADO DE CRITICOS-AMIGOS. SON UNA BANDA…UNA PUTA BANDA.

  2. Amigo Avilés:
    Ya sabes aquello de que la letra con sangre entra. A este, con padre franquista, le tuvieron que dar hasta en el carnet de identidad cuando fue joven. Y como de las otras parece que, por vocación, también consumió, pues ahí lo tienes: todo un “lector consagrado”.
    Un honor verte por esta casa
    un beso de todas.
    Samantha, Daphne, Josephine y Margaret (servidora)

  3. Portnoy dijo:

    Gracias, compañeras, el honor es mio. Me habéis convencido, seguiré sin “consagrar” un poco más… ninguno de los dos tipos de “hostias” me convence. Aunque sí hay que reconocer (y ya veo que lo sabéis) que leer nos da muchas bofetadas.
    Un abrazo y seguid así, por favor.

  4. Pingback: Hagan el favor de leer esto | sigueleyendo.es

  5. Así no se venden libros, así se engaña a los lectores.

    Luego pasa lo que pasa: libros que se acumulan, porcentajes de devolución brutales y famas que hay que apuntalar como sea.

    ¡Pero si es mucho más fácil que eso!

Los comentarios están cerrados.