ALTO EL FUEGO UNILATERAL

Estamos ganando la guerra. Después de cuatro años de cruentas e interminables batallas el enemigo muestra claros signos de desmoralización, agotamiento y desconcierto; nuestra superioridad (no solo ética sino militar), a día de hoy, es notoria y demostrable. Son ya muchos los integrantes del bando contrario que se han rendido y percibimos desde hace un tiempo que no hemos pasado 48 meses predicando en el desierto. En estos jubilosos momentos podemos proclamar con orgullo y satisfacción que nuestra misión está casi cumplida. Como nunca nos pareció necesaria ni inteligente la táctica militar de tierra quemada (“take no prisioners”) y como entendemos que muchos de los efectivos del enemigo son aprovechables (no son tan idiotas) en tiempo de paz, en un arranque de magnanimidad hemos decidido en reunión plenaria del Estado Mayor de La Patrulla de Salvación (E.M.P.S) declarar un alto el fuego unilateral y proponer un armisticio.

Las cláusulas del generoso armisticio son:

1º.- La Patrulla de Salvación se compromete a dejar de publicar “post” en este blog.

2º.- Las editoriales se comprometen a abandonar la mentira y la manipulación como forma de relacionarse con el resto de actores de la cadena del libro, en especial con los lectores.

3º.- Los premios literarios, como medida ejemplarizante, volverán a llamarse “Juegos florales” y sus pliegos de condiciones y todos los miembros de sus jurados serán lavados con lejía, jabón Lagarto y salfumán.

4º.- Los críticos literarios no volverán a publicar reseñas elogiosas si entienden que el libro es más malo que la quina.

5º.- Los periodistas culturales dejarán de actuar como periodistas culturales para pasar a ser –los que tengan capacidad intelectual, claro- simplemente Periodistas.

6º.- Los agentes literarios ya no volverán a aprovecharse del desconcierto generalizado y de la falta de profesionalidad que reina en el sector para sacar tajada.

7º.- Los escritores pinchaúvas se someterán a un proceso de desinfle de su EGO y de adecuación a su triste realidad. La sargento Margaret impartirá en breve el seminario “No eres menos tonto que los demás por haber publicado un libro” y todos los juntaletras que lo deseen podrán apuntarse de forma gratuita. Daremos bocadillos de tortilla por las tardes.

8º.- Todos los enemigos que durante estos cuatro años fueron hechos prisioneros serán liberados en diferentes tandas. Lo haremos poco a poco para no inundar de un golpe el mercado editorial de subnormales y mercachifles.

Nota: algunos presos han manifestado su deseo de no abandonar nuestras dependencias (¿Síndrome de Estocolmo?). Comunicamos a sus allegados que en breve los tendrán en casa. Lo sentimos, pero el cuartel de La Patrulla de Salvación no es La casa de la Troya ni la sargento Margaret y sus patrulleras las hermanitas de los pobres.

9º.- Se erigirá un monumento a la sargento Margaret (con un gin-tonic en mano) a la puerta de la Biblioteca Nacional.

Influidas por la Comisión para la Verdad y la Reconciliación que Sudáfrica instauró para terminar con el apartheid e inspiradas por su lema (“Sin perdón no hay futuro, pero sin confesión no puede haber perdón”) hemos decidido que los esbirros del Imperio del Mal (editores tramposos, críticos literarios, escritores ventajistas, agentes manipuladores y periodistas literarios)  podrán acogerse a las medidas de gracia incluidas en este armisticio si confiesan sus argucias, embelecos y artimañas ante un comité formado por siete lectores. Las confesiones serán grabadas y depositadas ante notario con el mandato de ser publicadas una vez transcurridos cincuenta años del hecho indecente o ignominioso. Para los anales de la historia,  y como los papeles de la CIA, estos testimonios serán desclasificados cuando el suficiente tiempo haya transcurrido.

Aviso: El blog continuará abierto y seguiremos vigilando desde la sombra. No deben sentirse desprotegidos a partir de ahora los lectores honestos porque si las cosas se vuelven a poner muy negras, saltaremos de nuevo al ring dispuestas a poner a los impostores en su sitio. Tenemos aún energías para hacerlo, no se preocupen. Seguiremos respondiendo correos, pero que nadie se enfade si no lo hacemos en el mismo día de haberlos recibido.

Fiesta en el cuartel (una foto): Después de cuatro años al pie del cañón en los que la Patrulla de Salvación no ha bajado la guardia en ninguna ocasión, Daphne, Josephine, Samantha y Margaret se relajan al tiempo que componen una edificante escena de compañerismo y hermandad. Como buenas camaradas y en un espartano y sano ambiente castrense, las patrulleras comparten un vino español y unos pinchos de tortilla para celebrar el alto el fuego. Al final del acto de confraternización se cantaron himnos militares y se gritó con emoción deseando larga vida a la buena literatura y al Libro.

That´s all folks!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

56 respuestas a ALTO EL FUEGO UNILATERAL

  1. Punto 3º, línea 3: “¿legía?”
    De nada.

    Saludos de un integrante de la SNAI.

  2. Xavierín dijo:

    Pero, #por qué?

  3. Pingback: Jajajajá, La Patrulla de Salvación se rinde | DE LA HABANA HA VENIDO UN BARCO CARGADO DE…

  4. Ire dijo:

    ¿Han hecho prisionera a Daphne? ¿Están sometiendo a torturas a Joséphine? ¿A blackmail a Samantha? ¿Te han abierto una cuenta en Suiza, Maggie?

  5. Hanna dijo:

    ¡Impresionante! Digo mi alegría. Hacía tiempo que no leía nada tan bonito y esperanzador, fue talmente como volver a los quince. Os quiero.

    El DRAE aún no la ha parido, pero personalmente prefiero “juntaletras” así, juntito. En estas cosas siempre hay que empujar a los académicos por el culo, porque carecen de iniciativa e incluso de una lengua sana. He consultado en internet y los más -de entre los con dos dedos de frente- lo hacen. Incluso hay un trabajado blog que lo ofrece desinteresadamente, Qbitácora, en Diccionario de palabras a añadir al DRAE, 2ª ed:
    .
    juntaletras.
    .
    Etimología: De juntar y letra.
    Significado:
    .
    1. m. y f. Periodista desprestigiado de tanto mentir, ocultar y tergiversar los hechos.
    2. m. y f. (despectivo) Periodista.
    .
    El propio Centro Virtual Cervantes la guarda tal cual, aunque yo no leería esa página, y el que avisa no es traidor. Vid.:

    «Mientras se produce el advenimiento de la máquina de traducir, ¿no podría buscarse el modo de adiestrar a animales? Loritos parlantes, monitos juntaletras».

    http://cvc.cervantes.es/lengua/aforismos/aforismos_51.htm

    P.S. La foto de la fiesta en el cuartel me parece rotundamente indecorosa, las cosas como son.

  6. Unodetantos dijo:

    A ver, como soy un poco limitadito (aunque no sea un joven escritor español contemporáneo), suelo entenderlo todo de forma literal y la ironía no es mi fuerte. Pero espero que esto esa una broma más de la Patrulla (como la de hace dos años o así) y no se les ocurra en serio dejar este blog como uno de tantos centros comerciales abandonados que hay ahora por toda España.
    A pesar de mi falta de conocimiento sobre el mercado editorial español (lo poco que voy aprendiendo me lo enseñan ustedes), el que crea que el bando enemigo va a aceptar esas condiciones del armisticio (muy justas y oportunas por otra parte) van listos…

    Espero que todo esto sea una coña y que no nos dejen huérfanos.

    Saludos cordiales.

  7. Ángel G. Roldán dijo:

    ¡No nos hagáis esto, que el enemigo es taimado, no seáis ingenuas!

    Por si los ruegos y súplicas de los millones de seguidores vuestros no ablandaran vuestros cuarteleros y aguerridos corazones, mil gracias por vuestros impagables, lúcidos y bastante cabroncetes comentarios.

    Seguidor vuestro hasta que el Planeta sea limpio,siempre a sus órdenes.

    • Hanna dijo:

      Uno y Ángel, cándidos teutonazos ajenos a cualquier jueguecito burlón y ‘espabilativo’, en este caso de comentaristas dormidos, ¿pero vosotros os habéis leído o no las cláusulas de ese armisticio imposible? ¡Qué ganas de amargarme un lunes literalmente festivo!

      • Unodetantos dijo:

        Si, eso quería pensar yo, que nadie se puede creer que el enemigo acepte esos términos… Pero uno ya se pone en lo peor a la primera de cambio…
        Además, este lunes no es festivo aquí en Medina Al-Laqant, sólo teneis fiesta en la capital del caloret i rodalíes…

  8. Hanna dijo:

    Ah, claro, eso os pasa por vivir en ألَلَقَنْت en lugar de en el Cap i Casal. Informo: han fallecido Günter Grass y Eduardo Galeano. Como la Patrulla no espabile y use mano aun más dura contra los estafadores en general, nos vamos a quedar todos en bragas como ellas, y en bragas no hay manera de leer, al menos no yo, ya lo he probado.

  9. ciberviento dijo:

    Una de dos, o nunca creísteis de veras en la lucha que promulgabais, o habéis claudicado en vuestro empeño.

    Eso, si no seguís escribiendo, es lo único que se puede pensar. Las cosas estaban muy mal hace cuatro años, sí, pero ahora siguen estando igual, o peor, añadiendo un panorama de incertidumbre por la caída del viejo modelo de edición (que tampoco cae) y la no llegada de alternativas consistentes (que no cesan de ser anunciadas, de forma contradictoria).

    Gran decepción. Espero que sea broma.

    Y si no:

    ¡¡¡DESERTORAS!!!

    P.D. con la foto que habéis puesto no basta para dejar huérfana esta página. Menos gin tonic, y más currar!

  10. Unodetantos dijo:

    ¡Madre mía, Hanna! ¡Qué al filo de la noticia está usted! Su comentario casi se ha adelantado a las webs de El País y ABC. Descansen en paz el padre de ‘El tambor de hojalata’ y el despertador de conciencias latinoamericanas.

    (Y que bien que se conservan las patrulleras, luego intentan convencernos de que son unas venerables ancianitas, lo que no quieren es que las “ciberacosemos”…)

    Saludos.

  11. Hanna dijo:

    Magieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee…. Ven. La basca se está poniendo nerviosa.

  12. Hanna dijo:

    Perdón: MaGGie 😉

  13. Ameba dijo:

    ¿Y para nosotros nada?, para nosotros que hemos sufrido el ataque en primera línea ¿nada?, os lo digo: ¡hace falta hace una cláusula 10!, la merecida extensión a la cláusula 9, allí donde los esbirros del imperio del mal se comprometen a devolvernos el dinero por la compra de los malos libros, a indemnizar nuestro honor, a pedirnos disculpas por el tiempo perdido, por los sentimientos heridos, por las expectativas robadas, por las ganas (a veces peligrosamente intensas) de arrancarnos los ojos luego de leer una mala novela por causa de ellos. Retribución económica ¡ya! …O, al menos (que estamos acostumbrados y que somos hijos del rigor), unos gin-tonics, o vodka martinis (o lo que sea que beba cada quien), para ayudarnos a olvidar cuatro años en una trinchera, para alzar las copas en tiempos de tregua…

  14. Domi Létrix dijo:

    No me extraña si os acabáis rociando en champán y en cava, señoras. Me veo en el cuadro con una copa, ovarias botellas, al borde de la bañera, jacuzzi o pileta. Sí, mis generalas, mejor refocilarse en el armisticio que caer.
    Pero no olvidéis que mientras estáis ahí, jijí jajá, en vuestro jolgorio y xerinola, sintiéndoos magnánimas emperatrices al borde de la alberca, gin tonic en mano, perdonáis lo imperdonable y permitís lo peor, almas cándidas, como si no tuviéramos bastante.
    No seáis crueles; salid de la trinchera de plástico azul túnez antes de tener los labios a juego y los sujetadores marrones.
    Haced el favor, no nos abandonéis en pleno Impero del Mal, a nuestra ignara suerte.

    Truly sincerely,
    Domi Létrix

  15. Pingback: ALTO EL FUEGO UNILATERAL (Patrulla de salvación) | Libréame

  16. ¿Os habéis vuelto revisionistas? ¿os ha fichado Harper? ¿Necesitáis un ‘descanso guerrero’?… Abrazos

  17. jordi el segundo dijo:

    ¿Y ahora que hay carnaza (por ejemplo que vuestro armas marcelo ahora compita en el premio chavista que desprecia) huís?

  18. Hanna dijo:

    ¡Cuál callan esas malditas! ¡Pero mal rayo me parta si en concluyendo la juerga no pagan caros sus ritos!

  19. Domi Létrix dijo:

    Cuidadín con esa pileta, el sol…

  20. El desertor del Álamo dijo:

    Recuperado ya del ataque de ansiedad (no estoy ya para estos sustos a mi provecta edad), me armo hasta los dientes para defender el puesto, mi sargento.

  21. Polly Magoo dijo:

    Ya sé. Como los armisticios son (casi)siempre una mentira de los vencedores, y todo seguirá igual, vosotras también. Grrrrracias!!!!!

  22. Hanna dijo:

    Maggieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee…. Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

  23. Hanna dijo:

    No hay modo, nadie responde. ¡Non fuyades cobardes y viles criaturas, u okuparemos el blog para seguir en las trincheras! … Hmmm, no es mala idea, ¿qué decís, eh? No veo yo a la Margaret acercándose al cuartelillo a denunciarnos, menuda se armaría.

  24. Unodetantos dijo:

    La verdad es que como broma esto del alto el fuego unilateral está durando demasiado. Ya llevan más de una semana sin un artículo, sin un mísero comentario…
    Yo no tengo nivel ni conocimientos para okupar el blojjj pero vamos, los más veteranos/leídos/viajados si que deberíais plantearos seriamente la toma de la atalaya si es que la Patrulla ha decidido dejarnos tirados en serio…

    (A ver si es que están malas o algo… tantas cajas de Larios en el almacén…).

    Sargento, si está entre nosotros, ¡MANIFIÉSTESE!

  25. julian bluff dijo:

    Ni puta idea. “La Patrulla” a través de una sociedad interpuesta (en este caso no es del todo así, se trata de la ANADE -Asociacion de Nonagenarias Adictas a los Destilados Espirituosos- que más propiamente es una Fundación -la famosa “pata”-) esta percibiendo un pastizal en cuentas opacas de Liechtestein de las más conspicuas editoriales para pagar su silencio. Menos mal qué se ha infiltrado en la Patrulla, una chica joven, con cola de caballo, todo vehemencia e ímpetu (no, no figura entre las cuatro zapadoras de la foto) que muy pronto va a destapar el pastel. Sigue órdenes mías. Está autorizada a seguir llevando los piercings. ¡Permanezcan atentos!.

    • Unodetantos dijo:

      Pues a ver si aparece ya su infiltrada… Y una pena lo de la Patrulla, mira que aceptar sobornos de las editoriales, con lo bien que lo estaban haciendo…
      A este blog se le acumula la faena:
      Han dejado pasar la oportunidad de publicar un post sobre el día de Sant Jordi -y el de San Jorge, que en Aragón, aunque nunca lo saquen en la tele, parece que también tienen la sana costumbre de regalar libros- y de la cuñita que las editoriales le han hecho meter a los medios a cuenta de esta festividad para hablar del barómetro del CIS sobre los españoles y la lectura. Que si el 35% de los españoles no lee, que si la industria ha perdido nosecuantosmiles de millones en volumen de negocio por culpa de la piratería, etc…
      Por no hablar de esos jugosos y sórdidos intríngulis del mundillo literario que los que no tenemos ni puta idea sobre estos temas sólo podemos conocer gracias a la Patrulla y a algún que otro iniciado que por aquí comenta.

      En fin, que ya está durando demasiado la broma. Y si no se trata de una broma… pues que pena.

      Saludos.

  26. Ameba dijo:

    …Sí que comienza a preocupar esto…

  27. Hanna dijo:

    Estáis confundidos todos los que creéis que se largaron así como así, a no ser que fuéramos nosotros los confundidos con este ejército, y no lo creo de ninguna manera. Yo creo que están ahí y que callan por lo que sea de momento, pero recordar que las cláusulas que establecían para el armisticio eran de imposible cumplimiento por el enemigo. Asimismo dejaron escrito: «El blog continuará abierto y seguiremos vigilando desde la sombra. No deben sentirse desprotegidos a partir de ahora los lectores honestos porque si las cosas se vuelven a poner muy negras, saltaremos de nuevo al ring dispuestas a poner a los impostores en su sitio. Tenemos aún energías para hacerlo, no se preocupen»… Estooo… las cosas, ¿aún no se han vuelto a poner muy negras, verdad?

  28. Hanna dijo:

    RecordaD, no recordaR, vaya … 🙂

  29. Atila, Rey de los Unos dijo:

    ¿Superioridad ética? Anda ya…

  30. Dr. Froiz dijo:

    Después de una lectura atenta del primer párrafo, diagnostico lo siguiente: demasiadas birras.

  31. Hanna dijo:

    Cobardes de la pradera en vergonzoso estado de resaca sin solución de continuidad: ¡aprended de otros!

    • FG dijo:

      ADIÓS AMIGOS
      Publicado el noviembre 21, 2012 de sargentomargaret
      Hasta aquí hemos llegado. Cerramos el blog.

      Hoy voy a desvelar por fin quién era La Sargento Margaret. Su verdadera identidad no es otra que nosotros mismos, nosotros éramos ella. En cada uno de sus comentaristas, seguidores y lectores residía la fuente de su poder mediático. Pues se alimentaba de la misma afección etílica que en nosotros promovía la queja callada y en ella el exabrupto chusquero. Y sin embargo también destilaba en sus modales de dama de alta cuna y baja cama ese saber decir, de clamor, y lamento ensimismado de añoranza por una Arcadia tal vez inexistente, una época donde la Edición tenía una pátina dorada que hoy sabemos no fue más que el fulgor de la quincalla.
      Seducidos por la segunda Ley de la Termodinámica, nos dejábamos llevar por el aumento de la Entropía por el cual cada vez entendíamos mejor el desarrollo de este sistema hasta hace poco fundado como ejemplar, y así como ésta (S) es irreversible, después de la lectura en el cuartel, nada podía volver a ese estado de felicidad impuesto desde ese Sistema Aislado, en que se había convertido el ejercicio de hablar de Libros. De este modo y gracias a La Sargento & Co. ya sabemos que no hay vuelta atrás en la degradación del mundo. Todo será frío y silencio. Y nadie quedará para registrarlo.
      Todos nosotros en algún momento hemos sabido que sus pronunciamientos eran tan nuestros que nos obligaba a improvisar. Si bien cada cual reconoce a la Virgen cuando se le aparece bajo la forma más familiar, unos sólo ven a La Pilarica y otros a La Guadalupana.
      Si la odiábamos a veces no era por no comulgar con sus motivos oscuros, más bien por no haber sido invitados a una libación de esos cócteles que tanto abundaban en el cuartel, esa fondo alojada en cuyo pizca residía el verdadero motivo para perder el tiempo en este blog. Ahora nosotros gastaremos los restos de mielina al intentar averiguar por aquel comentario que debimos dejar y del cual ni siquiera recordamos haberlo ejecutado o simplemente fue otro lapsus.
      Todo sea por LA PAZ.

      • Hanna dijo:

        Peter… digo, FG… Oder, tú no sabes lo vago que es el personal, y una cosa es que hables para los de casa y muy otra que lo hagas para los novatos como yo, pero con todo, no va a creerte Dios, así que, con o sin tu permiso, enlazo con la cuestión (¡qué z… qué chicas tan de vida alegre, cony!… estaba preocupada, deprimida, jodida y hecha un puro interrogante acerca de vuestro paradero)
        .
        https://patrulladesalvacion.com/2012/11/21/adios-amigos/

  32. Yo soy aquella dijo:

    Claro, la pijadita esta ya no daba para más…

  33. Algo que yo he dicho? Lo retiro. Andaba ruin de ánimos… y me descuidé -UN MES-. ¿Una demanda? No tengo un duro… pero vendo mi cuerpo -barato- si hace falta. No hay extensión más grande que mi herida. Definitivamente, no hay reducto para mí donde encuentre resuello en este país que no me veo con fuerzas para abandonar de nuevo. ¿Pero no habíamos quedado en que Ítaca era el camino y todas esa monsergas? … me duele hasta el aliento. De verdad. Vosotro-as sois listos y cultas y muchos de izquierdas, ese lugar acogedor donde el roce no es lija. Y sabéis de gramática, y de literatura… pero ¿y la soldadesca? I Will miss you all a lot. Sargento, gracias. Este sitio ha significado mucho para mí. Se que no era su objetivo, pero, así todo, en este egocentrismo egoísta que me define, considero que salgo amputado de esta guerra. Me lamo las heridas y me voy con la pequeña victoria de haber conocido una brizna de eso que llaman empatía. No se donde ir a buscar el muñón. Aprendí algo, por una vez, esta puta maldición de autodidacta de las sombras que no tengo capacidad para entender. Patéticamente siempre vuestro: Nicanor. (Hanna and the others… thanks for have being so patient and generous con el árbol del iletrado.)

  34. julian bluff dijo:

    Nicanor, alma de El Boñar, con crema y con hojaldre, casi siempre más de lo segundo, como tiene que ser, usted echa de menos a Margarette y yo les echo de menos a Margarette y a usted -sí, también a usted-. Voy a entrar a su blog, entonces, el enlazado, y no me deja, no es que no me deje el programa, no; es que es ¡usted! el que no me deja.

    Por favor, déjeme entrar en su blog… 😉

  35. Julián… que alegría el comentario. Saber que hay vida después del genocidio. Y ahora: No, no, Julián… no te deja entrar porque no está. Lo empecé y está parado, es proyecto que me deja en mal lugar. Por cobarde. Cuando estés podrás entrar. Yo no me pienso ir nunca, estoy a muerte en esta guerra, que es la forma en la que yo tengo de estar. Tengo un Facebook abierto creo… todo es público e vergonzosamente incensurado, vital y patético -el patetismo me acompaña porque ayuda a ponderar-. Entra. Es casi ilegalmente honesto y, desde luego, escandaloso. Acabo de publicar esto: Pongo algunos nombres, no está el tuyo pero está… -no son buenas palabras, las aborrezco- como no está Ire y otros. Va lo que escribí en otro sitio, mi FB… No debería claro. Pero es lo que tenemos los liberales, que nos va la libertad. Un abrazo enorme, estamos en contacto cuando quieras -extensivo- que ser de la quinta une mucho. A la Sargento la añoro mucho, para que te voy a engañar. Va… el desahogo: Abrazo. No está corregido -mea culpa- esto de ser católico es hiper-mega práctico. Porque siempre se puede uno confesar.

    Ya te digo, estamos en contacto… si el impertiente del FB no te admitiera, en seguida te apruebo. Y el día que alumbre blog, o tres libros que me acosan desde hace más de una década, estarás convenientemente informado. 🙂

    Yo soy escritor, no me puedo permitir el silencio o los cuartos cerrados salvo los que me niego a mi mismo -los del pánico- el resto, el escritor, es público. Una puta vamos. Eso sí, como tengo escrito en uno de mis proyectos novela “la primera vez que Nacho Grijales ejerció la prostitución no lo no lo hizo por dinero, sino como un acto de compasión”. (Como ves, muy imperfecto. Pero con dos cojones)

    Me desperté y me dí cuenta que estaba conmigo mismo, y me dí cuenta que era un buen sitio para estar después de tanto tiempo y, quizá, antes de otra tormenta. Me despertó mi hermana, que me hablaba de cosas practicas y del viento. Hace viento en Tossa, y hace un sol brillante y blanco. En algún sitio hay nubarrones. Características de la vida cuando es vida y no prevención. Luego pensé, es raro, en Menorca, nunca fuimos Ignacio Burgos hay tantos sitios que me has querido regalar y a los que no he ido porque tu eres tan valiente y yo tan cobarde. Mi madre pulula por la casa, y deja aroma de lavanda, el tempo dulce de los viejos. Llevo desde ayer, con esta canción en la cabeza: Él, que cuando cayó la ceniza del cigarro eterno sobre la solapa, y uno se sus alumnos se lo hizo notar, dio dos palmadas sobre el resto ceniciento y dijo “no se preocupe, aquí no cabrá otra mancha”. Don Antonio, me llegó pour una alumna suya o la hija de una alumna suya. No recuerdo bien. Esta memoria selectiva. Yo he estado en ese patio donde madura el limonero que es el patio del Palacio de Las Dueñas en Sevilla donde sus padres servían al Duque o a la Duquesa. El jardinero se me acercó -este no era padre de Machado se me acercó al oído y me dijo “no le gusta que se sienten”. Fue mi cómplice aquel día donde las cosas fueron también y ella las quiso poner difíciles par mí, lo que me llevaría directamente al Palacio de Liria en Madrid… Donde me citó en su cuarto de pintura al lado del dormitorio -tan inglés- para luego cambiar de idea y quedar en el gran salón, donde me habló, entre otra cosas, de guerras. Y sobre todo de la Gran Guerra, cuando “alángeles atroces” que diría Blas de Otero, bombardeaban inmisericordemente, mientras la reina madre permanecía contra toda orden y consejo en el palacio “no me voy a retirar yo como una rata, mientras es pueblo está en peligro” y -supongo- se sirvió otro gin-tonic.

    RETRATO

    Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
    y un huerto claro donde madura el limonero;
    mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;
    mi historia, algunos casos que recordar no quiero.

    Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
    —ya conocéis mi torpe aliño indumentario—,
    más recibí la flecha que me asignó Cupido,
    y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.

    Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
    pero mi verso brota de manantial sereno;
    y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,
    soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.

    Adoro la hermosura, y en la moderna estética
    corté las viejas rosas del huerto de Ronsard;
    mas no amo los afeites de la actual cosmética,
    ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.

    Desdeño las romanzas de los tenores huecos
    y el coro de los grillos que cantan a la luna.
    A distinguir me paro las voces de los ecos,
    y escucho solamente, entre las voces, una.

    ¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera
    mi verso, como deja el capitán su espada:
    famosa por la mano viril que la blandiera,
    no por el docto oficio del forjador preciada.

    Converso con el hombre que siempre va conmigo
    —quien habla solo espera hablar a Dios un día—;
    mi soliloquio es plática con ese buen amigo
    que me enseñó el secreto de la filantropía.

    Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.
    A mi trabajo acudo, con mi dinero pago
    el traje que me cubre y la mansión que habito,
    el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.

    Y cuando llegue el día del último vïaje,
    y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
    me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
    casi desnudo, como los hijos de la mar.

    Yo, que soy hijo de la montaña y se me dio el mar, nunca conocí la hospitalidad de las flechas de cupido, más de las que las pudo recibir Santa Teresa en ese éxtasis del “vivo sin vivir en mí”. o el de San Sebastión “el deseado”, quizá la imagen más pintada, más interpretada -pictóricamente- y que más belleza ha producido en la historia del arte, la belleza herida por el lado oscuro del amor. El deseo de posesión. El mismo que riega los periódicos y los telediarios, de la condición del hombre, y que Frida se autopintó en Sebastian como un ciervo herido. La ponzoña queda siempre en lo dedos que tensan la cuerda y cruzan la línea de su propia derrota. San Sebastian es un triunfo absoluto de la dignidad del hombre bajo a su peor bajeza. El más bello, producto de una tesis, el único -belleza aparte- con el que me identifico, es uno cuyo autor desconozco es el de -creo- una talla polícroma, de un soldado ausente de sensualidad, que se mantiene en pié, vestido y calzado, uno solo se desnuda con el verbo. Más de mi primo Don Antonio, no corre por mis venas ni una gota de sangre jacobina, corre torrentes, cataratas, de agua limpia de pacto y abrrecimiento de la revolución, de todas las revoluciones, ese tiempo físico e históricos donde caen los débiles y triunfan los más crueles. Si en la espada y, si-si, en esas conversaciones -menos que Don. con ese buen amigo que siempre va conmigo”. Al cabo todo os debo, debos-os cuanto me habéis leído, y cuando llegue el último viaje, me gustaría recostar la cabeza rendido y reconocer que amé y dejé atrás un huerto sin pisar. Pero habré pisado otros, casi todos, menos importantes, pero nadie nace con el certificado de garantía de “tiene usted el derecho de ser amado por la persona que ama”. Muy al contrario, venimos, al mundo, con el certificado de la capacidad de amar. Que, al fin y al cabo es el gran misterio de la vida. Ignacio Burgos, Ignacio Munoz-Sanjuan, el maestro que consiguió que entendiera la teoría de la evolución y que me regaló un libro I the Vortex que cambiaría todo mi univierso intelectual frente a la ciencia. Mañanas de sábado, reflejos de una noche ignota. Tiempos donde el deseo de escribir me ronda. Y con él el miedo absoluto al abismo. (No corrijo. Pa qué.) Sólo recordar aquel otro del maestro. Yo voy soñando / caminos de la tarde / las largas praderas, las polvorientas encinas / ¿adonde el camino irá? / Yo voy cantando viajero / a lo largo del sendero / la tarde cayendo está / En el corazón tenía clavada de una pasión / logre arrancármela un día / ya no siento el corazón. / Y todo el campo se queda / mudo y sombrío / suena el viento / en lo álamos del río (latencia/Ortega) La tarde más se obscurece / y el camino que serpea / y débilmente blanquea / se enturbia y desaparece / mi canción vuelve a tañir / aguda espina dorada / quien te pudiera sentir / en el corazón clavada?. Mi amor es, como el de Bécquer, la poesía. Nunca me pertenecerá. ¡¡¡Por cierto!!! Acabo de recordar la razón de la melancolía…. HAN CERRADO PATRULLA DE SALVACIÓN… claro, ayer me rompieron el corazón, como no voy a ser hoy corzo y San Sebastian. Tampoco hay, hoy, querido Miguel, extensión más grande que mi herida. Su muerte -la de un amigo- me duele tanto, que por doler me duele hasta el aliento. Se fue, mi refugio, mi único y soleado paisaje herboso donde el vampiro y la amada -Las Margarets y las Hannas del Mundo, y algún pobrecito hablador- esperan la luz mortal de la mañana.

  36. Hanna dijo:

    ¡Ay, Jesús, qué coño de torrente -más bien magma- leonés asintáctico! ¡Y qué desparrame lírico tan descortés con quienes reprimimos el pianto siempre que nos es posible! Y sí, Julián, tiene el blog cerrado a cal y canto, lo sé desde el primer momento, porque quise bucear en él y no me dejó. Nicanor me dijo más o menos lo que acaba de decirte y a otra cosa. No pienso irme de aquí, es más, no quiero, sé desde los dientes de leche que los ejércitos son cobardes, más aun desde que se nutren de mercenarios, qué decir cuando mercenarias o nenas insatisfechas de todo bien. Nicanor, lengua de infante, dime, ¿el secreto de los nicanores de Boñar está en la mantequilla salada? Pues déjanos entrar en tu blog, fotre…

  37. Je suis desolè -o como se esciba-. Hanna, no miento nunca. Al menos en este tipo de cosas. Lo bueno de saber que has perdido la guerra es que no necesitas ir a por mantequilla. Yo los Nicanors de Boñar los comía esencialmente en el Gijón que era donde iba a estudiar los apuntes en esa pubertad mía tardía. No tengo blog, no tengo blog activo, sólo el dominio, que hospedo para tener email privado además del público. Es decir nicanor@nicanorcardenosa.com . El público nicanorcardenosa@hotmail.com. Ahí va un streaptease en plena regla. ¿Cobarde Yo? In don´t thin so. ¿Alguien ha reparado en el hecho de que firmo con mi nombre a pesar de la admiración que tengo por todos y cada uno de vuestros sinónimos. Mi, Facebook, -insoportablem mediocre- es Nicanor J. Cardeñosa, creo y mi twitter @nicanorjc. Tendré blog… cuando esté organizado. Quería uno que se titule “la mala prensa”… pero está cogido y quizá me quede “pobrecito hablador” con “pobrecito bocazas”. No me mata pero en eso estoy. Salí de 4 intentos de suicidio, en los últimos 24 meses, no es sustancia menor, que, supongo me desacredita como persona, como escritor, como periodista y como protagonista de Juego de Tronos. Ando en proceso de “estabilización”, no es fácil “procesar” que amigos de 3 décadas te engañaron o callaron sobre todo. Sabía you que Cebrián dirigía los informativos de TVE en los estertores del Franquismo? No. No lo sabía… junto con otras muchas cosas. He vivido en la mentira de quienes creía que me contaban la verdad y, por fin, el muro de cristal se no mampostero, sino de sillar fino tejido por todos y cada uno de los nombres con los que crecí a la Democracia. Es un tema de generación. Yo no soy de la de Almodovar o la de Felipe González, no era animal político cuando murió el Caudillo, porque tenía 14 años. Es decir no soy generación opositoria -la millonaria- soy geración transición. La silenciada. Porque venía teñída, pero libre de pasado, y era futuro. Y el futuro había que abortarlo porque era una cuenta de resultados. Pero, claro, todo esto yo no lo sabía, por mi falta de preparación, por venir de un colegio público, por venir de una familia con familiares republicanos en el exilio y familiares no republicanos en el interior. Viví el equilibrio. Luego vino la gran, gran decisión que tomé sin ser consciente. Había que posicionarse. Masón -supongo-, o gay de izquierdas -a ser posible PSOE simpatizante con carnet del IU por lo de las esencias-. Y ahí medrar, entre camas -cómo fueron de virulentas las camas de la “pre-mafia rosa-. Pero so soy lobo solitario, lobo de amigos, pero no lobo de amigos políticos porque nunca encontré un semejante. Maricón, católico, liberal, monárquico, sin apellido ni perro que me ladrara. Y libre. Radicalmente equivocado y radicalmente libre. Completamente autodidacta, más interesado por las amistades pesonales que por las de la cucaña. Acompañé a Antonio San Juan -ese que niega- pero que fue mi amigo lleno de talento y fuerza de vivir- y fui amigo de Antonia San Juan –Toñi siempre para mí-. Hanna, de esa amistad de que me trajera un paquete de arroz, lentejas y cositas así par que pudiera comer, y amistad de esa de empujarla cada día a ir a Vitorina, en la calle Fuencarral, donde iban todos los travestis de Chueca y muchas putas de la calle Montera. El sitio era tan aterrorizador, que aún hoy pienso como lo consiguió. Y aún su cara muestra los socavones de aquel sufrimiento donde la aguja penetra en todos y cada uno de los poros donde hay un pelo para soltar una descarga eléctrica y matar o debilitar el folículo. Amigo de Felix Sabroso -talento tan grande que asusta-, y de su mujer Dunia -que los ángeles te traten bien, amor-, un amor de homosexual y mujer que no es un amor de cosa corriente. Luego vinieron sus amistades con La Benarroch, con Chavela Vargas, con Loles… y las desamistades, sobre todo conmigo. Se llevaron mi vida. Nunca tuve un Plan a lo Aguirre. Yo tenía un plan a lo Genet. Me interesó siempre más la vida que el dinero o el poder. No me lo digo como autobombo… es sólo, obviamente, estupidez. Pero veía como el periodismo, el teatro y la cultura -los libros digo- no los títeres, iban desapareciendo de mi Madrid adorado. al tiempo que si iniciaban cargas de destrucción masiva contra mi país -el de la transición- desde el nacionalismo y desde el post-comunismo puesto a hacer caja. Escribí alguna reseña del Festival de Otoño de la que estoy orgulloso… como la de Angélica Liddell pero ni se si se puede encontrar en Internet y entrevistas interesantes coo a Helga de Alvear, a la Duquesa de Alba, Annie Leibovitz, Peter Beard, Carmen Giménez… tantos. Todas en Yo Dona, ese lugar desde donde se iba reconstruyendo bajo la batuta de Charo Izquierdo y el frenazo de la insoportable levedad mediocre de Miguel Mellado, el taimado. Yo ageno siempre al poder, abusando de Charo, y jugando a enfant terrible. Por fin, con prácticamente todos los amigos colocados en el sistema -El País, el Mundo, Cine, Teatro- el sistema ya me escupió. Tenía la insoportable peligrosidad de la incapacidad para la mentira en mi profesión periodística y en mi -lo que sea- literaria. Y aquí estoy, en esta esquina de Tossa, aparcado, casi muerto tantas veces, pero vivo. Y muy vivo. Pero tengo que respetar mi tiempo “ungratfull, YOU call me ungratefull -dice Nichole Kidman/Wolf en la escena estación- Mi life has being stollen from me! I live a life I have not wish to live an YOU calll me ungratefull. Madrid, es una bruma. Barcelona nunca lo fue. Nueva York, un rescoldo. Hanna, no cierro nada, pobrecito, no cierro nada, creo -es una opinión personal- que el escritor tiene muy poco derecho a la privacidad. Tengo dos obras de teatro escritas. -La Caja Azul- Sobre una mujer que nos cuenta sus desencuentros amorosos mientras los vemos y vemos que lo que cuenta no es “exactamente” lo que pasó. Difícil de leer o representar, porque hoy creo que es difícil escribir una obra en la que la escenografía y todos los elementos no formen parte del conjunto, de forma que lo que pasa pasa en el texto y en lo que vemos, y así no entendemos por lo que se dice, sino por lo que se dice y pasa. La otra se llama “Mercado Inmobiliario”, ya un chiste, está escrito no después del estallido de la burbuja sino antes, periodo Zapatero y la economía de la Champion League. Es una obra que reivindica los sentimientos -no el comunismo- frente al capitalismo. No me avergüenza. Hice también un mediocre corto de MEDIA HORA, rodado esencialmente en León, Madrid y todo el románico que pudiera encontrar por el camino. España es un gran decorado. Estrené en el Comercial, con un lleno absoluto, se que vino un subidrector de El país que creo que fue luego un director. Y otras personas. Al estreno de Mercado -que me co-producía Devota & Lomba- Modesto… amigo desde mi amistad con Luís. Vasco recio. Vino hasta la presidenta. Reseña en El País -agradecimiento for ever a pesar de desencuentro posteriores, no soy 15-M, supong qu emi culpa- Agosto. Al dia siguiente 8 personas en el teatro. Sudor frío. Y saber que había pedido mi cada que había construido con mis propias manos y unos búlgaros a los que sí Hanna, pagué en negro, pero no era consciente. Acordamos un precio y lo pagué. Era demasiado joven. De aquella aventura me queda Iliya, uno de “mis obreros” que acabo durmiendo en mi casa como yo dormía en otras obras, masticando el polvo que te hace estar vivo. Cuando acabábamos agotados de la faena y le preguntaba “pizza o Kebab?” Me decía siempre encogiéndose de hombros “gasolina”. Me habló poco del comunismo. Salvo de las fábricas de plomo que le habían dejado sin dientes. Vivía en una roulote, y no tenía gafas ni teléfono. Hoy es uno de mis mejores amigos. Su descripción más fiel del comunismo tiene que ve con la compra de una televisión que se encargaba para que la fabricaran, y esperar años a que te llegara tras la repartición a los camaraden del partido. Pero esto es anecdótico. Un día me lo llevé a la Zarzuela a ver a Pina Bash Creo… o a Nacho Duato… no recuerdo… le daba cosa manchar el terciopelo con su ropa siempre con restos de algún cemento. Como la mía. A la mierda, el teatro es proletario ¿no? Le vi llorar. “Nunca vi esto en mi país” sabía que existía. No fue la única vez que fuimos. Hoy es uno de esos pilares en los que me apoyo en los peores momentos, sabe más que el mundo, podría ser Ucraniano. Trabaja, tiene nómina y vive. Ha tenido una nieta en Canadá y siempre está de bueno humor. Tenemos una amistad de otro tiempo. Jamás tuvo segunda agenda en mi amistad, ni yo la tuve en la suya. Es un genio trabajando. Y una inmensidad como persona. Hoy estoy en Tossa, votaré a Ciu porque se presenta la médico del pueblo -que es independentista, algo que me desgarra- pero primero están las personas y la candidata no tienen horas para las visitas a sus enfermos. Es capaz. Sacará la bandera de romper mi patria y rompernos a los españoles, y sabré que la voté. Ante la duda, la persona. Aunque me equivoque. En un libro que escribió Charles Churchward, uno de mis mejores amigos DE VERDAD, -ex director de vanity fair y de Vogue, que escribió una biografía -más de 200 entrevistas- sobre el fotógrafo Herb Ritts, hay una frase de uno de los entrevistados que dice más o menos “cuando era pequeño pensaba que mi familia no era normal. Ahora se que ¡nomal!, eso es lo raro”. Yo soy raro y no he encontrado un raro que se me parezca ni de lejos. Esa es mi maldición. La soledad. Pero acompañé un día a Pina Bauch a un taxi después de que hubiera bailado Café Muller en el Liceo… no la conocía, pero tengo esas cosas como de antes, y no dejo ir sóla a un taxi a una mujer. Menos a ESA mujer. Entonces me dí cuenta de que casi no podía andar, pero venía de bailar. La vida me dio momentos como ese, y otros muchos. Así que… Bueno, como esto está escrito del tirón y NO CORRIJO, perdóname, tengo hoy el corazón un poco roto, aquí acabo. En Patrulla y en vosotros encontré por primera vez en mi vida una sombra de compañía. Agluien-es que aceptaban mi locura. No que aceptarán que fuera maricón- que no tiene mérito porque que está de moda- sino que aceptaran que fuera católico, o que no fuera de izquierda pura y dura -claro que defiendo a muerte el estado de bienestar-. O que no estuviera en la manteca. Peor aún, que fuera tan imbécil -como dice Max a D. Latino, cuando este dice que hay mucho de teatro en el grito de la mujer que soporta en sus brazos, el hijo muerto en una refriega 15M cualquiera-, que ni siquiera me existía manteca. Aquí me reconocí, honestidad, sintonía y magisterio. Tres grandes ausentes en mi vida. Pobrecito, Hanna… habrá blog. Pero mi salud necesita su tiempo. La crueldad del sistema conmingo -un don nadie- ha sido terrible. El sistema, claro, son los Aberto San Juan -que no reciben subvención pero coproducen, mira tú con el Grec, creo que es el Grec-, Antonia SanJuan, tan descarnada… haciendo tanto dinero negando no su presente que no lo niega, sino su pasado, en mentira pública y publicada por periodistas bastardos. Los Gas, Los Pérez de La Fuente. Haro Tecglen, escribió, de Mercado una crítica impresionante “conviene que siga estrenando porque es inteligente y sabe”, y firmó mi epitafio. Pero escribiré. Un blog-columna, un blog-quizá el mismo sobre las manipulaciones indisimuladas de los medios de comunicación… un nada, una de esas cosas de cada día donde hay un titular que no encuentras luego en el texto sino todo lo contario, siento no tener ni el nivel, ni los contactos, ni el conocimiento, ni la capacidad de trabajo de la Sargento, para hacer algo similar en un mundo que creo más importante porque al fin todo es Mass Media… incluyendo el mundo editorial. Y escribiré -o no- mis tres libros. “El Proyecto” -la verdadera historia de porque no se estudia la historia de España -Colombia, Mexico, Perú, etc- en las escuelas. “El Guardian del Jardín, la historia de un chapeo jardinero que identifica a cada persona con un árbol y sabe si necesitan sombra, distancia, riego, poda-. Y, “La vida inteligible” un intento autobiográfico de la búsqueda de la mismedad a cuatro manos en un intento de aplicar Ortega a la novela tal y como él pidió pues “sólo la novela puede ser la verdadera forma de “hacer filosofía”. Demasiado para que nada sea viable. Pero son libros que están conmigo cada día. Y son una buena compañía. Ya. Un beso enorme. Uno puede encontrar mucha amistad en los extraños. Yo la encontré. Solo no he estado de acuedo con la sargento -bueno y con Orwel- en una cosa, eso de que el periodismo es eso que alguien no quiere que cuentes. El periodismo es contar aquello que es relevante para el lector, que sea cómodo in incómodo es anecdótico. Aunque, eso sí, una anectota inmensamente relevante. Pero de ahí a confundir…. Besos tristes. Aún no estoy recuperado, pero como me gusta respetar, ni una sóla palabra a la Sargento. Salvo, ya digo, gracias. Sus razones tendrá, o no le sale del coño seguir y tiene todo el derecho.

  38. “sinónimos” – SEUDÓNIMOS. Lapsus linguae. primero.

  39. Angel no me des ideas, no me des ideas… que como damnificado del ejército “supuestamente” vencedor, A ver, ¿Cómo sabemos que la web no ha sido “jaqueada” -mi jaaaaaca galopa por…, perdón, me he dado a alas bebidas espirituosas ante las últimas noticias del alto mando -… jaqfcqueada, decía, por la conexión china en Venezuela para poner el centro editorial del “castellano” en la zona comercial-comunista que se instalará en la monada esa de canal que van a hacer atravesando el lago Nicaragua? Que alguien que sepa como, ponga una foto de Williams Chase o de Martin Millers o, en su defecto incluso de Hendricks -Hanna, como verás impecable ortografía del republicano en tu honor diccionario Copy&Paste-, y si no da señales de vida… será la prueba i-rre-fu-ta-ble de que la momia de Mao ha resucitado y los 1.500 millones de chinos, se van a gastar 1.000 para tomar Gibraltar… y todo lo que hay por el camino via los Urales y han comenzado por el secuestro previo de la Sargento. He hecho un ejercicio de brevedad sin precedentes como es obvio… o liberan a la Sargento… o da señales de vida i-rre-fu-ta-bles, o me tendré que proponer… extenderme un pelín más. Y todos nos entendemos. Snif. Knoc, knoc, Sargent? are you ok?

    • julian bluff dijo:

      Tu triunfo es tu soledad, Nicanor. Como bien sabes.

      Cuando estés deprimido, milagros aparte -que los hay ¿cómo no iba a haberlos?- piensa que quien estuviese a tu lado iba a terminar renegando de ti. Le pasó a Cristo. Le ha pasado a la Maggie con la Samantha 😉 ¿Cómo no iba a suceder contigo? ¿Acaso te crees mejor que ellos (como decía aquel anuncio de nuestra juventud perdida)?

      Tossa. Solo. Pasear solo junto a la playa. Oír romper las olas del mar. Solo. No se me ocurre, discúlpame que te lo diga, nada mejor que eso. O mucho mejor que eso ¿Tal vez Honfleur? ¿Tal vez Venecia? Quizás…

      ¡Un enorme abrazo!

  40. Hombre, franplan… “el blog continuará abierto y vigilaremos en la sombra”. Creo que la autoridad tácitamente nos mantiene en la retaguardia. No es que sirvamos de nada si ya no hay guerra, ni siquiera entendamos las condiciones de paz, o, si han sido decididas bajo algún tipo de “presión” por parte del enemigo. ¿Y si la sargento está llevando un mono naranja? Yo llevaba tiempo preocupado porque se había ralentizado el ritmo de los post. Una latencia inquietante en el bosque del frente. Silencio ¿porqué? Es una orden o un aviso?

  41. FranPaco dijo:

    Estimado Nicanor, no te preocupes tanto por la Sargento. Yo me la figuro en un nuevo e imprevisible –teniendo en cuenta su edad- trabajo, tal vez mediático, habida cuenta de que no sabemos a ciencia cierta quien es pero sí su vocación comunicativa a tenor de su labor en esta bitácora. Naturalmente que la gran mayoría de los avances en la vida se deben al egoísmo, al amor propio, al interés de cada cual en progresar y, por ende, esa ambición desmedida, a veces enfermiza por el bienestar particular, impulsa también al resto de la humanidad, si es que el susodicho no es un friki satisfecho con asombrar a los enlatados mientras que él equilibra unas cuantas naranjas bailongas en un semáforo.
    Figurémonos –por poner un ejemplo al azar- que la sargento ha conseguido contratar para participar en las tan politizadas tertulias de hoy en día. Si esto fuera así ¿acaso no habría de volver después del … ¿que día era? ¿23, 24, una vez celebrada la farsa? No sería entonces probable que sus agudos, pese a televisivos, comentarios vayan resultando cada vez más aguados, inexplicablemente romos, descorazonadoramente prescindibles que antes de resolverse la incógnita electoral?
    Muy probablemente las ansias de justicia, ecuanimidad y equilibrio que la sargento siempre buscó con este blog, se debieron a la indiferencia por parte de los mandamases editoriales hacia unas obras indebidamente apreciadas, injustamente preteridas en cajones abiertos de par en par a quienes quisieran ¡hay, que no hubo, que no hubo! gozarlas y, dado que las obras se alimentan primero de la urgencia por desembarazarse de la maldita penumbra y ese afán por destacar puede multiplicar los esfuerzos, también una eventual popularidad puede refrenar las ansias de revancha. Si todo esto fuera así, ¿atesorará la sargento, una vez expuesta y gozada en cuerpo y verbo por la audiencia, de suficiente hiel como para volver a su puesto de francotiradora senil?

  42. Hola FranPaco, son las 5:03 de la mañana y estoy de guardia. Dormir no es una opción. Le voy a quitar literatura a la cosa, porque me parece seria. Obviamente, las condiciones del “armisticio” citadas no tienen ni pies ni cabeza. Nadie de los implicados las va a cumplir. Ergo -perdona Hanna- un post de la Sargento está al caer. Te noto cabreado y no se si es cabreado-dolido o cabreado-cínico (ningún interés en ofender, al contrario.) La verdad es que uno sólo puede hablar por uno mismo y, sin duda, tu perspectiva -que es tan real como la mía-. Yo he jugado a cínico, a deslenguado, a gracioso -con ningún éxito sea dicho de paso-, a sofisticado -en su variante patética- y a muchas otras cosas. Pero siempre he ido en serio. Quiero decir que siempre me he creído el blog, la guerra, y las batallas. Nunca he visto asomo de “egos” porque el exceso de Ego, lleva a la pereza, y siempre ha habido en esta publicación gratuita, demasiado trabajo, como para ir de nada más que de verdad. Es como yo lo veo. Mi perspectiva. Visto desde otra, podrá parecer, inocente, pueril. No lo es desde mi torreón pelado. (Mierda con la puta lirica, creo que de periodista ya no me queda nada sino se decir las 5W sin florituras.) Yo soy tropa, tropa. Inculto hasta decir basta y torpe. Pero a mí está guerra me ha servido de mucho e, incluso, creo haberla sobrevivido. He aprendido sobre todo rigor y periodismo. Hace dos días escribía Estrella de Diego, sin ir más lejos, una estupidez de proporciones siderales sobre Marina Abramovich (o cómo se escriba) confesándose que ya no se la creía y preguntándonos a los lectores nuestra opinión. Hombre, hija, si eres crítica, no me preguntes mi opinión, que si no me tienes que pagar parte de la pasta ¿no? La razón que daba -mayormente- (perdona que me ponga un poco Umbral), era la de su abuso del Botox. Uno pensaría que la Abra, se pone el Botox para seguir tirándose a varones más o menos jovenzuelos que le den una alegría a su coño. Teniendo pasta, esto es un poco una estupidez, porque siempre es mejor que nos quieran por el dinero, que se gestiona mejor, que por el cuerpo que siempre ha sido más de usar y tirar. Pero eso es cosa suya. Pero que una supuesta crítica -yo ya no me creo nada- y estudiosa de la cosa del arte, deje de creer en una artista porque se pone Botox, y lo cuente en la “cosa” Babelia en la “cosa” El País, pues es un poco doloroso. No. Yo encontré aquí un remanso del aire que me faltaba, que no era el de la literatura, sino el del periodismo. Claro que he intentado varias veces suicidarme viendo el “erial” patrio-periodístico, pero la Patrulla fue parte de mi curación. Si encuentro un sólo alma pura, merece la pena vivir. Y la encontré. Peripatético. Y yo que voy a hacer. Pero “es”. Puede que sea sólo “1” soldado que se ha tragado lo de la guerra santa. Pero para mí, es el único que importa. He aprendido, me he estimulado -no en el sentido del propuesto por la fiesta de despedida del mando-, y me he sentido menos solo. Mi triunfo en la vida es no haberme sentido sólo en algún momento. Fuera de mi país y dentro de mi país. Han sido habas contadas, pero ahí están como un certificado de cordura in extremis. (I know Hanna, I know…) En fin, que estoy tristón, que entiendo que la Sargento & Company tengan cosas mejores que hacer, y que, repito, sigo dando las gracias a este rincón donde he encontrado un poco de cordura en un país que me parece… ¿Cómo era la palabrita? Ah, sí. Esperpento. Puro esperpento. (Escrito dos veces con x y corregido gracias a papa Bill Gates & Company.) Yo andaré por aquí… como Camus volviendo a Tipasa. ¿Se escribe así? Mi abuela se llamaba Palmira. Ayer sin ir más lejos tomaron la ciudad las bestias. Fíjate como me tomo de personal, esto de la guerra. Abrazo. Yo sigo alistado y no me pienso ir. Que me expulsen. Razones no les faltan.

  43. Aquí estoy de nuevo. Literario e insomne. Saludos a todos. Si no tenemos bombas atómicas informativas… de la autoridad… Podemos entretenernos. Lo escribí en mi FB, pero lo pego aquí. Siempre lo pueden borrar quienes observan en la sombra (o en las sombras, qué se yo.)

    Una vez más dormir no es una opción. Hay zumo de narcisos -¿te recuerdas Ana?- en el balcón y el frío penetra traidor por el resquicio de la ventana abierta. Afuera está la noche, como un cuervo que se va ya mismo. Amanecerá en minutos. Me da miedo escribir. No escribo bien últimamente. Espero que el monstruo no me haya abandonado como a Capote… aunque le dejara en condiciones de legarnos sus “Plegarias Atendidas”. ¿Dónde estoy? En un lugar ingrávido donde me cuesta sentir mi propio peso… esta insoportable levedad del ser. Quiero amanecer libros, y anochezco tareas de oficinista. Han cerrado, por armisticio, “Patrulla de Salvación”, y el suelo patrio huele a sequía en vísperas de las elecciones. Ya amanece. Aún no son siquiera las 6 de la madrugada. Imagino que aún riela en el mar la luna. ¿O no habrá luna en esta noche negra como la pez? Entre los árboles más jóvenes del bosque, las alimañas y los mirlos, hacen planes de futuro y se despiertan los juegos florales y hormonales de una primavera rara. Con el verano, viene el trabajo a la costa. Y alguna barca, aún sale a pescar, mientras se tiñen de crema sangre, las blancas fachadas del pueblo que miraba al mar. La otra noche, que fue otra noche más canalla y menos prolongada, comí (mos) unas albóndigas de aquí. De las que llevan chocolate en la salsa, como cuando el Mediterráneo llegaba hasta Cuba y uno no dudaba entonces de que el Papa de la ternura pudiera vestir beige, crema o color gamuza, como las casas de Tossa que poco a poco va dejando de ser ese pueblo azul, verde y blanco al que llegué hace ya 10 años. ¿Tantos? Madrid, ¿me faltas ya tantos años? Amanece, un amanecer aun blanquecino y tristón. Poco a poco va apareciendo la calle, las cosas que guardó la luz al irse. Yo creó que será un día dorado y que brillará el Sol. Voy a cerrar la ventana y asegurarme que no hay ningún ángel caído en la terraza. Son tiempos raros, y hay que ponerse a la faena, dejarse de ángeles, regar las plantas, preparar el desayuno y atisbar, a lo lejos, la melancolía del amanecer. Un día más en Tossa. Una noche menos.

  44. Hanna dijo:

    Nic, amor meu, un par de observaciones: una, tu sintaxis mejora sensiblemente durante las guardias obligadas de la madrugada, tal vez incluida la noche; dos, no vuelvas a intentar suicidarte, no me enteraré y no podré correr a arrullarte, con lo que no sería raro que alguna vez, coquetea que te coquetea, lo fueras a conseguir, y ninguno de nosotros andamos para más coñas peteneras que las que tenemos, así que, sencillamente, apriétate los machos y aguanta como hacemos todos, cabrón. Y no me mentes tanto pidiéndome perdón, porque soy muy dura de roer, solo lograrás, como mucho, que te escriba, pero eso sí, en cuanto el tiempo me dure algo más. Por cierto, la sugerencia de FranPaco respecto a qué podría estar haciendo la patrulla en este tiempo de silencio tiene una pinta excelente. Seamos buenos, pues, tengamos paciencia y, en pasando el domingo, sabremos a qué atenernos y qué hacer. Te beso los fríos amaneceres, justo ahí.

  45. Hanna! Gracias por tu pronta respuesta. Te mento pidiéndote perdón como juego de complicidades. En general por los latinajos. Te haré caso, me ato los machos y quedo a la espera de noticias. Llegue tarde a la Patrulla y no he sido todo lo disciplinado que debiera y, por eso, quizá, me falte algo de información. También está el tema de mi carencia total de interés real por los entresijos literarios -o periodísticos que me toca-ba más-. Salvo el “hijismo” que está por todos lados; apunta a una deslumbrante figura de la cosa comunicativa, y te sale un padre-madre detrás, “transicionando” en el chou business: “Money, money, money….”. Me pone más la literatura que el mundo editorial y el periodismo que las cañerías, las bombas propulsoras o, las cucañas que diría el Sr. Morán. Por eso no me quejo -creo-. Nunca he querido ni tenido la intención-capacidad para jugar el gran juego de los intereses. Wolf lo llamó exquisitamente “The right stuff” -una mezcla de cojones y estómago en Español, diría yo-. Ok. Paso al mundo de la sombra. Expectante. Los amaneceres fríos significan que estás vivo, lobo solitario en un bosque equivocado, pero que hay manada en otros bosques que no tocaron. Así que gracias por los besos y el calor. Y como queda cursi que te cagas, añado que me importa una mierda. Hace tiempo que aprendí que prefiero la ternura al cinismo. Their problem.

Los comentarios están cerrados.