“QUÈ LEER” NOS TOCA LA CUERDA

-Margaret, no te hagas la víctima.

-Mira guapa, ¡no hay derecho! Cuarenta años trabajando como una negra para acabar así. Ya no puedo más. Si no era suficiente tener que tragarme las “novelas” de la Zambrapronolmos, ahora me toca engullir la revista esta entera.

-No será para tanto.

-Te voy a decir una cosa: vamos a tener que organizar de nuevo el reparto de tareas en este cuartel. Soy la sargento, pero me toca siempre lo más desagradable: pasar los baños, leer joven narrativa en castellano y, ahora, el Qué Leer. Me habéis tomado por tonta, ¿o qué?

Revista QUÉ LEER. Número170. MC EDICIONES. Director: Antonio G. Iturbe. Redactor Jefe: Milo J. Krmpotic.

1.- Copia Certificada

Comenzamos con un artículo de opinión de Pablo Muñoz (Pág. 4) sobre el escándalo Fernández Mallo/María Kodama. Después de leído (dos veces) acabo concluyendo que no dice nada, y que, claro, no aporta absolutamente nada a la polémica. El señor Muñoz no toma partido y pretende dar la razón a las dos partes. Querer hacer eso en 300 palabras es ingenuo. Además, la mala redacción. Un ejemplo:

Pero ¿es legalmente ilegal no pedir permiso para reproducir una obra con derechos de autor todavía vigentes? Lo es. Otro asunto peliagudo está también en la defensa con la cita (constante) de obras audiovisuales que usan el remake como forma validada. No es del todo correcto. El  remake no es un procedimiento.  Es una forma industrial: los guiones son propiedad de algún estudio y sus creadores son acreditados y compensados.

Utilizando el mismo estilo: ¿Será el señor Pablo Muñoz conscientemente inconsciente de lo que vomita por su pluma? Creo que no. O sí. No sé.

Milo, cariño, hay que corregir los textos, aunque sea un poquito.

2.- Derroche de tinteros. (Reseñas).

A) Alberto Olmos reseña Los días más felices de Rodrigo Hasbun (Duomo 2011) que no hemos leído. Y nos ocurre que después de leída la reseña no sabemos si deberíamos leerlo o no.

Olmos da cuatro tinteros (el máximo es cinco) basándose en un único argumento: Hasbun no está de acuerdo, Hasbun es rarito.

Alguien que no está de acuerdo, que se queja, que no comparece o que se aparta de los demás es siempre alguien que tiene mucho que decir.

Estoy del malditismo hasta los mismísimos ovarios. Además, la editorial Duomo se llevó a Olmos de viaje a EEUU cuando lo seleccionó para los Granta en español. Lo digo solo por aportar datos que permitan al lector un juicio mas fundamentado.

B)  Elvira Navarro, que estaba ella jacarandosa aquel día, otorga cinco tinteros a Setenta acrílico treinta lana de Viola di Grado, (Alpha Decay, 2011). Este, sí lo hemos leído.

Lo mejor de la “reseña” de Navarro: (Entre corchetes y negrita mis comentarios)

Viola di Grado es una escritora prodigio y tendríamos que echar mano del tópico que dice que los poetas se destetan antes que los narradores [¿qué tópico?] [¿se refiere a Luna & cia.] (la escritura de diGrado despliega un lirismo apabullante y luminoso que, con la facilidad con que se origina, recuerda a Virginia Woolf) [Elvira: ¿tú vuelves a leer lo que escribes? ¿A la Woolf? Dios santo.]

(…)

No obstante lo dicho, en la radical honestidad y en la ironía cervantina con que estas tramas son tratadas, la autora vuelve a mostrar su madurez y su, repitamos hasta hartarnos, genialidad. [Como vuelvas a utilizar, Elvirita, el adjetivo “cervantina”, voy y te lavo la boca con jabón Lagarto]

C) Antoni Gual reseña La Torre de Uwe Tellkamp (Anagrama, 2011) y parece, por lo que escribe, que no le ha gustado nada de nada. Aún así le otorga tres tinteros:

Costoso a la hora de avanzar en su trama. Trama, por cierto, tan difusa y tenue que queda completamente eclipsada por el enorme aparato textual [son 896 págs.] que, en todo momento la atenaza…no logra asentar un equilibrio entre lo que nos intenta contar y la forma en que lo hace…..uno no alcanza a palpar la atmosfera funesta de aquella época….Pero que en casi 900 páginas no aparezca ni por asomo Honecker, el presidente del país, y haya muy pocas referencias, casi ninguna, a la temible policía política, la Stasi, parece incongruente.

El tiempo, y todo lo que con él se despliega, discurre de una manera tan mórbida y lenta que puede exasperar al lector más predispuesto.

Así es toda la reseña. Solo hay una frase elogiosa: “el autor tiene lo que se suele decir madera de escritor”. Pero no dice en que basa dicha afirmación.

Entonces: ¿Por qué tres tinteros? Posibles respuestas:

-El señor Gual no terminó el libro, “exasperado”, y no se atreve a ponerlo a parir. Mejor me quedo en el medio (3 tinteros), ni frio ni calor, todos contentos. Si lo ha editado Anagrama, por algo será. Pero yo ya no pierdo más el tiempo con este ladrillo.

– Lo ha leído hasta el final pero: no puedo destrozar un libro de editorial Anagrama. No me llamarían más.

– Gual metió la nota más baja (el tintero derramado), pero Iturbe o Krmpotic lo sacaron del infierno. Nos meten publicidad (pág. 7) y no están los tiempos como para andarse con tonterías.

3.- Una cosa buena: El artículo de Iturbe sobre Caballo de Troya de J.J. Benitez.

 

-Margaret, y ¿qué me dices de la entrevista con Javier Moro, el nuevo y flamante premio Planeta, con esos ojos que tiene que quitan el sentido?

-Pues, huy,  que me ha encantado. Momento estelar: cuando dice, sobre “su gran boom editorial” Pasión India, lo siguiente:

Decidió meterse en la piel de Anita Delgado, congeniar con ella, siendo fiel a la documentación y a la historia de su personaje. Una mezcla que funcionó. “Fue increíble. Conseguí tocar una cuerda de las mujeres lectoras y fue un éxito”.

-¿Sabes lo que te digo? Pues que me voy a la calle a comprarme el libro de Moro, a ver si me toca la cuerda a mí, que hace mucho que nadie me la toca y…

Aclaración: Las negritas son mías.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

30 respuestas a “QUÈ LEER” NOS TOCA LA CUERDA

  1. Pingback: Más de lo mismo

  2. “Estoy del malditismo hasta los mismísimos ovarios” Como el Dylan de quien tomó el verso para el título de su última novela….(que no lo será…pero con el tema de repasar la historia de un padre que es culpable de la muerte de quien sí se mojó…no sé, ni alcanzó a imaginar qué nos deparará la próxima novela del IN -pronunciable)….Por cierto ni Olmos ni el antes sugerido, son críticos, y sirva de ejemplo esto cuanto sigue

    Calvo Serraller, ejerce de ello en la sección digamos de las Bellas Artes… ejem ejem, de Babelia, pero que sepamos en su vida ha tomado un pincel, no ha montado una performance o ha hecho un videomontaje o instalación conceptualista, ello, no obstante ni le impide ser Curator, Comisario y Crítico. AH! Y durante cien días, como en una película de Almodóvar, “sobre lo poco que dura el amor mientras seca el barniz” Director del Museo del Prado. ( ….por eso a lo mejor dice lo que dice sobre tamañas tonterías a las que se ve obligado a reseñar…Lo cual tampoco es disculpa.)

    Saludos…Con permiso y gratitud… de quienes ellos ya saben, para vuesas mercedes, si pudiera tiraría de la cuerda yo mismo, pero como esto es CASABLANCA, el avión las espera. Hacia la Gloria. Y más allá, que por poppy no será.

  3. Estimada Sargento,
    1. Todos los textos son objeto de una doble corrección. Ojalá dispusiéramos de tiempo y personal especializado para realizar una tercera y una cuarta y… Sus negritas en el texto de Pablo Muñoz, por otro lado, fueron entendidas como elementos propios del estilo del autor, y como tales fueron respetados.
    2. Ni Antonio Iturbe ni yo retocamos la elección de tinteros por parte de los reseñistas. En caso de que entendamos que no se adecuan a lo que describe el texto, preguntamos. Pero la decisión última corresponde al autor de la pieza. En la reseña de LA TORRE, concretamente, entendimos que a Antoni Gual el libro se le había hecho un tanto pesado pero que reconocía de ese modo, con el bien en la valoración, el talento literario del autor (su crítica de la crítica, discúlpeme el inciso, suele ser impermeable a ese tipo de ambigüedades, no necesariamente corruptas). Y quizá sea un error por mi parte, pero no supe que llevábamos publicidad de ese libro (o editorial) hasta ver las pruebas de imprenta, momento en que nuestro trabajo (redacción) y el del departamento comercial confluye por vez primera.
    3. Sobre las reseñas de Hasbún y Di Grado, anotamos que opina usted de forma diferente.
    Un saludo,

    • Estimado Milo:
      Una cosa es el estilo y otra lo que no se puede escribir y menos publicar. No se puede decir “legalmente ilegal”. Se le consulta al autor, y si este dice que ese es su estilo, y no se baja de la burra, se le dice que, sintiéndolo mucho, no se le va a publicar el artículo porque la revista tiene un mínimo decoro y un máximo respeto por el castellano. Me gasté 3,20€ y la revista ha estado casi un mes al alcance de mis nietos. Rezo para que no hayan leído ese primer artículo. Están, algunos de ellos (mis nietos), aprendiendo a leer y a escribir. Podría admitir que esa (y otras expresiones) cupiesen en un artículo irónico al máximo, que jugase con las palabras y -bordeando lo correcto, y a veces, incluso, sobrepasándolo- se burlarse del escándalo de marras. Pero no es el caso. El artículo de Pablo es (aun sin los horrendos errores) de juzgado de guardia. Impublicable.
      Te respondo a ese inciso que, por supuesto, te disculpo: si un crítico, después de poner a caer de un burro un libro, quiere hacer una buena (o templada) valoración del mismo basándose en “el talento literario del escritor”, debería explicar (con un ejemplo de su prosa, se suele hacer) por qué entiende que el autor tiene talento. En esta reseña, a ese respecto, Gual solo dice 1) que el libro tiene “una indudable calidad” (al principio), 2) que Uwe Tellkamp tiene “madera de escritor”, lo que tratándose del cuarto libro del autor, se podría interpretar como un maligna ironía, y que 3) construir la torre (refiriéndose, y como crítica, al larguísimo libro) ha sido “una verdadera hazaña”. Ni rastro del estilo o de lo que piensa acerca de él el crítico ¿literario?
      Olmos y Elvira (¿”cervantina”? manda…) deberían –desde mi punto de vista, claro- meter los pies en un barreño de agua fría. Aclara las ideas. Te lo juro, pruébalo.
      Un saludo cordial aunque triste.
      La sargento Margaret

  4. Pues va a ser que se toman en serio sus quejas, My Sargent… Yo, de alguno me pondría las barbas a remojar…Esto para los que creen que “esto” es sólo un blog cualquiera, queda manifiesto qué quien no responde es por que no tiene lo que la naturaleza, en este caso moral, no les alcanza….VALOR, pero el que calla, OTORGA.
    Como siempre, no puedo callarme a mi vez, ni debajo del H2O, no puedo poner superíndice.
    Salud.

  5. Me, and you... dijo:

    El lenguaje se puede transgredir conscientemente, aunque a los “puretas” les duela.

    • Me gusto eso, amigo Me & You.
      A toro pasado, siempre podrá decir el transgresor: Era consciente de lo que estaba haciendo, lo hice de propósito. Como los niños (no lo hice “a posta”, mama) pero al revés.
      Me gustó. Lo pienso utilizar para cuando -con toda razón- me recriminan que a menudo, en este blog, se nos olvida poner algunos acentos.
      Por ejemplo: no puse acento en la palabra “árbol”, pero lo hice con intenciones estilísticas.
      va tío, “leave me alone”, que ya eres mayorcito.
      La sargento M.

  6. Diego dijo:

    La transgresión debe tener una finalidad. Si no se consigue, es un error, un fiasco. Yo he visto a un cojo con muletas jugar al fútbol. Si el cojo intenta chutar con la pierna que le falta no estaría transgrediendo conscientemente, sino errando.

    • Eso es, Diego. Y en ese sentido le respondo a Milo Krmpotic. Si con eso de “legalmente ilegal” y otras barrabasadas, estuviera consiguiedo redondear una ironía que dejara en evidencia algo denunciado por el articulo, pues vale. Pero es que el articulito hay que leerlo. Se las trae. Echa un ojo a la página 4. Te vas a reir. No lo leas una segunda vez. No sacaras nada más.
      Un saludo

      • Me, and you... dijo:

        Bueno, la finalidad consciente en ese caso, en lugar de chutar, podría ser hacer reír; propósito que se conseguiría con el ejemplo citado por Diego. Voy más lejos, aunque la finalidad “consciente” fuese “chutar el balón”, si hace reír, la transgresión tendría un sentido involuntario, y por otra parte, posiblemente mejor que el previsto inicialmente. Igual que Fleming descubrió la penicilina accidentalmente (incluso se podría argumentar: por no cumplir “adecuadamente” su trabajo), pueden surgir estilos, figuras literarias, obras, etc. que además de transgredir sean geniales.

        Que tampoco estoy diciendo que sea el caso.

  7. Preocupín dijo:

    Como no soy lectora, sino lector, y a nosostros no nos ha tocado la cuerda, nos abstendremos de comprar otro premio Planeta más (van tantos…). Por otro lado, que un Planeta o una revista literaria como Qué Leer sean meros entretenimientos comerciales sin mayor ambición no debería sorprendernos a estas alturas, aunque comprendo que mi posición es más fácil porque no soy de la Patrulla y no tengo la alta responsabilidad de salvar la literatura de este país (cómo puede con ese peso, Sargento, le supongo una energía sobrehumana). Los que lo compran (compramos, yo a veces pico), en su mayoría, saben qué compran, y no otorgan a los tinteros más valor que al top ten de los 40 principales. Eso sí, reconozcamos que, a veces, es entretenido -también en Bobelia, El Cortural…- ver cómo hace alguien para no criticar en exceso algo que merece ser destrozado. Ver cómo asoma la opinión (qué puta mierda de libro, qué pena, qué atraco al comprador) por debajo de los paños calientes, de la cortesía que asegura el pan, el bienquedismo. El día que un mal libro sea realmente criticado en cualquier medio de difusión masiva empezaré a creer en el premio Planeta y los reyes Magos. Así, por ese orden.

  8. http://www.premioqlvw.es/bases/

    “La temática es libre, pero Volkswagen, ya sea a través de la marca o con alguno de sus modelos (históricos o actuales), debe tener una presencia significativa dentro de la trama. En cualquier caso, el guión no deberá perjudicar la imagen de Volkswagen y/o Qué Leer. El ideario de este premio defiende valores como la amistad, el optimismo y la sostenibilidad por lo que se tendrá en mejor consideración la obras que ayuden a transmitir estos valores y aporten una mirada positiva.”

    Me ha dado por visitar la web de Qué Leer.
    No he visto la firma de Stalin debajo de las base del concurso… No obstante se debe leer con Egoglass:
    “Todos sabemos que Volkswagen y/o Qué Leer.son reconocidísimas marcas que se caracterizan por sostener la amistad pagando generosamente a sus empleados, que sus coches mantienen la sostenibilidad porque usan agua como combustible, hacen un canto al optimismo antropológico, si bien se basa en la creencia de que si no conduces un Volkswagen, o Audi, y no lees los libros aconsejados por los tinteros de Qué Leer no alcanzarás el optimismo necesario para ser publicado y llevarte la parte que Hacienda te deje de los diez mil euros del premio…” Pero “lo peor no son los autores”…Sino lo que ellos mismos dicen de sí:

    “Es la revista de libros con más lectores del país (según el E.G.M. y la O.J.D.). Su buena aceptación entre el público surge de una idea fundamental: si leer es una de las experiencias más emocionantes, imaginativas y ensoñadoras de la vida… ¿por qué la información sobre libros ha de ser farragosa, grave o aburrida? QUÉ LEER pretende informar de las novedades del mes, de los acontecimientos del mundo editorial y del universo de los escritores con estricto rigor y sentido de la actualidad, pero con estilo desenfadado y el objetivo final de contagiar la fascinación por la lectura.” Si es cierto, de que quejarse….Fdo: Stalin, este año ganaré bajo el pseudónimo de Soselo…
    Sin mas…

    • Anda devaluado, Stalin, por lo que veo…
      No tanto este personaje: http://3.bp.blogspot.com/_psUg7aC-dX0/TJjaEX4n82I/AAAAAAAABTc/0htczXMjefY/s1600/MaloErase_03.jpg
      “Sargento, Sargento, mire… ¡yo también me sé meter con ellos!”
      (Palmaditas en la espalda, abandonamos el escenario encogiéndonos de hombros.)

      • Daniel Nehmovich dijo:

        Hombre, Milo (perdona que te tutee así, sin conocernos), es cierto que en el ataque puede apreciarse un poco de saña, y que no resultaba muy pertinente. Pero no negarás que la historia esta de la multinacional patrocinando premios de literatura suena un pelín distópica… Se ve por todas partes, bien es verdad, y quizás por eso el ataque a tu revista no resulte apropiado. Más bien habría que analizar el panorama en su integridad y luego quejarse de todas y cada una de las revistas, pero no disparar primero contra una publicación concreta que, simplemente, hace lo que todas. A mí, personalmente, me parece criticable esta sumisión de la literatura a los intereses comerciales de una oligarquía, y me agrada tan poco como el rumbo de la mayor parte de las publicaciones actuales sobre letras, todo hay que decirlo.

        Un saludo.

      • Muy buenas. Soy el Enclenque, personaje de la fotografía del enlace que tan amablemente el Señor Milo J. Krmpotic’ , nos ha dejado, por respuesta. Por cierto la serie Érase una vez el Hombre, con su música inicial basada en lo que llamamos cariñosamente septimino de La sonata n.20 Op. 49 n.2
        y el movimiento es el tempo di minuetto. http://www.youtube.com/watch?v=hEgEOaWsaG8&feature=related, puede ser considerada al día de hoy como algo excepcional en televisión para “niños”.
        Si he mentido en algo, no dude en demandarme. Si le ofendido, no es que no fuera esa mi intención, es que a veces la verdad duele. Cuando leí las bases, conste que yo hace mucho que no compro su revista…Me vino a la memoria las penalidades de Dmitri Dmítrievich Shostakóvich, “Sus composiciones fueron prohibidas (…) fue condenado por “desviaciones formalistas”, esto en la Wiki, que no es tan difícil de encontrar, ¿Pero por Quién? Pues por Stalin… Perdón, porque mis referencias sean estas y no otras, como la purga Benito. Y “devaluado” es como poco un insulto al espíritu de sus victimas, ¿no cree, Señor Milo?

        “Sargento, Sargento, mire… ¡yo también me sé meter con ellos!”, Por favor sea más conciso, no como las reseñas de sus “lo que sean”. ¿Con quien, sabe meterse…conmigo?, No lo creo, no soy nadie y si tuviera un mínimo de decoro me hubiera contestado en mi blog, que para algo está, digo yo, y por ello dejo mi nombre y apellidos. Pero presta más renombre & publicity hacerlo aquí. Sólo una pregunta, ¿Hubiera ganado Olmos ese premio alguna vez, y sin embargo es uno de sus “reseñistas”, qué opina de esta dicotomía el Director de directores de la tal marca de vehículos…? A lo mejor ni sabe quien es Olmos ni las perlas de coral, que por su teclado salen.
        Y donde dice Stalin, puede Usted poner Franco, y la lista de quienes han ahogado con su censura la alegría inherente de la Cultura.
        Este mes volveré a suspirar por Revista de Occidente, no puedo permitírmela, pero siempre la veo en los Kioskos, escondida, como si tuviera algo de que avergonzarse….Ella. tan pequeña e inmensa a la vez.

        Coda: Estimado Daniel, si hubiera habido “saña” en mi “ataque” tenga por seguro… que lo hubiera notado Usted y el Director en Alemania, o donde se encuentre el mandamás de citada marca… Con todo mi afecto para quien lo merezca:
        J.F. Cuadrado Martín.

    • Premiar sólo novelas con “mirada positiva” es una gilipuertez que desacredita.

  9. @ J.F. Cuadrado Martín – Le felicito por su empanada. Como no sé por dónde comenzar a comentarla, casi prefiero que se la coma usted solo.
    @ Daniel – Sin problemas por el tuteo, sólo faltaba. Y le juro que no veo esa “sumisión a los intereses comerciales de una oligarquía”. Le cuento. Aquí, Qué Leer, revista de libros. Allí, Volkswagen España, que podría hacer muchas cosas con su dinero y va y decide patrocinar un concurso literario. Por los motivos que sean, pero lo hace. Como resultado, cada año recibimos varios cientos de novelas. Y una de ella se lleva un interesante premio en metálico y es publicada junto a nuestra revista. Van cuatro autores que quizá hubieran publicado por otro lado, quizá no. Pero además tenga en cuenta lo que se genera alrededor del premio: cuando Murillo fue jurado, se prendó de una de las novelas finalistas y acabó publicándola en Los Libros del Lince. ¿Qué es lo único que piden? Pues que en las novelas no aparezca un Volkswagen que come niños y atropella ancianas. Tal y como yo, si monto un guateque, en principio solicitaré que no me roben la cubertería de plata ni metan mano a mi señora. Ni es una práctica estalinista (falta conciencia del estalinismo o vergüenza comparativa) ni veo la sumisión por ningún lado. Ya que lo de Volkswagen se limita al ámbito del premio, no tiene ninguna otra repercusión en la revista. Un saludo.

  10. Antonio dijo:

    Aparte de J. F. Cuadrado Martín y de Milo J. Krmpotic (que es redactor jefe de una revista con colaboradores que no dan para mucho pero que tiene una novela que está bastante bien), ¿quién se toma en serio los chistes de la Sargento?

  11. Buenos días! Sigo leyendo sus entradas, que a veces son hilarantes, divertidas…, creo que no solo a veces, siempre chispean de humor y sarcasmo, cosa que me gusta, y me hacen pasar un buen rato.
    Pero, siempre ha de haber un pero en la pitanza, os quiero hacer una sugerencia, no muy compleja: ¿Podéis hacer que los enlaces que vienen en vuestros textos se abran en una ventana nueva? La razón de mi sugerencia es que cuando abro uno de estos enlaces me voy de vuestra página, y luego me es más incómodo volver a ella. Es algo muy sencillo, en fin, solo es una sugerencia. Sigan con ese desparpajo.

    • Lo vamos a intentar, Avalon. No te prometo nada porque aquí, las 4 viejas informáticamente incultas, tenemos que pedir ayuda a alguno de nuestros nietos para cada martillazo que hay que dar a este ordenador.
      Un abrazo
      La sargento Margaret

  12. Ire dijo:

    Lo mejor es ver como de un tiempo a esta parte una serie de “iliteratos” pasan buena parte de su tiempo en blogs ajenos intentando apagar fuegos. Gritan, luego cabalgamos ¿Les suena de algo?

  13. Ire dijo:

    Sí, claro. Cuando todas las referencias que esgrimen algunos en sus críticas son rabiosamente contemporáneas sólo puede indicar un vacío literario preocupante.

    Saludos

    • Creía que era por mí, tal y como me ha tratado el tal milo…Gracias por responder. Y tienes razón, hay quien cree que todo comenzó con las Crónicas del Kronen… o cómo se llamara.. lo siento Sargento, pero a mi no me gustó…
      Saludos y gracias.

      • Jordi dijo:

        Pues el pedante Milo es @Cataloniawatch en twitter dónde descubre su personalidad y pasión: el linchamiento.

  14. alvysingstar dijo:

    Redundé, redundé hasta la paradoja. ¡Y pequé! Pero me lo he pasado bien con su chiste; no creo que la segunda objeción tenga mayor drama. ¡Reciban mi más cortés abrazo!

  15. Lobizonte dijo:

    ¿Os habéis metido con Pablo Muñoz? ¿Con Alvy Singer, el niño prodigio de la prensa cultural española? Sus vais a enterar. El Focoforo en pleno os va a hacer picadillo despectivo, empezando por su portaestandarte Vigalondo. Ya veréis, ya. Seguro que ya os están llamando marujas resabiadas, que ya dejan escribir a cualquiera.

  16. Los tinteros son los chupitos que se han cascado antes de escribir.

    Sobre Elvira Navarro: Radical honestidad, ironía cervantina, zurullo tremebundo…

Los comentarios están cerrados.