LA BIOGRAFÍA “DEFINITIVA” DE J.D. SALINGER. Una entrevista con su editora.

La biografía “The private war of J.D. Salinger” que publicará Seix Barral en España dará respuesta a todas estas preguntas, según la editora Elena Ramírez, quien tuvo acceso al texto en una cámara secreta de las oficinas de Simon & Shuster en Nueva York, la editorial que se hizo con la publicación del libro en Estados Unidos.

Este párrafo pertenece a Las zonas oscuras de J.D. Salinger salen a la luz en una biografía “definitiva”,  la noticia (aquí) con la que EL PAÍS se hace eco (más bien copia-pega) del comunicado de Seix Barral (Grupo Planeta) sobre la próxima publicación de una nueva biografía del escritor americano. Digo “copia-pega” porque aunque no conozco el comunicado, todos los medios que publican la noticia tienen, palabra más, coma menos, el mismo texto: La Vanguardia (aquí); EL MUNDO (aquí); ABC (aquí); RTVE (aquí).

La Patrulla no está de vacaciones. Nosotras no vamos a hacer lo mismo que todos los medios de comunicación, aquí hacemos periodismo del bueno. Ya saben ustedes que en Patrulla de Salvación nos dejamos la piel para investigar a fondo, para sacar la noticia de donde aparentemente no la hay. Nosotras, inasequibles al desaliento, vamos más allá. Periodismo sin límites.

Amárrense los machos. Hemos conseguido una entrevista -en exclusiva- con Elena Ramírez. La entrevista “definitiva”. Elena Ramírez, directora editorial de Seix Barral, ha abierto su corazón, su alma, su… ante los micrófonos de la sargento Margaret. Elena Ramírez vs. La sargento Margaret. El choque de dos monstruos de la comunicación. Una entrevista para la historia del periodismo mundial.

Las mejores entrevistas de los últimos 100 años (Nixon interviewed by Frost; Marlon Brando interviewed by Truman Capote; John Lennon interviewed by Jann S Wenner  o Bárcenas interviewed by Pedro J. Ramírez) se verán eclipsadas por el impresionante trabajo periodístico de la sargento y la abrumadora sinceridad de Elena Ramírez.

Aquí pueden leer gratis las partes más interesantes; las más desconcertantes; las más buenísimas, en definitiva. Para acceder a la entrevista completa (57.897 palabras) deben hacerse socios (AQUÍ)  –previo pago de 199,99€- de PATRU MÁS, nuestro kiosco digital. ¿Quiere conocer a Elena Ramírez en la intimidad? ¿Quieres saber quién sufre, ama, sueña, ríe y llora detrás de esa gran profesional? Abónese a PATRU MÁS.

La patrulla al filo de la noticia.

¡Preparados, listos, ya!

La sargento Margaret: Cuéntanos, Elena. ¿Cómo ha sido tu visita a las oficinas de la editorial americana Simon & Shuster en New York para conocer la nueva biografía de Salinger?

Elena Ramírez:  Me alegro de que me hagas esa pregunta, querida Margaret. Ha sido la experiencia más intensa de toda mi vida. Fíjate, aún me tiemblan las manos.

La sargento Margaret: Por favor detalla paso a paso tu aventura.

Elena Ramírez: Pues mira, chica, lo primero fue el juramento. Prometí ante notario que no revelaría a nadie, pero a nadie de nadie – ni a mi gato Ruiz-Zafón-,  el contenido de la nueva biografía de Salinger. Tuve que repetir mano en alto la misma fórmula que el resto de editores, los que hemos ganado los derechos en las diferentes lenguas.

La sargento Margaret: ¿Cuál era esa fórmula?

Elena Ramírez: Por ser tú, que conste. Era algo así como: “que se me caigan a trozos las orejas; que me quede calva, sorda y muda; que todos los escritores del mundo se rían de mí y me consideren menos inteligente que una lectora de Chick-Lit si pongo en conocimiento de persona, animal o cosa cualquier tipo de información referente a esta maravillosa biografía”. Algo así.

La sargento Margaret: ¿Y luego?

Elena Ramírez: Luego nos hicieron pasar a un cuarto oscuro. No veíamos absolutamente nada.

La sargento Margaret: ¿Nada de nada?

Elena Ramírez: Fíjate si estaba oscuro –y esto, por favor Margaret, “off the record”- que me tocaron el culo.

La sargento Margaret: ¿?

Elena Ramírez: Lo que oyes. Además a conciencia.

La sargento Margaret: Y ¿no hiciste nada?

Elena Ramírez: Solté un guantazo, claro. Pero como no veía nada, pues le di al aire.

La sargento Margaret: ¿Entonces?

Elena Ramírez: Entonces se hizo la luz al tiempo que comenzaron a sonar tambores y trompetas. Primero los tambores. Así, pausados, “BOM, BOM”, como si fuera una película de Tarzán. Y luego las trompetas, “TARARÍ, TARARÍ”, como cuando se anuncia en las películas de romanos la salida de los gladiadores.

La sargento Margaret: ¡Qué emocionante!

Elena Ramírez: No te lo puedes imaginar, Maggie. Los pelos se me pusieron de punta. Todos ellos. Si es que los americanos, cuando se ponen…

La sargento Margaret: Sigue, sigue…

Elena Ramírez: Pues en ese momento hizo aparición el presidente de la editorial americana para darnos la bienvenida -¡qué presencia, tú!-y hacernos ver que pertenecemos a un grupo –”una élite”, dijo- de privilegiados por el hecho de ser por el momento los únicos que íbamos a poder tocar y leer unas páginas –sólo unas pocas páginas- de un documento que desde ya se constituye en el acontecimiento editorial no del año, sino del siglo. Y para advertirnos una vez más de que quien rompiera el juramento, quien no mantuviera el secreto sobre el contenido, caería para siempre jamás en el infierno de los editores, que según él consiste en leer, sin descanso, toda la mierda que publicamos en nuestros respectivos grupos editoriales.

La sargento Margaret: En tu caso se trataría de los libros de autoayuda, ¿no? Lo digo porque para el próximo curso 2 de cada 3 novedades de Planeta son de ese género.

Elena Ramírez: Pues será eso. Por eso me vas a perdonar si no te cuento nada del libro, ¿verdad?

La sargento Margaret: Lo comprendo, lo comprendo. Oye, ¿Y la “cámara secreta”?

Elena Ramírez: Nunca había visto algo igual, tía. Tuvimos que entrar uno a uno. Primero te hacen pasar a una sala pequeña en la que te tienes que desnudar completamente. Ni las bragas te dejan. Para que no puedas pasar una micro cámara de video, ya sabes. O evitar que saques fotos con el móvil.

La sargento Margaret: Parece una película de James Bond.

Elena Ramírez: Una vez dentro te cierran la puerta, que es de hierro macizo y de 20 cm de grosor. No veas el ruido que hace ese pedazo de puerta al cerrarse. Te dan diez minutos, de reloj, para ver el libro.

La sargento Margaret: pero…

Elena Ramírez: No sabes, Maggie, la impresión que causa estar dentro de aquella “cámara secreta”. Ponte en mi lugar. Piensa que estás allí, desnuda y sola. Como llegaste al mundo. Tú y un gran libro. Nada más y nada menos. Y considera también que solo tú y 6 editores más de todo el mundo vais a tener el privilegio de vivir esa experiencia. Es uno de esos momentos en los que piensas que todos los sinsabores de esta profesión valen la pena. En ese instante me di cuenta de que yo había nacido para ser editora y que el mundo de las letras en castellano hubiera sido otro si yo no hubiera consagrado mi vida a la literatura. Mira cómo se me eriza el vello.

Algo Interesante: cuenta en twitter sobre el documental y la biografía; “SecretSalinger” (aquí).

ACTUALIZACIÓN a 31 de julio de 2013

En El Confidencial se han tomado la molestia y no hacen copia-pega (aquí)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en editores y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a LA BIOGRAFÍA “DEFINITIVA” DE J.D. SALINGER. Una entrevista con su editora.

  1. Antes de que tú lo contaras, yo lo había imaginado exactamente igual, Margaret. La cámara, las bragas, el desasosiego interior. Por si fuera poco he vuelto a leer El guardián entre el centeno, por aquello de ser uno de los pocos libros que ha marcado el siglo. En todo momento Holden Caulfield me ha vuelto a recordar al Burt Simpson más pendenciero, al más travieso, al más auténtico. Y Phoebels a Magie. Estoy seguro de que en cuanto se dé cuenta de la magnitud del acontecimiento, se levantará de la tumba para volver a esconderse. Si no, al tiempo. De todos modos, y como siempre se ha dicho, felicidades por el pograma, digo por la investigación. Esto va palante.

  2. “La cámara secreta de las oficinas de Simon & Shuster en Nueva York”. Ya veo el título -original donde los haya- “La cámara secreta”. Puede ser un thriller con sexo, claro. Ofrezco esta idea de novela para el que la quiera. Gratis total. No quiero royalties ni na de eso.
    Sinopsis:
    Una editora se encuentra con un manuscrito del siglo XV en un ascensor. Eso mientras sube. Cuando baja en el mismo ascensor se encuentra con las memorias de un escritor suicida. Resulta que los dos manuscritos tienen párrafos muy parecidos. Misterio que te cagas. La editora es invitada a ver en una “cámara secreta” una biografía de un autor maldito. La editora se queda encerrada en la cámara y se le aparece el espíritu del escritor maldito vistiendo unos calzoncillos Kalvin Klein. No hay sexo porque se trata de espíritu. Pero el lector se imagina lo que falta, El espíritu del escritor cuenta un secreto a la editora. se suicidó y las memorias que ella se encontró en el ascensor son suyas. Hay además una librería subterránea de la Orden de caballeros de Malta y un mapa del tesoro escondido en una consigna de la Grand Central Terminal de Nueva York.
    y hasta aquí puedo leer, como decía Mayra Gómez Kemp.
    De nada
    Preséntalo -quien quiera que seas- al próximo premio Planeta que lo ganas fijo.
    Margaret

  3. Ire dijo:

    ¿No queda nadie de la familia para denunciarlos? El mundillo literario cada vez se parece más a un reality. Que se haga con escritores vivos tiene un pase, que así se sacan una pasta que no viene mal, ¿pero con los muertos?. La crisis es muy mala.

  4. anonimo pero no tonto dijo:

    Elena Ramirez esta buena y en su curro debe de ganar un pastizal. En cambio tu ,o vosotras, no. Eso debe de picar lo suyo, supongo.

    • Tomatito de Jerez dijo:

      ¿Y tú quién eres, un palmero de Elena Ramírez, su lector de confianza, el que le quita las pelotillas de los dedos de los pies?

  5. Dude dijo:

    Es muy interesante lo del copy-paste, los enlaces a las notiicias y la noticia en sí.
    Lo de la entrevista es… En fin, cada uno tiene su sentido del humor, pero… un poco pobre… Como siempre, vuestros post se os hacen demasiado largos…

  6. Anónimo y parece que tonto dijo:

    No, Tomatito. Sólo soy alguien que se ha fijado en que cuando una mujer llega a un cargo importante, realiza su trabajo con aparente competencia y además (o quizás ante todo) resulta estar de buen ver, como es el caso, eso por lo visto, da permiso para criticarla o reírse de ella a base de alusiones sexuales de escaso acierto (le tocan el culo, se tiene que quitar hasta las bragas, se le eriza todo el vello del cuerpo…). Y esto, en un blog supuestamente escrito por mujeres. Que luego irán presumiendo de feministas…

  7. EEM dijo:

    En este país no se puede ser mujer y tener éxito. Eso nunca te lo perdonan.

    Si además está buena, apaga y vámonos.

  8. Qué maldita manía de no respetar a los autores. Estoy con Ire. Esta noticia me ha recordado a lo que cuenta Milan Kundera en “Los testamentos traicionados”.

  9. EEM dijo:

    Este blog no está escrito por mujeres, por cierto. Lo escriben el viejo verde de Rafa Reig y sus acólitos del Hotel Kafka (ya saben, Javier Azpeitia, Antonio Orejudo, David Torres, Mateo de Paz, Juan Aparicio-Belmonte, Guillermo Aguirre…)

  10. anã³nimo y parece que tonto dijo:

    No, EEM: lo triste es que igual SÍ que lo escribe alguna mujer.

  11. Pingback: La dama de hierro | Equívocos sin importancia

Los comentarios están cerrados.