SEIS COSAS QUE NOS GUSTAN

Para que no digan que no hacemos otra cosa que refunfuñar. Nos gusta:

1º.- El premio Nacional al Fomento de la Cultura (aquí) que el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes ha concedido al suplemento Cultura/s de La Vanguardia por “ser una propuesta que ha sabido innovar a lo largo de su amplia trayectoria, prestando especial atención al mundo del libro y a su difusión, siendo hoy un referente con perfil propio en el panorama de suplementos literarios”. Por una vez, y sin que sirva de precedente, estamos de acuerdo con el ministerio.

Si Cultura/s es reconocido se debe en gran parte a sus reseñas literarias. Y el máximo representante de esta sección del suplemento es el maestro Saladrigas. Si pinchan en el apellido de don Robert que les pongo aquí abajo, accederán a un PDF de su última crítica, la que el miércoles 11, anteayer, hizo sobre Canadá de Richard Ford (Anagrama, 2013). Si hay alguien –me imagino que no lo hay, esto de las reseñas ya no interesa a nadie- que quiera aprender a elaborar una buena recensión, lea, subraye, estudie, relea y memorice ésta de don Robert Saladrigas. Vale más, mucho más, que cualquier manual sobre el asunto.

saladrigas

2º.- La Maleta de Portbou, la nueva revista –en papel- que dirigida por Josep Ramoneda y editada por Galaxia Gutenberg, acaba de llegar a los kioscos. No se pierdan el artículo de la socióloga Eva Illouz, autora de Por qué duele el amor (Katz, 2013), el mejor libro sobre el Amor (sin ñoñerías) que se ha editado últimamente.

Les copio la presentación de la revista:

Esta revista recibe su nombre en memoria de Walter Benjamin, que se suicidó en Portbou en 1940, cuando huía de la persecución nazi. Benjamin quiso lanzar una revista de pensamiento, Angelus Novus, que finalmente nunca llegó a nacer. Éste es el texto que escribió para ella.

«El destino de una revista es hacer patente el espíritu propio de su época. La actualidad de ese espíritu es más importante para ella que su unidad o claridad; por tanto una revista estaría condenada –como los periódicos– a la insustancialidad más completa si en ella no pudiera configurarse una vida con fuerza suficiente para salvar todo cuanto resulte problemático con base en su propia afirmación»

3º.- Los libros que está editando ALBA. Entre ellos Relatos de Sebastópol, de Lev Tolstoi, y Mi vida en el arte, de Konstantín Stanislavski. (en preparación).

4º.- Los recientes libros sobre el torero José Tomás, quizás el más grande artista español de lo que llevamos de siglo XXI. Me van a perdonar pero yo estuve allí, en Las Ventas. Me refiero a la tarde del 5 de junio de 2008, cuando JT cortó 4 orejas. (aquí)

Diálogo con Navegante, Varios autores, (Espasa, 2013): las conversaciones que el propio José Tomás mantuvo con el toro después de salvar la vida tras la grave cornada de 2010 en Aguascalientes, Mexico . Además, los escritores y periodistas Mario Vargas Llosa, Paco Aguado, Araceli Guillaume, Zabala de la Serna, François Zumbielh, Agustín Morales y Natalia Radetich reflexionan sobre la tauromaquia y la ya legendaria figura de José Tomás.

José Tomas en Nimes de Andrés Lorrio y  Lorenzo Clemente. (La Esfera de los Libros, 2013). José Tomás, el 16 de septiembre de 2012, se encerró en solitario con seis toros en la plaza de Nimes protagonizando la que muchos han considerado una de las mejores corridas de toros de la historia.

5º.- El buen trabajo que Iñaki Vázquez Álvarez está haciendo con su blog Valor de Cambio. La página de Iñaki que tiene 5 o 6 meses de vida, está dedicada a seleccionar y recopilar  -con muy buen criterio- la información más interesante (en castellano, inglés y francés) sobre el mundo editorial. Nosotras entramos todos los días.

6º.- Que la colección “Crónicas” de Anagrama –una buena selección del mejor periodismo en libro de los últimos 50 años- haya llegado a su nº 100 y parezca gozar de buena salud. Lo que implicará su continuidad a pesar de los nuevos accionistas, ¿verdad, don Herralde?

Mañana seguiremos poniendo a parir al personal, no se preocupen.

Actualización a las 11: 30 del 13 de septiembre de 2013.

Muy interesante (aunque no estamos de acuerdo con su autor) el artículo de Cristian Campos en Jot Down: “El dinosaurio de las letras ya tiene su meteorito”. Sobre la tercera cultura.

Así termina Campos:

Llegará un día en el que los humanos acudiremos a una librería y un simple análisis instantáneo de ADN o un escáner de nuestras sinapsis cerebrales nos dirá qué libro de los miles que hay a la venta tiene más probabilidades de producirnos un mayor placer estético e intelectual. Por no hablar de lo que ocurrirá cuando entremos en un club o en una farmacia. Para entonces hará décadas que las disciplinas de letras han quedado arrinconadas en el museo de los saberes falsos producidos por la humanidad en épocas más oscuras. Y puede que la ciencia nos haya conducido de manera irreversible a la evidencia de que no somos más que máquinas previsibles e intrascendentes. Pero la alternativa, aunque consoladora, es errónea: no disfrutamos de mayor poder sobre nuestras vidas, acciones y elecciones que el del planeta Tierra sobre su órbita alrededor del sol. Así que puestos a escoger, ¿prefieren ustedes quedarse con el único saber humano capaz de calcular su posición y la velocidad de la trayectoria o con aquel que les dice que pueden ustedes vagabundear por la Vía Láctea siempre y cuando lo deseen con el suficiente entusiasmo porque-hay-cosas-que-quedan-fuera-del-terreno-de-la-ciencia-como-por-ejemplo-el-libre-albedrío?

¿Prefieren ustedes, en definitiva, la cruda verdad científica o la piadosa mentira humanista?

Y esto dice Campos en una de sus respuestas a un comentario:

Las letras son, en definitiva, como esos muñecos de peluche que se les da a las crías de chimpancé que han perdido a sus madres. Esos muñecos son una mentira lo suficientemente cercana a la realidad como para que cumplan su función. ¿Dan calor? sí. ¿Son confortables? Sí. ¿Tienen apariencia de realidad? Sí. Pero no son nada de eso en sentido estricto. Lo único real es la madre. El muñeco es un simulacro que funciona porque la cría de chimpancé no necesita más que una aproximación a la realidad lo suficientemente buena como para cubrir sus necesidades.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en editores y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

42 respuestas a SEIS COSAS QUE NOS GUSTAN

  1. julian bluff dijo:

    José Tomás no es sólo el artista español por antonomasia del siglo XXI ¿el único? sino también el tipo más cool de todos los que habitan este puto país. El siguiente soy yo ¡claro!. Pero a bastante distancia. 😉

  2. Iñaki Vázquez Álvarez dijo:

    Estimada sargento Margaret,

    Quiero agradecerle la deferencia que ha tenido con mi labor de recopilador al citarme en su post: “seis cosas que nos gustan”.
    Como usted sabe, valordecambio.como es un contenedor de contenidos que parasita el excelente trabajo de muchas personas, entre las que usted está incluida. El criterio es sencillo; almaceno públicamente aquella información editorial que considero relevante y que después utilizo para mi trabajo.
    Desde un principio he intentando ser respetuoso con los autores de los contenidos que nutren el blog, razón por al que decidí en su momento no introducir ninguna aplicación de suscripción o boletín de noticias…De esta manera pretendía evitar, sin lograrlo, “capitalizar” el trabajo de otras personas.
    Para despedirme, deseaba agradecerle nuevamente la cita que para mi tiene un doble valor ya que conozco su grado de exigencia,

    Sin más por el momento,

    Un cordial saludo,

    Iñaki Vázquez Álvarez

  3. vilmaaaa!!!!!!! dijo:

    José Tomás es un analfabeto que asesina toros para deleite de los pijos sevillanos. Y la revista de Ramoneda es soporífera: a su lado, Claves parece un tebeo de Zipi Zape. Y el libro de Carrión es para que a uno se le caigan los dientes de la risa. Lo más pedante y ridículo que se ha escrito en Madrastra desde Mora y sus teorías pangeicas de andalú atragantado de Deleuze.

  4. j. dijo:

    Que se considere Artista a un tipo cuyo único mérito conocido es matar toros me produce un asco infinito. Que se considere Cultura a la tortura animal por el mero placer de ver a un animal desángrandose me da ganas de sacar a alguien el hígado por la boca.

    Ahora esa mierda la echan en televisión pública en horario de protección infantil. La mejor muestra de lo retrógada, rancia y casposa que es España.

    El toro era un animal de culto en la civilización minoica hace 6000 años, la sociedad más avanzada de su época.
    En España, en pleno 2013, el toro es un instrumento para que 4 gilipollas demuestren que son machos de pelo en pecho y los demás batan palmas.

    Soplapolleces como esta me hacen recordar por qué me fui de España. Y la vergüenza que me da cuando me preguntan por mi país. La marca España la vendo mejor yo que el rey, ya te digo.
    Solo hay que poner un link a este post y el google translator que haga el resto.

  5. Ire dijo:

    Lo de los toros, Maggie, lo siento pero no logro entenderlo. ¿Qué arte se le supone a un tipo que se enfrenta a un, dos, tres o veinte toros en la plaza, con sus picadores que van moliéndole el lomo y el banderillero que lo va desangrando hasta que el ‘maestro’ remata la faena? ¿que se juega la vida?. Pues vale.
    También se la juega un operario de cables de alta tensión, con mucho más mérito y menos reconocimiento y pasta. ¿Qué pasa, que si nos quedamos sin corridas de toros nos quedamos sin ‘símbolos nacionales’? Insisto en que no lo entiendo.

    • julian bluff dijo:

      No hay nada que entender Ire, lo de los toros es más o menos como tú lo cuentas pero José Tomás, es mucho, encierra dentro de sí muchas verdades, mucha literatura, quizás hasta la misma historía del mundo le esté recorriendo el cuerpo ahora mismo.

      Y cabe perfectamente, considerándose como tales a Nureyev a Baryshnikov a Godunov (hablando en serio) o a Tapies a Kiarostami a McCarthy (pitorreándome un poquete) que a él también se vaya a considerársele un artista. C’est la vie.

    • Ire, te pongo el ejemplo que ponía Fernando Savater para demostrar que las corridas de toros no tienen nada que ver con la ética:
      “Vas paseando por un bosque y ves que un pajarito recién nacido se ha caído del árbol y está expuesto al peligro. Tú, que eres una chica sensible, de buen corazón, lo coges y lo pones en su nido para que no le pase nada. Ahora, si a quien oyes llorar al pie de un árbol es a un niño recién nacido abandonado, da igual que seas sensible o no, o que te gusten o no los niños: tienes la obligación moral de ayudarlo. No estás obligada con el pajarito; esas son cuestiones que la naturaleza resuelve. En cambio, con el niño sí lo estás.”
      Savater añadía: “El toro de lidia es un animal inventado por el ser humano, lo mismo que el caballo de carreras o el pastor alemán. Ha sido creado en conjunción con el juego de una batalla con el hombre, dentro de un ritual que tiene una tradición.”
      Y sobre la “crueldad” en la fiesta decía:
      “Cruel es un comportamiento cuyo objetivo es disfrutar con el dolor. Crudeza es un espectáculo en el que hay dolor, como en el boxeo. El toreo es crudo, sin duda. Pero hay que tener en cuenta el sentido. Claro, a lo mejor si llega alguien del planeta Marte y ve a un señor clavando una espada en un animal que luego no se va a comer, dirá ‘¿y esto a qué viene?’ Se trata de entender el significado de ese enfrentamiento entre toro y torero. De esa manera se deja de tener esa visión a lo ‘Walt Disney’, que consiste en creer que los animalitos son personas disfrazadas, mejor dicho, esa visión antropológica del animal.”
      Te he copiado esto de Savater porque sus argumentos son mejores que los míos. Pero los suscribo completamente.
      Un saludo
      Margaret

      • Ire dijo:

        Ya, Maggie, viniendo de Savater no me extraña.
        Supongo que todo eso del rito a mí personalmente se me escapa. O que tampoco veo la necesidad de perpetuar según qué ritos. Y esa lucha entre torero y toro tampoco es tan limpia como la pintan, que la pobre bestia llega bastante machacada antes de la estocada.

        El boxeo me parece otra animalada, pero al menos son dos hombres con sus puños y nada más.

        Supongo que en este tema es difícil convencerse unos a otros.

        Saludos

      • Vas paseando por un bosque y ves a un tipo apaleando un perro hasta matarlo, mientras otros tipos lo contemplan y hacen apuestas sobre cuánto va a durar vivo el bicho. Tú, que eres una chica sensible, te horrorizas y le afeas la conducta al maltratador. Y luego te vas a tu palco de Las Ventas a contemplar con qué arte el picador le desgarra al toro los músculos los músculos trapecio, romboideo, espinoso, semiespinoso, los serratos y los transversos de cuello, entre los vítores de un público donde abundan las chicas sensibles como tú. Luego el banderillero intentará clavar las banderillas en la herida abierta por el picador, para asegurarse de que siga abierta y sangrando (el peso de las banderillas tiene, precisamente, esa función). Cuando el dolor y la pérdida de sangre impiden al toro levantar la cabeza de manera normal, el diestro se acercará para ejecutar su arte, que finaliza con la suerte de matar: atravesarle la testuz del toro con una espada de ochenta centímetros que, según el lugar por donde entre, puede destrozarle el hígado, los pulmones o la pleura, o seccionar una arteria importante, en cuyo caso el toro experimentará grandes vómitos de sangre. El animal puede morir entonces, por trauma masivo o ahogado en su propia sangre. Pero con frecuencia aún le quedan fuerzas para intentar huir de tanto acoso por la puerta por donde le hicieron entrar. Entonces lo apuñalan en la nuca con el descabello, un puñal de diez centímetros de cuchilla, con la que se intenta seccionar su médula espinal entre las vértebras Atlas y Axis. Así, si el toro no muere (es un animal de gran fortaleza física) cuando menos queda paralizado de cuello para abajo, sin siquiera poder mover los músculos respiratorios, por lo que asfixiará poco a poco, aunque, como de cuello para arriba sigue consciente, aún experimentará el horror de sentirse arrastrado fuera del ruedo.
        Y las chicas sensibles como tú harán ondear el pañuelo y pedirán la oreja para el diestro. Pues oye, el perro apaleado morirá más rápido y con menos sufrimiento.
        Y para que conste y que se vea que nadie está libre de pecado, a mí me gusta el boxeo, que algo bestia sí es: pero se trata de un combate sometido a unas normas muy estrictas y en igualdad de condiciones entre dos hombres adultos, y según las reglas hoy vigentes se debe dar el combate por finalizado en cuanto se detecte manifiesta inferioridad de uno de los contendientes o cualquiera de ambos presenta una herida, aunque sea un cortecito en la ceja. Así que las comparaciones son odiosas.

      • LAFunks dijo:

        Me alegra ver que hay bastantes lectores de este blog con la sensibilidad y la empatía suficientes como para darse cuenta de que hacer espectáculo público de la tortura y muerte de un animal indefenso no se puede disfrazar de cultura, por más que lo repitáis erre que erre. Me hace mucha gracia que siempre se cite a Savater para defender/justificar esta barbarie, cuando de hecho hay muchos filósofos animalistas por el mundo que argumentan justamente lo contrario (Peter Singer es probablemente el más conocido). No me voy a extender mucho más porque no merece la pena, en realidad quienes apoyáis este circo abyecto no tenéis intención de escuchar a quienes no piensan como vosotros y vivís cómodamente en la situación social actual que acepta/promueve la denominada “fiesta” haciendo uso de dinero público, incluso del de aquellos que lo rechazamos. Además ya hay muchos otros sitios de Internet donde se dan cientos de razones para terminar con la patraña cultural de la tauromaquia. Eso sí, lo de que el toro de lidia es un animal inventado por el ser humano no nos da derecho a hacerle sufrir para regocijo de una pandilla de sádicos sin sentimientos. Cito de 10 preguntas básicas sobre la lidia de Ecologistas en Acción:

        ¿EXISTE EN REALIDAD LA RAZA “TORO DE LIDIA”?
        No. El toro de lidia no cumple con el principio taxonómico que le permite ser clasificado como raza, es decir el de poseer unos caracteres morfológicos propios transmisibles genéticamente. El ganado de lidia constituye una población bovina heterogénea perteneciente a diversas pseudorrazas de Bos Taurus, con la característica frecuente, indefinible científicamente, de manifestar una agresividad instintiva cuando son provocados o acosados.
        Esta agresividad, denominada ‘bravura’ no se perpetua de generación en generación, si no que la mayoría de los toros carecen de ella, según denuncian los propios aficionados. De lo contrario las tientas serían innecesarias y todos los toros nacidos de padres ‘bravos’ serían igualmente ‘bravos’.
        No se conoce ni una sola descripción científica de los caracteres diferenciadores de la hipotética raza de lidia. Dentro de la descripción específica de una raza bovina se incluye, al menos, la alzada, el peso medio, proporciones, forma de la cabeza, forma de la cornamenta, capas y colores. Ni siquiera el propio Reglamento de Espectáculos taurinos los describe, limitándose a prohibir que se lidien reses que no estén inscritas en el Registro de Empresas Ganaderas de Reses de Lidia.

      • Tal vez haya muchos defensores del toreo que respondan a tu descripción de que “no tenéis intención de escuchar a quienes no piensan como vosotros”; no es es el caso de muchos otros, que escuchamos, respetamos y discutimos vuestras posturas (http://abordodelottoneurath.blogspot.com.es/2010/06/argumentos-en-defensa-del-toreo.html ). Pero en cambio sí que parece una descripción muy apropiada para muchos como tú.
        Para empezar, conviene distinguir el hecho de que se defienda la justificación MORAL del toreo (como es mi caso), con el hecho de que se defienda la SUBVENCIÓN PÚBLICA hacia la fiesta (lo que rechazo rotundamente). Tener una concepción un poco sofisticada del adversario, y no descalificarlo con un borrón global, es el primer mandamiento del demócrata.

      • LAFunks dijo:

        Democracia a la española:

        – El jefe de estado, blindado por la constitución, es un borbón puesto a dedo por un dictador
        – La intocable constitución española que entre otras cosas garantiza la pervivencia del vergonzoso modelo bipartidista se reforma sin problemas a petición del FMI. Para hacernos idea de cómo van estas cosas en otros países europeos, la constitución alemana ha experimentado <a href="http://de.wikipedia.org/wiki/Grundgesetz_f%C3%BCr_die_Bundesrepublik_Deutschland#.C3.84nderungen_des_Grundgesetzes_f.C3.BCr_die_Bundesrepublik_Deutschland"más de 50 modificaciones desde su entrada en vigor el 23/05/1949, incluida una en 2002 para incluir en la misma ¡¡¡la protección de los animales!!!
        – Con la ley electoral actualmente en vigor conseguimos que un partido gobierne por mayoría absoluta con apenas es 32% de votos de la población con derecho a tal (me refiero a la legislatura actual, por supuesto)

        Aunque hay muchos ejemplos más lo dejo aquí porque creo que es suficiente para demostrar que pecas de ingenuo si te crees que puedes descalificarme llamandome ‘poco demócrata’. Por lo demás, si lo que pretendías es llamarme poco dialogante (supongo que ibas por ahí), pues tengo que darte la razón en lo que a maltrato y abuso animal se refiere: no aceptaré nunca ningún posicionamiento moral, religioso ni ético que pretenda justificarlo. Tolerancia cero a quienes ven tolerable por el motivo que sea el sufrimiento de un ser vivo.

        Fin de la cita.

      • LaFunks:
        no creo que tu malestar con la constitución vigente sea mayor que el mío: comparto todo lo que dices, pero aun así, me parece más democrático reformarla siguiendo la ley que… no sé, no veo muy bien cuál sería la alternativa, ¿que salgas tú a la calle dando voces y los demás te sigamos como corderitos?
        Por cierto, sobre el bipartidismo, los sistemas de votación mayoritaria (no proporcional) son mucho más radicales en eso, y no parece que la mayoría de los ciudadanos de esos países lo encuentren poco democrático. Lo importante es que la gran mayoría de la población acepte un sistema parlamentario u otro, no tanto cuál sea ese sistema.
        .
        Sobre la tolerancia hacia las posiciones sobre el trato a los animales, pues tú mismo; personalmente me la reflanflinfla lo indignado que te puedas sentir por mis opiniones. No voy a tener ni un gramo más de respeto yo por las tuyas, porque, al contrario que tú por las mías, yo a las tuyas les doy el máximo.

  6. anonimous dijo:

    Así es España: toros sí, toros no; fumar o no fumar; vivir en el campo o en la ciudad; (relaxing) café con leche o chocolate con churros. Y porras.
    No me extraña que tantos catalanes se quieran pirar.

  7. torerafollera dijo:

    ¿Matar bichos es arte? Pues que me expliquen por qué me metieron en prisión por vestirme de follera cuando degollé la cabra de la legión en mitad de la carretera para una representación teatral titulada: “La puta de la cabra”. Los toreros son unos enchufados del régimen.

  8. Antitaurino dijo:

    A los gilipollas que hacen este blog habría que meterlos en un cosío en pelotas y con otros gilipollas delante que les clavan espadas ante el público a ver que piensan del toreo. Si es que seguro se les da mejor que escribir.

  9. Estoy con Ire y con Xavier.

    Savater demuestra su estupidez, su fría intelectualidad y su insensibilidad. Igual que los autores de este blog. Tanto defender a la literatura y la calidad de los libros y resulta que en el fondo no tenéis sensibilidad ninguna. Menuda decepción.

    Precisamente la base de toda maldad humana reside en intelectualizar y separarse del entorno. Tu comentario muestra una polaridad muy marcada, donde el ser humano es una cosa y el resto otra diferente. Así nos va, destrozamos el planeta, maltratamos animales, etc. Desde una perspectiva no humana, lo mismo es un pájaro que un árbol que un niño. Cualquier ser vivo tiene el mismo valor. No hay que ser muy listo para darse cuenta. Es más, hay que tener una insensibilidad muy desarrollada para decir que un toro de lidia, como es una creación humana, no siente nada, o no sufre, o merece ser tratado salvajemente porque tiene un significado dentro de una tradición, como si el ser humano estuviera por encima del animal.

    Cruel es todo aquello que hace daño a un ser vivo. Dices “visión ‘Walt Disney’ que consiste en creer que los animalitos son personas disfrazadas”. Y tienes razón, la realidad no es así, lo que realmente sucede es que el ser humano es un animal disfrazado de Dios. Y esto hace que se crea superior al resto de seres vivos. Voy más allá, sin los líquenes y sin los corales, el ser humano no podría existir.

    Un diagnóstico para ti sería “egocentrismo” o “antropocentrismo”. Nada sano.

  10. Moex dijo:

    La verdad es que lo de que un torero sea el artista más grande… Lo siento, pensaba que esto era un blog sobre literatura y ahora me salís con esa casposidad de justificar que la tortura a un animal es arte. Y lo de Savater no tiene nombre: ¿debemos aplaudir como arte las peleas de gallos porque son gallos de pelea? ¿Debemos aplaudir como arte las peleas entre perros de presa porque son perros creados por el hombre para que ataquen? ¿Y la chorrada esa de no salvar el pajarito porque de eso se encarga la naturaleza? Ah, ¿que el ser humano no es naturaleza? Con esa frasecita se ha cargado de un plumazo toda preocupación sobre las especies en extinción o sobre proteger la naturaleza. ¡Que se las apañe ella sola, jopelines!

  11. Hamador dijo:

    Hola. Si cuando vas paseando por el bosque ves que un toro de lidia, al caerse del nido, ha corneado a un torero que le esperaba al pie del árbol a portagayola ¿a quién diría el señor Savater que hay que socorrer primero?

    • jesús dijo:

      Veo que el razonamiento de Savater provoca sólo burlas, pero ninguna de ellas afecta lo más mínimo a su validez: NINGUNO de los que lo están criticando consideraría MORALMENTE IGUAL el abstenerse de ayudar a un pajarillo caído del nido y el abstenerse de ayudar a un niño perdido. Sois muy libres de taparos los ojos y negaros a reflexionar sobre el significado de esa diferencia en vuestros propios juicios morales.

  12. henry dijo:

    Considerar artista a un torero es una vergüenza; el término “artista” se usa para cualquier cosa en la actualidad… hablar de ” quizás el más grande artista español de lo que llevamos de siglo XXI” es ciertamente vergonzoso y demuestra una completa falta de sensibilidad.

  13. Hamador dijo:

    Pero es que Savater no acaba de explicarse bien. A ver, ¿el bebé que está al pie del árbol también se ha caído del nido?¿Quién más vive en ese nido que ya ha tirado a un pájaro y a un niño?¿Qué otro animal tendría que caer para que yo le pudiera dar una paliza de muerte a un mono sin que nadie pudiera reprocharme nada?

    • jesús dijo:

      Hamador, puedes hacer todos los chistes que quieras para intentar escurrirte de la conclusión lógica del argumento: cada uno de nosotros piensa que tiene ciertas obligaciones morales hacia los humanos que no las tiene hacia los animales, y eso implica que humanos y animales no los consideramos como IGUALES EN DIGNIDAD MORAL.
      De ahí no se sigue que esté JUSTIFICADA la tortura a un animal, pero sí que se sigue que tendrá que haber algún argumento muy convincente para demostrar que es moralmente tan condenable como el mismo trato a un humano.

      • Ire dijo:

        Jesús, Savater suele elaborar silogismos. Parte de premisas falsas, con lo cual la conclusión suele ser falsa, ya sabes, si A es falso y B es cierto, C es falso.
        Se basa en el ritual para justificar el maltrato a un ser vivo, que además está fuera de la cadena trófica, o como mínimo no es ese su fin. Lo de la ‘dignidad moral’ es una falacia argumental que no tiene nada que ver con el hecho que se le de una muerte lenta y dolorosa a un ser vivo, con el único fin de crear espectáculo entre otro ser vivo, según él ‘moralmente superior’. Vaya argumento.
        Te recuerdo que en algunas culturas estuvieron muy de moda durante un tiempo los sacrificios humanos para aplacar la ira de los dioses. Por suerte el pensamiento humano suele evolucionar. Aunque está claro que no siempre.

        Saludos

  14. Hamador dijo:

    No tengo que considerar a los humanos y a los animales iguales en dignidad moral para que me de asco el toreo y todo lo que le rodea, incluidos sus libros con excelentes fotografías en color, por muchas chorradas (o no) que diga Savater.

    • jesús dijo:

      Hamador
      y tienes toda la libertad del mundo para que te dé asco lo que te dé la gana; pero tu asco no es un argumento para limitar los derechos de quienes sí les gusta el toreo. A mí me da asco ver comer caracoles, pero no por eso pido que se prohíba su consumo.

  15. Hamador dijo:

    ¿Y considerarlo un arte es un argumento para limitar mi derecho a que no se torture a un toro?

    • jesús dijo:

      Es que tú no tienes derecho a que no se torture a un toro. Tienes derecho a proponer que haya una ley que lo prohiba. Pero, en todo caso, será la sociedad en su conjunto la que decida según el procedimiento legal si los toros tienen derecho a no ser toreados, o si el toreo debe considerarse como un tipo de tortura.

  16. Hamador dijo:

    ¿Cuándo ha decidido la sociedad que los toros tienen que ser toreados o que el toreo es un arte y no una tortura?¿Ha ido Savater a la tele a explicar lo del nido?

  17. jesús dijo:

    Y en el resto de España (menos Canarias), las leyes democráticamente vigentes establecen que las corridas de toros son legales.

  18. Hamador dijo:

    Una tortura legal, no un arte.

  19. Anonimita dijo:

    Al toro ha ido Isaac Rosa que este viernes le decía a la Azancot: “los nacidos en los años 70 estamos en el centro de la crisis y la sufrimos de manera dramática”. Peazo descubrimiento del Isaac al que Elvira Cagarro le parece “una escritora audaz”. No sé por qué dice lo de escritora:

    http://www.elcultural.es/version_papel/LETRAS/33280/Isaac_Rosa

  20. citizencani dijo:

    Al margen de la opinión que se pueda tener sobre los toros, el libro recomendado parece el clásico “coffee-table book” que acaba de descuento en VIPS: 200 fotos, y un texto que, a juzgar por las primeras páginas, parece la ensalada de hipérboles y lugares comunes de periodistas deportivos y similares:

    “DICEN que José Tomás es un mito viviente. Curiosa contradicción. En la historia, ¿quién vio mitos sino a grandes hombres realizar proezas, actos increíbles de rectitud y obras de extraordinaria hermosura? Este libro habla de la hazaña de un hombre que se «encerró» con seis toros bravos en el Coliseo de Nimes, la mañana del decimosexto día, del noveno mes, del año dos mil doce.
    «El sueño cumplido», así describió el propio José Tomás lo que para él representó esta corrida de toros en un autógrafo que me dedicó días después. Quién mejor que él para hacerlo. Fue, pues, un sueño que se convirtió en realidad, un hito en su camino, en la historia del toreo. El día siguiente fue el principio del resto de su vida, porque, como él dijo una vez, «vivir sin torear no es vivir».

    La sintaxis de la tercera frase (“quién vio…?”) es sumamente torpe, y una frase como “el día siguiente fue el principio de su vida…” es de vergüenza ajena. Le siguen unas demenciales parrafadas en la que se establecen lazos con el budismo a todas luces inexistentes.

  21. LurHall dijo:

    Con respecto al tema de los toros y la absurda justificación de Savater y, al hilo del artículo de Jot Down, lo cierto es que se ha “demostrado” aunque estadísticamente y no de manera neurocientífica (creo que no se ha hecho aunque no estoy segura, disculpen) que aquellos que infringen dolor o maltrato a un animal tienen un 5% más de probabilidades de infringirlo contra menores y otros seres humanos. Es SADISMO. El maltrato animal que supone la lidia del toro en INCUESTIONABLE y escudarse en que es el propio animal una “creación humana” o que lleva una “más que envidiable vida” para defender el supuesto arte de torear es tan pobre como aquellos que aún defienden a Franco porque durante los años 60 y 70 se vivió muy bien en España y se progresó mucho. Vivo en Extremadura donde el Dictador cuidó mucho a sus ciudadanos entregando a los jornaleros casas y parcelas para que las cultivasen, creando verdaderos municipios de la nada (de ahí Villafranco del caudillo que renunción vía consulta popular a deshacerse del término caudillo). El hecho de darles una mejor posición o mejores herramientas para vivir no creo que haga al Dictador ni un “maestro” ni un “soicalista” que se preocupó por los agricultores. Lo mismo pienso de los que cuidan al toro, lo crían y le dan esa buena vida. El resultado es el mismo y al final se resume en crueldad, crueldad por encima de todo. Detestable. Y no sé qué literatura puede encerrar un hombre como José Tomás más allá de inspirar a Sabina y otros hombres de talento. Que no se prodigue por las revistas del corazón como hacen el resto de compañeros maltratadores no lo convierte por sistema en un genio.

Los comentarios están cerrados.