PEDIMOS DISCULPAS A NUESTROS LECTORES

Durante menos de una hora un post titulado “Es lo que tiene” ha formado parte de este blog. En él se criticaba duramente a Ignacio Echevarría por su artículo de hoy en EL CULTURAL. El texto fue escrito por la sargento Margaret en un estado etílico lamentable. La sargento no entendió bien el artículo de Echevarría (también debido a la masiva ingesta de ginebra) ni dio pie con bola en la redacción del “post”. Ya sé que son las 2 de la tarde y no es hora para estar borracha. Reconocemos que lo de la sargento y la ginebra está llegando a un grado más que preocupante. Perdonen.

La sargento ha recibido una ducha fría (a manguerazos en el patio del cuartel) y en estos momentos duerme plácidamente la siesta (la mona).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a PEDIMOS DISCULPAS A NUESTROS LECTORES

  1. Esperanza dijo:

    Reconocerme el mérito, ¡que he sido yo la que os he avisado!

  2. Hlynur dijo:

    Dio no lleva tilde.

  3. julian bluff dijo:

    Chicas… no estaría mal, que mientras la Maggie se recupera, alguna de vosotras enlazara el artículo de marras. Las cosas que escribe Ignacio siempre merecen la pena.

    Por cierto… ¿qué se sabe de Andreu Jaume? Desde que dejo de publicar en el sindicato (y aún me pregunto como las apañarían para meterlo, al hombre, en aquel embolao) lo he perdido la pista.

  4. Acabo de descubrir vuestro blog, es un gusto leer sobre literatura sin tanta seriedad y con buen humor jejeje. Enhorabuena! 🙂
    http://prosaplatonica.blogspot.com

  5. Sardiflor dijo:

    me sorprende que nadie valore dicho error que generaba una reflexión interesante. A veces es así, incluso entre gente perfectamente culta. Aquí cada vez que se menta la vanguardia del pensamiento, saltan las guardias. Ya pasó con cierto premio a la cultura cariátide, fue hace tiempo (se valoraba con excesiva ceguera cierto premio, se generaron comentarios, Maggie se disculpó, todo quedó en el olvido como todo cuanto se escribe en la red) A mí más que los aciertos de la Sargento o su mala leche que hay días que no la aguanto, me interesa su mirada que siempre me impulsa a poner en marcha las neuronas. Así que Sargenta Maggie, beba usted, dúchese si le da la gana, aplíquese sus propias medicinas, haga lo que quiera, pero por favor no deje de hablar, decir y desdecir. Eso espero. Y nada de cancelar entradas, que cada vez que eso sucede por una opinión desacertada (lo cual siempre es relativo hasta cierto punto y más en estos cotos), Torquemada, Rajoy & CO se rejuvenecen.
    Un beso con cariño para La Sargento

    • Ire dijo:

      Totalmente de acuerdo. No es nada habitual que alguien se disculpe por una metedura de pata. Quien tiene boca…
      Un beso, Maggie.

  6. Altermagnus dijo:

    ¡Yo quiero leer ese post eleminado! (Por favor…)

Los comentarios están cerrados.