MARUJA TORRES SOBRE MEDIOS DE COMUNICACIÓN y LITERATURA

Entrevista con Maruja Torres -una periodista de las que no quedan- en JOT DOWN (aquí).

Sobre los medios de comunicación dice:

Creo que, por desgracia, la sociedad y los medios van por caminos diferentes. Los medios se parecen cada vez más a los políticos, que están siendo desechados por la sociedad. Me refiero a los medios tradicionales que, por mucho que se modernicen y se hagan punto com, siguen teniendo la misma historia. Entonces se nota mucho más la crispación, pues no está acompañada por un buen periodismo sólido. ¿Dónde está ese gran reportaje en el que se han invertido horas que haga olvidar la línea editorial? Estás condenado a estas líneas editoriales que asustan. Hoy en día, una de las cosas que hace el periodismo es propiciar el miedo de la sociedad, el miedo a lo que vaya a ocurrir. Y, en general, quien propicia el miedo propicia la sumisión. Hay demasiada opinión. Te lo dice una a la que sólo dejan opinar.

(…)

…el periodismo se jode en el momento en que dedican salir a bolsa y los jefes empiezan a comprender que hay que trabajar para los accionistas y no para el público lector, y en el accionariado quizá no todos estén ahí por amor al arte. En esas estamos. La crisis y las tecnologías no han tenido nada que ver con la crisis del periodismo. Ha tenido que ver el encefalograma cóncavo y la codicia de las empresas que han querido estirar más el brazo que la manga, y se han puesto a comprar televisiones y a cotizar en bolsa. Hay gente que ha pedido préstamos para comprar acciones que luego se han devaluado. Y han perdido préstamos y acciones. Y no estoy hablando de ningún diario en concreto. Creo que deberían seguir vigentes los tiempos en que se hacía un medio de comunicación con esfuerzo, se esperaba reunir un poco de publicidad, se cubrían gastos, se pagaba modestamente y si se podía aguantar un año o dos, se iba ampliando todo lo demás.

Sobre su primera novela, ¡Oh es él! (Anagrama, 1986):

Tuve que vender mi cuerpo porque cuando dejé El País me acojoné. Me ofrecieron escribir una biografía de Julio Iglesias (para Espasa Calpe, que la rechazó finalmente porque me había salido esperpento humorístico; la publicó Anagrama y salí ganando) aprovechando que podía seguirle en su primera gira por Estados Unidos, pero justo cuando había firmado me ofrecieron trabajo en Cambio 16 y El Tiempo. Preferí a Pepe Oneto antes que a Julián Lago. Una de esas decisiones que una mujer debe tomar (Ríe). Pero como había firmado el contrato, seguí a Julio Iglesias como una loca y pensé que no podía hacer aquello en serio. Mientras tanto, hice algún reportaje y alguna cosa más, y el libro se fue alargando. No lo saqué hasta tres o cuatro años después. Me inventé, en ese momento, a Diana Dial, que es mi alter ego y que ahora la tengo resolviendo crímenes o sencillamente matando a los asesinos. ¡Qué gusto me da envejecer matando! Metí además en aquel libro muchos ingredientes que son muy míos. El humor y el disparate.

Sobre los escritores de novela negra:

Los escritores tienen una cosa que les caracteriza —Manolo (Vázquez Montalbán), el griego [Petros Márkaris], el italiano [Andrea Camilleri], Paco González Ledesma— y es la necesidad de estar deprimidos. De ver ¡oh! el horror de la vida. La única que hace que su detective se anime es otra mujer, Donna Leon: su comisario Bruneti vuelve deprimido a casa pero tiene a esa mujer fantástica que le prepara un guiso excelente y un cordero sensacional, que Leon no probaría jamás porque es vegetariana. Sin embargo, en general los personajes de las novelas negras son muy depresivos, todo les sale mal y no se enamoran nunca de la mujer que les haría feliz. Carvalho no está enamorado de la puta sino de una rubia estúpida que le pone cuernos. Y pienso que las mujeres somos, posiblemente, mucho más conocedoras de la naturaleza humana. Pero que conste que adoro estas novelas negras y disfruto mucho leyéndolas.

Gran entrevista de Jordi Bernal y muy grande la Torres.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escritores y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a MARUJA TORRES SOBRE MEDIOS DE COMUNICACIÓN y LITERATURA

  1. Antonia Kardigan dijo:

    Podrás decir que Maruja es una gran periodista (que lo es), y una gran articulista (a veces lo es), pero como novelista está más cerca del cero a la izquierda que de otra cosa. No hay más que ver los últimos esperpentos de “Esperadme en el cielo” (2009, Destino, Premio Nadal) y “Fácil de matar” (2011, Planeta), no se puede argumentar peor, así que va a leer su segunda novela negra su padre, ya me engañó con sus dos obras anteriores.
    Y eso por no hablar de que ha ganado el Premio Planeta y el Premio Nadal, dos premios en los que casualmente nunca ganan los autores desconocidos sino los autores de la Casa y los amigos del Presidente plenipotenciario.

  2. XCF dijo:

    Hay que ver que risa da usted cuando habla de “buenos” escritores.

  3. ¡Oh, son ellas! dijo:

    Entre la ovación a “El tiempo entre costuras” y la admiración hacia esta ‘mediocrérrima’ novelista -no digo nada de su trabajo como periodista- los ataques contra Olmos, Pron, Rico y demás alimañas pierden toda autoridad, patrulleras…

    • juanpoz1953 dijo:

      Digamos que se han tomado unas copitas estando de servicio y les han salido tan devotas como beodas críticas… Han dado puntada con maroma…

  4. sen dijo:

    Por mil razones, mil, adoro a esta mujer, por otro lado autodidacta.

  5. OLYMPIA dijo:

    Muy trabajadora y estupenda periodista. Tiene una novela monina “Un calor tan cercano”. Estoy de acuerdo Margaret and co. que no sabéis nada de buenos escritores. Ya una vez os dio por citar como bueno a Martín Vigil y puse la señal de alerta. No entiendo tanta burla a Rico, a Pron etc.

  6. jose dijo:

    Hombre, yo creo que aquí no se ha hablado de la calidad literaria de Maruja (que por otra parte desconozco ya que no he leido ninguna novela suya) si no de su calidad como periodista (que me parece incuestionable).
    En cuanto a las críticas a Rico, al menos de momento no se le ha cuestionado la calidad literaria (a mí Aunque seamos malditas me gustó y mucho), lo que le han criticado son sus métodos más que cuestionables de promoción.
    De todos modos yo creo que a Pron y compañia, por más que les duela el ego, la patrulla les está haciendo un favor enorme, por que seamos sinceros, no los conoce absolutamente nadie. Puede que en internet gocen de cierta popularidad, más que nada por que se dedican a ensalzarse unos a otros, pero ni siquiera dentro de la gente que lee habitualmente son conocidos. Basta pasarse por unos cuantos foros de lectores para encontrarse con que sus novelas apenas tienen comentarios (eso en el mejor de los casos). Y francamente, para ir por la vida de escritor cool, maldito o minoritario, hay que tener lectores. Sinceramente viendo las sinopsis de las novelas de estos escritores, es difícil pensar en que deseen tenerlos (o que deseen contar algo)

  7. marcelinopanyvino dijo:

    con internet y cualquiera puede llegar a ser lo que quiera con una buena intervención en la red. Los profesores de literatura que he tenido son unos pobres sufridores que tratan lo que enseñan como si fueran kilos de carne -no los culpo sólo a ellos-, y por lo poco que llevo adentrándome en este oscuro mundo de los blogs literarios me encuentro constantemente con carnaza, mala leche, envidias, y sobre todo, mucho sectarismo, de un lado y del otro. En todos los blogs que he visitado se habla de los mismos autores. Estoy harto de la Luna Miguel -que además no me parece ni guapa-, del Olmos ese y del otro el de los Lectoespectadores, que es el único al que he leído pero habla de internet como si fuera la Meca de todas las creencias cuando a mí me parece más bien un vertedero, y eso que soy nativo. Y me pongo a mirar más y más blogs y todos habláis de los mismos, sois pesadísimos, unos por egocéntricos y otros por resentidos. Ya me decía mi abuelo que escribir novelas es como ser monje, no da ningún fruto, sólo a tus santos cojones. Señores intelectuales, patrulla, insignes críticos, me estáis convenciendo para que en vez de filología estudie económicas.

    Perdón por el tocho y mis incongruencias. Les dejo que sigan hablando los mayores.

  8. marcelinopanyvino dijo:

    Lo siento. No ha salido la primera parte de mi comentario. Sólo decía que tengo 17 años y soy nativo tecnológico, y que hasta hace poco soñaba con ser escritor. Ya está.
    Gracias

    • Marcelino: Luna vino dijo:

      Marcelino, soñar con ser escritor es como soñar con ser astronauta. Lo jodido luego es ser Pedro Duque.

    • mariveh dijo:

      Querido Marcelinopanyvino, para tan corta edad, qué nick has usado tan retro, jeje. Bueno, soy mayor que tú, y no pertenezco al mundo literario…pero leo, mucho…y solo te digo esto…tú dedícate a leer cuanto más puedas mejor (bueno, malucho y regular) que así se aprende…lo demás son zarandajas que diría mi abuelo (él si era escritor, más bien poeta, de provincia o local…je, pero no por eso dejó de escribir y disfrutar, aunque vivía de otro oficio). Al grano, que no pierdas tiempo desasosegándote por lo que leas en internet en los círculos literarios, es enredarse, pasa en toooodos los mundillos. Lo mejor es estar fuera, hacer lo que quieras y luego divertirte viendo cómo está el patio…Pero si quieres ser escritor, ESCRIBE, luego vendrá lo demás, sea lo que sea, no? Los lectores y lectoras siempre querremos más, así que hace falta cantera. bsos, humildemente. mariveh.

Los comentarios están cerrados.