“ANAL AFICIONADO”

Toni Bentley tuvo que dejar el ballet a causa de una lesión de cadera. Entonces –según cuenta-se dedicó a leer muchos libros, de filosofía mayormente. Y luego, claro, cómo no, se puso a escribir [Lo que nos hubiéramos ahorrado si esa cadera hubiera seguido siendo útil para el baile y la niña hubiera triunfado con el tutú y las zapatillas]. Comenzó con libros sobre la danza, pero vendió 23 o 24 ejemplares y, lo peor, nadie le hizo caso. La chica quería ser famosa y por narices lo iba a conseguir. Manténganse a la escucha.

En 2004 publicó “The surrender”, (La rendición, Tusquets, 2007), unas memorias eróticas. El libro fue un escándalo [Por fin, dijo Toni encantada]. Se publicó en 18 países y se vendió como churros. ¿La clave del éxito? La autora contaba lo mucho que disfrutaba con el sexo anal. Sí -no he bebido aún ningún gintonic- han leído bien. SEXO ANAL (hasta el fondo, no se vayan a creer) gozado y disfrutado por una mujer dentro de una relación heterosexual. ¡Toma castaña!

El libro se adaptó al teatro y ahora llega a España la representación de la obra. EL PAÍS –siempre atento a la “high” cultura más vanguardista- nos lo cuenta hoy con detalle y deja a la gran Toni Bentley (que ha venido al estreno y a ver si vende algunos libros más) decir sus cositas sobre la penetración trasera. [Lo que no entiendo es lo que hace Rosana Torres, una buena periodista, en esto]. Dice (aquí) la placenteramente perforada señorita Bentley:

Para mí es un milagro que exista La rendición como libro y que, a través de Isabelle Stoffel, se haya convertido en un montaje que estrena el mayor teatro nacional español; es un milagro tan grande como el que viví la primera vez que practiqué sexo anal.

(…)

Les puso muy nerviosos mi libro (se refiere a los lectores norteamericanos), les espantaba. Sobre todo eran las mujeres quienes se ponían muy nerviosas y de hecho me marcaron como no feminista por encontrar placer en la sumisión. Cuando lo que he hecho es llevar el feminismo a la sodomía, porque siempre ha sido considerado un tema gai, y yo soy una mujer heterosexual que quiero no sólo los mismos derechos para las mujeres sino también las mismas prácticas sexuales. Es un guiño a las mujeres para que sepan que la sodomía no es sólo para homosexuales y que el sexo siempre es y ha sido una paradoja.

Pero no es la primera vez que la señorita Bentley utiliza el morbo para vender. En 2004, al poco de publicar su libro, decía en una entrevista (aquí, en ingés):

Pregunta: De hecho, se habla en el libro sobre la búsqueda de Dios a través del sexo anal.

Respuesta: Fui educada  como atea, pero yo siempre había querido creer, como digo en el libro. La mayoría de mis compañeras de ballet creían, y yo pensaba que por eso eran mejores bailarinas que yo. Todo esto es probablemente una ilusión, pero lo que ocurre en tu corazón es una realidad de alguna manera, sobre todo cuando eres una  joven bailarina ansiosa y competitiva. Entonces me puse a leer mucha filosofía, muchos libros escritos por creyentes y no creyentes: Bertrand Russell, Kierkegaard,…. Pero esas lecturas no me hicieron llegar a ningún sitio.

 Pregunta: ¿Así que A-Man [el nombre que recibe en el libro el que la pone mirando a La Meca] le mostró lo que Kierkegaard no pudo?

Respuesta: Cuando tuve esa experiencia con A-Man lo único que podía entender era que el sitio al que me llevó era un lugar espiritual, una experiencia de Dios. Obviamente no estoy en un contexto religioso -no quiero ofender a nadie ni a su religión, soy muy tolerante y pienso que cada uno es libre de creer lo que quiera – pero alcancé cláramente un nuevo lugar de la conciencia. Estaba más allá de mi propio ego, de esa voz en mi cabeza que siempre me estaba diciendo cosas como: “¡No eres lo suficientemente guapa!” o ”¡Sí que lo eres!”.  Todas esas voces en mi cabeza se detuvieron. Fue como una pureza total, como algo que va más allá del pequeño e insignificante yo que está siempre llamando a tu puerta de atrás. [Risas]

Me encanta, en esa entrevista, el nombre que la periodista usa en la introducción (sin segundas) para este nuevo deporte:

Before Bentley was an anal aficionado or a writer she was a ballerina.

“Anal aficionado”. No me digan que no es una maravilla.

Consultorio sexual de la sargento Margaret

Si no tienen claro que una mujer no puede, bajo ningún concepto, gozar por la puerta de atrás (y menos ver a Dios), lean nuestra reseña de Cincuenta sombras de Grey (aquí).

– Oye, Margaret. Y si yo escribiera un libro contando que cuando mi novio cubano me mete la lengua en la oreja, veo al espíritu santo, ¿tú crees que se vendería?

– Vete a tomar por …., Daphne.

OTRA COSA

Hemos actualizado nuestro “post” de septiembre “LA NUEVA TORTURA” (aquí) en el que anunciábamos la nueva moda de portadas -imitando la de Cincuenta sombras de Grey– para novelas románticas con sexo explícito en las que aparecen complementos de caballero.

Los nuevos fichajes:

El juego de Sade, Miguel Steve (Ediciones B, 2013). En este imitan hasta el tipo de letra.

Reflejada en ti, Silvia Day (Espasa, Planeta, 2012)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Escritores y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

50 respuestas a “ANAL AFICIONADO”

  1. Mike Libros dijo:

    La verdad es que esto encaja bastante bien con vuestro análisis despiadado de las prácticas editoriales más “porculeras”.

    • Claro, Mike, claro que encaja. Todo encaja siempre que el tamaño del agujero y el grosor del objeto sean los adecuados. Lo del placer es otro cantar.
      Un abrazo
      Maggie

  2. viruela dijo:

    analorgasmente doña Margaret, no se el placer que a un varón como yo le daría comerle a usted el sushi… eppur si muove! (los caminos de eros son sondeables)

  3. ¡Ahí va... cómo baja el Ebrooo! dijo:

    ¿Sexo? ¿Anal? Muy bueno, Patrulla: ya veréis como este post bate récords de comentarios. La gente está muy necesitada de cariño.

  4. Sardiflor dijo:

    Vampiros vegetarianos, Dios por el culo, sadomasoquismo rosita, etc, … Vamos, un Sálvame “literario” es nuestra versión de la cultura mientras Care es incapaz de entender que ante cierto positivismo es necesario mostrar la otra cara de la moneda y todas las revistas y todos los suplementos culturales y todos los blogs literarios se limitan a la reseña, a la reseña, la bendita reseña y nada más que la reseña masturbatoria. Caminante no hay camino, sólo reseña. Fácil entender el que un Sundance literario no exista. Y los autores que mientras solo parecen protestar por la crítica negativa o la copia pirata para no mirar más allá. Si no fuera por la Patrulla, el Carpintero y la Verba Voladora yo ya estaría muerta por asfixia sin posibilidades ni de reencarnación. Es demasiado difícil respirar entre tanto gas porculero.

  5. Hasta cierto punto la cosa ya aburre.

    Cuando Dan Brown estaba de moda, pues había que inundar las secciones ¿culturales? con libros y reportajes sobre pseudohistoria.
    Despues con lo de Stieg Larsson, pues la moda era el genero negro escandinavo y la crítica a las sociedades del Norte de Europa.
    Ahora pues lo que toca es el softporno para señoras. Pues fale. Que les aproveche.
    Encima que en Interné no tienes ni que pasar la página para saltarte el zurullo de turno:basta con no pinchar el enlace. Y tan feliz.
    De todos modos, pues no se qué esperan culturalmente de un periódico -por muy buena que sea Rosana Torres, que hará y escribirá lo que le manden- que le da el nombre de “Elemental” a un blog de novela negra y dedica precisamente su primer post a Sherlock Holmes.
    Por mucho buen periodista que haya, si no son capaces de entender a estas alturas la diferencia entre novela negra y policíaca, o entre James M(allahan) Cain y Conan Doyle o Agatha Christie…pues eso, eso mismo.
    Es que ya no tiene ganas uno ni de criticarles. Simplementa hay hastío y ganas de pasar de ellos.

  6. Ire dijo:

    Y el teatro se llenará. Okay. Supongo que de momento estos temas son los únicos que aguantan porque crean morbo en el público más impresionable, hasta que ya les cansen hasta a los más pardillos. O puede que ahí haya un filón inagotable, yo qué sé.

  7. LAFUnks dijo:

    la búsqueda de Dios a través del sexo anal

    Premio 2013 a la maximización de la soplapollez minimizando el discurso

    • Ire dijo:

      Es una manera rimbombante de decir que la chica toca el cielo con eso, LaFunks. Nada que objetar.

      • LAFUnks dijo:

        En USA no se juega con el concepto de “DIOS”. También podría haber dicho:

        “la búsqueda de la Tetera de Russell a través del sexo anal”

        pero claro, el ateísmo en USA no está muy bien visto. En fin, a mi me sigue pareciendo una soplapollez de frase y de planteamiento, por mucho que la autora disfrute con el sexo anal, cosa que a mi me parece fenomenal, que conste.

  8. Grandes Éxitos de los Noventa dijo:

  9. Lapinot dijo:

    La segunda parte ya se ve venir: “Alcanza el nirvana chupando vergas a destajo” Basada en su propia experiencia como escritora.

  10. Sardiflor dijo:

    A mí me encantaría saber cuáles han sido los libros más vendidos en los últimos cincuenta años en España y en el resto del mundo. Más que nada para poder observar mejor la cultura de masas, las tendencias y qué arco de transformación se llega a adivinar y perfilar. El porno siempre se vende, eso está claro. ¿Qué diferencias hay entre la tendencia actual y la colección de La sonrisa vertical o el mismo libro Nueve semanas y media? ¿Cómo nos contamos el sexo, las creencias y otras cosillas ahora y antes? ¿Alguien ha comparado el 50 sombras del 2010 con 9 semanas y media de los ochenta como dos maneras de contarnos las relaciones de poder en el sexo, por ejemplo? Las edades de lulú también tendría su espacio, claro. Y seguro que antes han habido otros títulos.

    Recuerdo que cuando leí las memorias de Neruda, me llamó poderosamente la atención que el poeta llenara un estadio de fútbol para recitar poesías en más de una ocasión. Vale, sí, que era un contexto particular, de acuerdo. ¿Y la crisis actual no lo es acaso? Estamos en el mundo de las benditas 50 sombras y también en el que los hackers del mundo, gran porcentaje de ellos son de los EEUU, se unen para ayudar a sus hermanos egipcios y tunecinos (por ejemplo: http://www.youtube.com/watch?v=6jeyicM9FFc) más allá del “Axis of evil”. Y la variedad es enorme, pero no se refleja en los medios más influyentes hasta la fecha que insisten en una única visión y, cómo no, en la reseña y nada más. En el hilo de comentarios de ayer ya Ginebra señalaba algo en tal dirección. El mundo no se ve en los periódicos sino todo lo contrario. Luego los periodistas se preguntan de dónde viene la crisis en su sector, basta que miren a su alrededor y descubrirán lo que muchísimos otros observan y viven desde hace tiempo. Y en breve caerá la gran crisis del sector editorial y más de uno se llevará las manos a la cabeza al estilo conspiracional de Juan Cruz, etc.. Y la Patrulla, Antinomiaslibro y Verba Volant ya estaban allí señalando en lo que hay que incidir desde hace tiempo.

  11. Dr.Diable dijo:

    Éste me lo leo. Restif de la Bretonne puede sentirse orgulloso.

    Decir que las mujeres no pueden disfrutar del sexo anal es como decir que la homosexualidad no tiene razón de ser. Supongo que estás de cachondeo, como siempre.

    Por no hablar de que el Popper (sí, como el filósofo) te hace ver a Venus, Eros y la madre que te parió. Prúebalo, cuando menos, una vez en la vida. Merece la pena.

    • Ire dijo:

      Ya, Vince, pero es que después queda muy feo en las chicas. Aunque cada cual…

    • Vicente querido:
      Los homosexuales (varones) disfrutan de la penetración anal porque les gustan los penes. Sentirse atraido por el objeto que entra es condición necesaria y muchas veces suficiente.
      Las mujeres (homo o hetero) no sienten ninguna atracción por los penes. Por eso cero placer.
      A su servicio
      La sexologa Margaret

      • Ire dijo:

        Maggie, querida, tú tampoco ayudas mucho, veo.
        Hablando ahora más o menos en serio, me parece que esta es la fantasía masculina por excelencia, también entre los heteros. Puede que una mujer pueda disfrutar con eso, por qué no, pero la autora se delata diciendo que ‘la primera vez se lo pasó en grande’. Eso, lo siento, pero no me lo creo.

      • pi al cuadrado dijo:

        Ire mujer, no te pongas en evidencia.

      • Ire dijo:

        Lo explicaban en ‘Nip Tuck’, querido pi. ¿No la viste?

      • LAFUnks dijo:

        Querida sexóloga Dra. Sargento Margaret

        ¿cómo explica Vd. entonces la enorme proliferación de jugetitos anales (dildos simples, two-head dildoes, butt-plugs, bolas chinas, etc.) o la afición al fist-fucking anal que reina entre los homosexuales más hard/kinky? Al menos la mayoría de los dildos tienen forma de pene, pero vamos, las bolas chinas, un butt-plug o un brazo yo no lo veo… Así que algo fisiológico si tiene que haber. Quizás estaría bien preguntarle a Madonna que según recuerdo tb. era aficionada al sexo anal.

      • pi al cuadrado dijo:

        ire, muchas mujeres disfrutan del sexo anal. te recomiendo el vídeo /Cristina Rose is a slut whoman/ puro vicio. No hace falta que me des las gracias.

      • Ire, por el amor de dios, no lo hagas. Ni lo intentes, te va a doler. Pero si quieres probar, te recomiendo que comiences poco a poco. Lo mejor es que te inicies con un escritor español, la tiene todos muy pequeña. Todos.
        ¿Que por qué lo sé? Pues porque me lo ha contado Daphne. Y de esos temas ella sabe mucho.
        Ten cuidado, chica.
        Un abrazo
        La Margaret que quiere lo mejor para ti.
        PD: a punto he estado de borrar el mensaje este de “pi al cuadrado”. Vamos que recomendar eso. A quién se le ocurre. Me santiguo tres veces seguidas.

      • Ire dijo:

        Si no te digo que no, pi, que los caminos del Señor son inescrutables, ya lo sabemos.
        Confío en ti, Maggie. Me buscaré uno bien español, para empezar. Ya te contaré.

      • Dr.Diable dijo:

        Lo hombres disfrutan más de sexo anal porque tenemos próstata. Las mujeres, cierto es, no obtienen tanto placer al no contar con ella. En eso estamos de acuerdo. Yo soy hombre, tengo próstata, he probado el sexo anal y no me va. Hay mujeres, que no tienen próstata y sí les va. ¿Por qué? Porque en la sexualidad no hay nada escrito. Llámalo abyección, llámalo inversión, penis envy, lo que sea. Lo único que defiendo es que cuando hablamos de sexo no hay nada categórico. Por desgracia, hay gente enferma, pederastas, violadores, sadomasoquistas, que son la prueba evidente de que sobre la sexualidad no hay nada escrito, por suerte o por desgracia. Sólo eso. Yo optarían en algunos casos por la castración química, pero ya se encargaría la naturaleza de ingeniar nuevas taras. Saludos.

      • julian bluff dijo:

        No siempre ocurre, Maggie; no siempre…
        Yo soy español, escribo y la tengo inmensa.
        A lo mejor, porque, igual, concurre en mi caso otra diferenciación con el resto de los escritores españoles. Escribo bien.

        A mi amigo V.D
        Que esto no es una clase de anatomía de la Facultad de Medicina; Vicentico, majo…
        Y del píloro, tío… ¿qué nos puedes decir del píloro?.

        Sexo anal. Una… ejeeem… buen amiga, decía que era algo bastante parecido a una reunión de trabajo. Que lo mejor venía cuando el acto se daba por concluido.

      • Anda, bluff, si al final va a resultar que ya éramos amigos en la vida civil
        Maggie

      • julian bluff dijo:

        Maggie, corazón,

        Yo me acuerdo de que de mi promoción salió una uróloga -¡qué ya hay que ser gorrina para ser mujer y ser uróloga! (con los debidos respetos)- de la que se comentaba que cuando el Nacho Vidal se pasó a ADESLAS se dio a la ginebra y dejó la medicina.

        ¿No me jodas que vas a ser tú; bribona?. Porque mucho sex appeal no se puede decir que tuviera la susodicha.

  12. Rusta dijo:

    Tiene que ser frustrante para la autora no tener éxito cuando escribe sobre lo suyo (el ballet) y triunfar cuando habla de un tema que vende por el morbo, sin que importe cómo es ella como escritora y qué puede aportar al asunto. Me recuerda a los autores que acaban escribiendo (probablemente por encargo) novelas cortadas por el mismo patrón que los best-sellers en lugar de escribir lo que les gusta de verdad. Es una lástima que a veces el público sea tan básico.

  13. Peter Folgier dijo:

    En lo oscuro de uno mismo.

    – Padre, me confieso, ayer pequé, y pequé, tan nefando que hoy como ve ni ando ni sentarme puedo. Accedí por el voto que me obliga este santo Sacramento del Matrimonio y a la tradición de servidumbre piadosa a la que tanto me he ajustado para ser la perfecta esposa a imagen, Dios no me lo tenga en cuenta como vanidad, de Nuestra señora, que aceptó al Espíritu Santo, tendiendo este menor garbo que mi Pepe, todo sea en honor a la verdad…según Las Escrituras
    – al meollo, Dolores, que nos conocemos…
    – pues como le decía me abandoné por donde mi marido me dijo que abriría nuevos horizontes de placer, allí donde nunca antes me había hecho suya…
    – ¿cambió el huerto por el sobrao?
    – no, Padre, no, me vi de repente en tal postura que saludaban ya mis carmes posaderas al cielo y fue estando así cuando sin previo aviso del límite del experimento que mi Pepe decía querer llevar a cabo, sentí, por decirlo gradualmente, como se abrieron de golpe los anillos, o eso me pareció, los que cierran al mundo prudencialmente las parte que Dios mantiene ocultas y que sólo se abren en caso de extrema naturaleza, obligaciones de las que sólo con su nombre se entienden como poco adecuadas… ¿Me sigue Don Celestino?
    – ¿quieres decir que acometió contigo el pecado de Sodoma…?
    – sí, Don Celestino, así lo hizo, y cuando ya tenía yo dentro, muy adentro se lo aseguro lo más suyo y lo más mío, pues espero que no lo ande paseando por ahí, me dijo entre jadeos ignominiosos que había leído que las mujeres así ensartadas tenían todas una revelación religiosa, que sentían a Dios…
    ¬ – Dolores, esto pasa de pecado normal a blasfemia…
    – así lo pensaba yo, pero espere, cuando, logré por fin gritar «Dios qué …» él se convenció más firmemente de la virtud de sus empujes…mientras me aleccionaba con una homilía de las supuestas bondades religiosas de llegar al otro lado, pues tal era la fuerza de su envite que yo acabé al fin de gritar «Dios …qué Dooloooooor más grande», pues no estaba yo teniendo más revelación que sentir todo el Big Bang en mi canal de salida, fue tal la cantidad de estrellas, rayos y centellas que me nublaron la vista, que era como si todo el Universo reconcentrado en un solo punto sin espacio tiempo, comenzara a expandirse desde mi intestinal tracto hasta donde el escaso espacio le permitía…avanzar, y así más, temí más por la salvación de mi alma que por defraudar a mi marido, que ya le digo, debe usted hablar con él para que practique en mi cuerpo y persona otros ejercicios espirituales que no me supongan dudar del Génesis, Dios me perdone por ello
    – ese Pepe siempre ha sido un bestia y un bruto, ¿no conoce los lubricantes…? Si se ha de pecar, al menos con conocimiento…
    – pero, Padre, si usó precisamente cera de cirio, creo que lo eligió por el tamaño, si lo conoceré yo…
    – Hija mía, en el pecado lleváis ambos la penitencia, me rezáis lo de rigor, (está todo en mi blog), y devolver el cirio…

  14. Comeclavos dijo:

    jaaaa otra entrada esperpéntica. Que cada uno lea y publique lo que le venga en gana pero, eso sí, debería haber una norma que obligase a novelas así a tener una portada aún más fácil de clasificar por el gran público, con torsos musculosos y desnudos y mujeres arrebatadas, melenas (de ambos) al aire y miradas de precoito. Luego viene esta deliciosa sodomita y publica su novela con una portada más o menos normal y claro, la gente se despista.

  15. Hay una revista -en papel- maravillosa llamada “Cigar Aficionado”. El magazine, por supuesto, va de temas relacionados con el tabaco y el fumar, y tiene unas fotos magníficas. Me he puesto en contacto con Toni Bentley para editar a todo color la publicación “ANAL AFICIONADO”. Ella pondrá los textos y yo las fotos (mi cuerpo).
    M.
    http://www.cigaraficionado.com/

  16. OTRA COSA
    Hemos actualizado nuestro “post” de septiembre LA TORTURA QUE LLEGA en el que anunciábamos la nueva moda de portadas -imitando la de Cincuenta sombras de Grey- para novelas románticas con sexo explícito en las que aparecen complementos de caballero.
    Los nuevos fichajes:
    El juego de Sade, Miguel Steve (Ediciones B, 2013). En este imitan hasta el tipo de letra.
    Reflejada en ti, Silvia Day (Espasa, Planeta, 2012)
    https://patrulladesalvacion.com/2012/09/06/la-nueva-tortura-que-llega/

  17. Chicaportuguesa dijo:

    El País, tan atento a lo ‘high’ que pasado mañana en Babela saldrá una reseña del libro de Jorge Javier Vázquez… So high level… Über alles.

    • En ese caso no entiendo cómo no reseñaron las memorias de Ana Gª Obregón.
      Ahora en serio: Si eso que dices es cierto, creo que marcaría un antes y un después. Si Babelia reseña ese libro, la guerra será a muerte, ya no les permitiremos rendirse, ni aceptaremos negociar la paz. “TAKE NO PRISONERS”
      Esperemos al sábado.
      No lo hagan, señores de EL PAÍS. Se lo estamos advirtiendo por las buenas. Miren que me conozco…
      Margaret

  18. Pocoyó dijo:

    El porno vende, dice alguien por aquí en los comentarios de arriba. Es cierto, pero…
    Dos ejemplos:
    El primero. Esta entrada de Maggie me llevó a la Wikipedia, donde se hace constar que en 1971 (antes de Gray e incluso antes de 9 semanas y media), una ex madame llamada Xaviera Hollander saltó a la fama al publicar un libro de memorias llamado “The Happy Hooker”, que fue traducido a varios idiomas y vendió millones (millones) de ejemplares en todo el mundo.
    El segundo. En 2001 se publicó en Francia “La vida sexual de Catherine M.”, otro libro de memorias, esta vez de la reconocida curadora francesa Catherine Millet, directora además de la influyente revista Art Press.
    Las dos, Xaviera y Catherine, hablan en sus libros de manera abierta de su vida sexual, libre y desprejuiciada. Pero mientras que en el de Catherine uno se encuentra pasajes con reflexiones como esta:
    “He follado ingenuamente durante una gran parte de mi vida… De vez en cuando tropezaba, por supuesto, con algunas de las dificultades psicológicas conexas (mentiras, amor propio herido, celos), pero las imputaba a la lista de pérdidas y ganancias. No era una mujer muy sentimental. Tenía necesidad de afecto, lo obtenía, pero sin llegar al extremo de construir, a partir de relaciones sexuales, historias de amor”,
    en el de madame Xaviera solo hay una obscenidad tras otra, sin el menor concierto ni calidad literaria.
    No digo que el libro de la Millet no haya vendido, porque vendió muy bien, al menos en Francia, pero fue el de Xaviera el que alcanzó rango millonario.
    Ustedes conocen muy bien las conclusiones que pueden extraerse de estos ejemplos acerca de la naturaleza humana, así que me las callo, pero es triste, sí, muy triste constatar que la basura interese tanto.
    Por cierto, Maggie querida, no te haría nada mal leer estos libros, principalmente para que veas la de cosas que les gustan a las mujeres en materia de sexo, gustos de los que tú misteriosamente pareces no tener la menor idea.
    Aunque, claro, lo más seguro es que, si niegas que a las mujeres les gustan ciertas prácticas y ciertas partes del cuerpo masculino, es solo por ganas de provocar al personal.
    Abrazos

    • Dr.Diable dijo:

      El de Catherine Millet no es un mal libro. Lo leí en su día cuando lo publicó Anagrama y me gustó. Pero el fenómeno no es nuevo. Después de Anais Nïn y sus diarios, pero sobre todo después, del porno-existencialismo de la primera Beauvoir que arrasó, nada nuevo bajo el sol. Yo no sé por qué provoca tanto revuelo el tema. En la Ilíada no paran de follar; el Satiricón está protagonizado por un pederasta; hay un par de Lais de Marie de France de lo más porno; el Arcipreste habla de follar con monjas; de Chaucer ni hablemos; a Lavinia en Shakespeare no sólo se la follan sino que la descuartizan; en Henry Fielding no paran de salir pollas y tetas. Me temo que el porno ha sido comercial siempre. Y es cierto: no hay tema más universal que el sexo.

      • Ire dijo:

        Porque la cosa no es el sexo en sí, sino la utilización del mismo para provocar interés en la lectura de unos bodrios que no hay por donde cogerlos – no quería hacer un chiste malo, perdón -. Claro que hay literatura no ya erótica sino pornográfica de calidad. La cuestión no es esa, Vince. Si hablamos de teatro, por ejemplo, y con un tema bastante parecido aunque no tiene nada que ver, más que por lo explícito, podrían representar a Palau i Fabre, por ejemplo, aunque me temo que ese sí resultaría demasiado escandaloso hoy todavía
        Saludos

      • lecho dijo:

        no provoca revuelo el tema.

      • Pocoyó dijo:

        Claro, admirado Diable, pero elegí estos libros porque los dos son memorias, no novelas. El de C. Millet es un buen libro, sí, porque ahí hay literatura; mientras que en el de Hollander solo encuentras el mal olor que caracteriza a la basura y una honda tristeza post-coito.

  19. maud dijo:

    Esta novela, como la de 50 sombras, parecen copias chapuceras de Historia de O, y digo parecen porque no las he leído. Sí me ha extrañado que nadie haya mencionado la novela de P. Réage…
    El porno no sé si vende, lo que sí vende, y a cascoporro, es la Mierda. ¡Así nos va!
    Un saludo patrulleras, la soldadesca os apoya.

  20. ¡Ahí va... cómo baja el Ebrooo! dijo:

    ¿Sólo 43 comentarios? Qué decepción… será que la gente folla más de lo que parece. Claro, como todo Dios está en el paro, sobra tiempo…
    Por cierto, ¿el culo de la portada es el de la tal Toni Bentley? Porque entonces, yo me apunto.

  21. Se rompió la cadera como Agustín Fernández Mallo.

    ¡Malditas caderas! ¡Cuánto daño han hecho al mundo!

Los comentarios están cerrados.