¿ES QUE CARMEN DÍEZ DE RIVERA NO VA A PODER DESCANSAR EN PAZ?

Comparen ustedes estas dos portadas.

 

La primera pertenece a “Historia de Carmen“, de Ana Romero (Planeta 2002). La segunda corresponde a la reciente reedición del libro anterior con otro título “El triángulo de la transición“.

¿Soy yo una mal pensada, o título y portada (de la reedición) explotan el morbo de la forma más rastrera? Me voy a la sinopsis y queda claro: “Las maledicencias de la época la persiguieron de por vida. Por su estrecha relación con Suárez y con el Rey, dos jóvenes apuestos y amantes ambos de las mujeres.” Toma ya. Pero si además me voy a la nueva introducción, que el 29 de marzo de 1913 la autora hizo para esta nueva edición, ya no hay duda: “Han pasado catorce años y en España se escribe ahora con mayor libertad. El paso del tiempo hace menos incómodos episodios antes considerados tabú. ¿A alguien le sorprende hoy que el Rey le dijera a Carmen “I simply adore you!” O que el 3 de julio de 1976 Carmen tuviera que marcharse de casa de Adolfo Suárez antes de que llegasen los periodistas para evitar habladurías?”

Y tienen suerte de que no me dedique a analizar el motivo por el que en la nueva portada de 2013 se utiliza “Carmen, Suárez y el Rey” como subtítulo. Y no lo hago para evitar ponerme de peor humor. ¿No tiene apellidos la señora? ¿No tuvo cargos profesionales? Si hubieran escrito: “Carmen, Adolfo y Juan Carlos”…. Mira, lo dejo que me estoy poniendo de muy mala hostia.

En 1999, con el cáncer muy avanzado y pocos meses antes de morir, Carmen Díez de Rivera -secretaria personal de Adolfo Suarez durante la Transición y luego eurodiputada de PSOE- concedió a Ana Romero una serie de entrevistas. También la dejó entresacar algunas frases de sus diarios para terminar de perfilar su libro. Carmen Díez de Rivera se fió de Ana Romero, entonces una periodista seria y profesional caracterizada por sus buenas entrevistas. De hecho la primera versión del libro, la de 2002 (entonces el Rey aún no se había roto la pierna en Botswana ni se conocía la existencia de Corina), es bastante respetuosa con la persona retratada. Hoy, Ana Romero -con la complicidad de Planeta-  traiciona del modo que están viendo la confianza que Carmen puso en ella hace 14 años.

Lo único escabroso que se sabe con certeza sobre la vida Carmen es que fue hija natural de Ramón Serrano Suñer (ministro y “cuñadísimo” de Franco) y que gracias a la buena relación que había entre su familia y la de Serrano Suñer, se enamoró cuando tenía 17 años del hijo de este último -pretendiendo casarse con él- sin saber que en realidad era su hermano.

Las supuestas relaciones con el Rey y con Adolfo Suarez no están probadas. De hecho, en las entrevistas que concedió en 1999 a la periodista, Carmen Díez de Rivera las negó rotundamente. Y digo yo: Y aunque fueran verdad. ¿Qué derecho tiene nadie a jugar con la intimidad de una persona que siempre se comportó de una forma digna y discreta? Y menos ahora que ya no está para defenderse.

La memoria de Carmen Díez de Rivera ya tuvo que soportar que a principio de este año Manuel Vicent, en su libro El azar de la mujer rubia (Alfaguara, 2013), y con la excusa de que estaba novelando, jugara con los sobrentendidos sobre su colaboración con Suarez y el Rey. Luego, hace un mes, se ha publicado Lo que escondían sus ojos, de Nieves Herrero (La esfera de los libros, agosto 2013). En esta “novela”, que ya va por la 3ª edición, se especula con la historia (de amor) entre Sonsoles de Icaza, esposa del marqués de Llanzol, y Serrano Suñer. Y dejo continuar a la sinopsis, que no tiene desperdicio:

Un amor prohibido que dio su fruto con el nacimiento de una niña: Carmen Díez de Rivera, figura de enorme trascendencia treinta años después durante la Transición. Aunque su padre nunca la reconoció legalmente, el escándalo fue tal que le apartó del gobierno para siempre y ambas familias ocultaron el asunto como si nunca hubiera existido.

Ya vale, ¿no? Se ha puesto de moda hablar del Rey, su familia y sus cosas. El asunto vende. A esto se une que las editoriales, con tal de vender, están dispuestas a todo. Pero ¿qué culpa tiene de todo esto Carmen Díez de Rivera? bastante tuvo la pobre con lo suyo. Solo falta que el portero de la finca urbana en la que residía doña Carmen escriba sus memorias y se las publiquen en Anagrama. Que seguro que con la nueva línea editorial, recientemente estrenada, don Jorge Herralde estaría encantado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a ¿ES QUE CARMEN DÍEZ DE RIVERA NO VA A PODER DESCANSAR EN PAZ?

  1. mdominguez dijo:

    basta ya, miserables.

  2. Tomatito de Jerez dijo:

    Basura literaria, perdón, que esto no es literatura. Basura a secas para público infantilizado y banal.

  3. Mike dijo:

    Muy bien, ¿pero por qué metéis a Anagrama en esto? No sé cuál es la nueva línea de la que habláis, pero este otoño se están portando tan de puta madre como siempre.

    • ¿Y ESTO?
      http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_840
      ¿Y esto?
      http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_818
      ¿Y esto?
      http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_803

      ¿Y esto que es, precisamente, de este otoño?
      http://www.anagrama-ed.es/titulo/A_454

      Y luego esto que han sacado-en plan Sálvame de Luxe- sobre lo que follaban todos los de Hollywood: “Servicio completo”.
      http://www.anagrama-ed.es/titulo/CR_101
      ¿Quieres más ejemplos?
      Maggie

      • jose dijo:

        Ay Margaret, no te puedes fijar sólo en lo negativo, seguramente Mike iba más encaminado a que publican las nuevas novelas de Richard Ford, Ian McEwan, Alan Hollinghurst y unas cuantas más que también tienen buena pinta.
        Vale que algunas novelas que se han colado últimamente en el catálogo no habrían sido publicadas hace unos cuantos años en ese sello, pero aun así siguien publicando cosas muy interesantes, y desde luego la comparativa con Planeta no es justa

      • Vamos a ver, Jose.
        En el nº 358 (de septiembre de 2013) de la revista Quimera publican una entrevista con don Jorge Herralde. (Entiendo que el hecho de que esta entrevista se publique en el número de septiembre implica que ha sido realizada no mucho antes).
        Hay una pregunta que dice así:
        P.- “Recordemos aquella negativa de Barral a publicar Cien años de soledad de García Márquez. ¿Ha experimentado una situación similar con algún libro ofrecido en primer lugar a Anagrama?”
        La respuesta del señor Herralde es la siguiente:
        R.- “Si lo hay, la memoria es clemente y me impide recordarlo. Lo que sí que he rechazado, con bastante frecuencia, son manuscritos que no encajaban en el catálogo de Anagrama. La calidad y la coherencia con el catálogo son mis principales criterios para publicar un libro, por lo que publicar a Dan Brown, por ejemplo, sería como una luxación aberrante. El catálogo es lo que hace que un lector se fie de la editorial y compre el libro, aunque el autor sea desconocido. y esto, que se consigue a lo largo de muchos años de trabajo, se puede perder en meses si no se sigue a rajatabla. Aunque los autores de Anagrama puedan ser heterogéneos (de Bukowski a Sebald, por ejemplo), hay una suerte de unidad subterránea que los aúna, como las islas de un archipiélago con una peana común oculta bajo el mar.”
        Ahí termina la respuesta de don Jorge Herralde a la pregunta.
        Si esto lo hubiera dicho don Jorge antes de diciembre de 2010 (fecha de la compra de parte de las acciones por parte de la editorial italiana Feltrinelli), yo me hubiera partido la cara con quien pusiera en duda la sinceridad de tal manifestación. Pero después de la llegada de los italianos, eso que afirma el editor catalán ya no es verdad. ¿Qué “peana común” une a un libro como “Intocable” de Philippe Pozzo di Borgo con el resto del catálogo -anterior a dic-2010- de Anagrama?
        Yo era de las que compraba un librito amarillo de Anagrama sin mirar ni el nombre del autor. Hoy ya no lo hago. Que el señor Herralde siga repitiendo (como si de un mantra se tratara) lo del catálogo y la coherencia -después de haber editado los ejemplos que he puesto en el comentario anterior- no es de recibo.
        Al señor Herralde (me imagino que forzado por los nuevos socios) le mueve hoy, en algunas ocasiones, a la hora de editar, las posibles ventas. Eso antes de diciembre de 2010 no pasaba.
        Eso es lo que quería decir con mis ejemplos
        Un abrazo
        Maggie

  4. Red dijo:

    No veo ningún problema con que Vincent en una novela ficcionalice lo que le salga del nabo, ¿o sí?

  5. Magdalena dijo:

    Hola,sigo este blog pero no sé quién lo escribe.Gracias.

    • Estimada Magdalena:
      Somos Daphne, Samantha, Josephine y la sargento Margaret, servidora.
      Más información sobre nosotras y los motivos por los que hemos abierto este blog pinchando aquí abajo
      https://patrulladesalvacion.com/about/
      Si crees que el mundo editorial y el de los medios de comunicación están podridos; si piensas que los periodistas culturales y críticos literarios nos toman a los lectores por idiotas; si sospechas que las editoriales de libros nos engañan un día sí y otro también, esta es tu parroquia.
      Welcome home
      Margaret, la sargento de la Patrulla de Salvación.
      NO PASARÁN!!
      LA VICTORIA ES NUESTRA!!

  6. Estoy tan asqueado como el resto de los comentaristas, pero sorprendido, lo que se dice sorprendido…Pues oye, Lara siempre ha hecho lo “necesario” para vender sus libros y no era mas que cuestión de tiempo que, en función del mercado y del público, llegara a estas cotas de indignidad. Y las que veremos.

    Lo triste es que luego haya autores, presentadores de tv, etc , que van por ahí impartiendo lecciones de bonhomía, buenrollerismo y solidaridad y pierdan el culo por que Lara les edite el libro. Para qué dar nombres, ¿verdad?

  7. Mezmalaga dijo:

    Totalmente de acuerdo. Por mi edad yo no conocía la historia de Carmen Díez de Rivera y cuando descubrí sobre ella, hace un tiempo, me frustró no poder conseguir el libro porque estaba descatalogado. Me alegra que se rescate su figura y que ahora el libro esté de nuevo a la venta, pero el cambio de portada, de título, no me gusta.. creo también que es una búsqueda de público fácil. Incluso si querían cambiar el título, deberían haber dejado claro en el subtítulo que es la historia de Carmen, no la historia de tres personajes. La relata ella. Es información que en su mayoría ella ofrece a Ana Romero. La misma autora dice hoy en un encuentro digital: ‘no quería que otros contaran su historia por ella’. Entonces, si Carmen quiso relatar su historia de un modo, punto, la autora debería respetarlo, y parece que no está siendo así.

    Encuentro digital al que me refiero en mi comentario: http://www.elmundo.es/elmundo/encuentros/invitados/2013/10/28/ana-romero/index.html

  8. ana dijo:

    Yo estuve cuidando a Carmen en sus ultimos meses e incluso cuando vino la escritora y son invenciones

    • Pepa dijo:

      Ana, deberias escribir más sobre lo que sabes de ella como persona y lo que ella sentía y manifestaba. Queremos saber sobre ella como persona, que es lo que le atormentaba a nivel particular. Porque no se caso nunca ?? Era una mujer realmente muy infeliz ??

  9. Pepa dijo:

    Cuanto tiempo duro su enfermedad ? De que fué su cancer ?

  10. pgell dijo:

    Una consulta: ¿Este libro es exactamente el mismo que se publico en 2002 con el título “Historia de Carmen: Memorias de Carmen Díez de Rivera”? Estoy buscando ese libro desde hace mucho tiempo y creía que en él se respetaba la figura de esta mujer en su justa medida. ¿Es que ya en aquel se frivolizaba respecto a su relacion con el rey y Suarez?

    • No es exactamente el mismo. En el primero se trataba con respeto la vida privada de la protagonista. En este se intenta vender. Comenzando con la portada

      • pgell dijo:

        Entonces… Tu indignación no es sólo por el marketing de lanzamiento, sino también por el cambio de contenido. ¿No? ¿Sabes si es posible conseguir de alguna manera el publicado en 2002? Es frustrante que el acceso público a la información dependa de su rentabilidad en el mercado capitalista.
        Gracias por atenderme.

      • Vamos a ver: el contenido no ha cambiado sustancialmente. Se ha metido una introducción y poco más. No sé donde conseguir el antiguo.
        Un saludo y de nada

  11. Francisco dijo:

    Se puede conseguir en abebooks o iberlibro.com por unos 60 euros

  12. Mayte. dijo:

    Digo yo una cosa, dentro de mi ignorancia, ¿y qué más da la vida privada de esta señora?. Lo importante es TODO lo que hizo por la transición. No entiendo como en el siglo XXI se puede estar hablando de la vida privada de nadie. ¿Qué quién era su padre?. Pues Díaz de Rivera, que es quien la cuidó y la quiso desde que nació.
    Es que no lo entiendo, como era guapa se da por hecho que tenía rollitos con Tal y Pascual. Si hubiera sido fea se hubiera dicho que era inteligente. ¿Es que no podía ser inteligente, diplomática y guapa?.
    Lo dejo porque yo también me estoy poniendo de mala …. Que descanse en paz.

  13. inlicom dijo:

    ¿Has leído el libro completo? Parece quete quedaste en el prólogo porque en ningún momento habla de que Carmen tuviera una relación sentimental con uno u otro. Sólo lo q dice el prólogo y no la segunda lectura que le das. Sencillamente que tuvo que lidiar las habladurías de la época y que, consciente de ellas, se marchó de la casa para evitarlas. No estaba en el piso liándose con Suárez. Obvio q no leíste el libro. Se marchó del piso para no dar carnaza a las habladurías de la época y que hoy día perviven.

Los comentarios están cerrados.