NOVELA HISPANOHABLANTE: “CRUCE DE CAMINOS Y PUERTO DE LLEGADA Y SALIDA” AY, QUE ME MEO

“Micromundos más personales que contienen el universo”;  ¡HOSTIAS,TÚ! “voces polifónicas” ¡GUAI DEL PARAGUAY!; “mestizaje genético, cultural y literario” ¡CÓMO MOLA, COLEGA!; “vocación global y sin prejuicios ni miedos” ¡ME APUNTO! ¡QUÉ GUAPO!;

Las frases huecas y sin contenido que he destacado en negrita y en minúscula integran el primer párrafo del reportaje titulado “La novela en español del siglo XXI” que, firmado por Winston Manrique Sabogal, aparecía ayer domingo día 24 de marzo de 2014 en las páginas de cultura de EL PAÍS. Las expresiones en mayúsculas son las reacciones que salieron de la boca de mi vecino José Enrique cuando le leí el citado comienzo. Mi vecino tiene 22 años, es estudiante de Filología Africana y de Ecología Social Aplicada, tiene un grupo de hip-hop y le encanta Bolaño aunque reconoce no haber pasado de la página 100 de Los detectives salvajes. Mi vecino Jose Enrique, resumiendo, es un perroflauta redomado. Una fauna que cada día es más numerosa.

-Margaret: no te metas de ese modo con los perroflautas, recuerda que el último Nielsen dice que el 83,4% de nuestros lectores lo son. Que nos vamos a quedar sin lectores.

-Me da igual, Daphne. Aquí hemos venido a ganar una guerra, no a conseguir lectores. Si se ofenden, que se fatidien. Y la que quiera un amigo, que se compre un perro.

A continuación el texto completo de dicho 1º párrafo:

Los mundos totalizadores que explicaban grandes problemas o temas han sido reemplazados por micromundos más personales que contienen el universo. Ese es el no lugar al que ha llegado la novela hispanohablante del siglo XXI, poblado de voces polifónicas nacidas del mestizaje genético, cultural y literario de todos los tiempos y lugares con vocación global y sin prejuicios ni miedos de ninguna naturaleza.

Así comienza, lleno de frases vacías pero biensonantes a los oídos de algunos, el artículo en el que se supone que el amigo Manrique Sabogal ha levantado acta sobre el estado de la literatura en castellano de hoy en día. ¿Se quitan las ganas de seguir leyendo, verdad? Pues fíjese, querido lector, lo ingrato que es el trabajo de patrullera salvadora del libro. Me lo he leído –palabrita del niño Jesús- de cabo a rabo.

Winston Manrique Sabogal ha mandado unas preguntas por correo electrónico a “una veintena de escritores, críticos, agentes literarios, editores y especialistas de España y América Latina” y con sus respuestas (quitando, pegando y recortando a su antojo) ha compuesto el texto. Al terminar el artículo, un lector medianamente informado se da cuenta de que el resultado de la investigación de Manrique Sabogal ya estaba predeterminado incluso antes de escribir las preguntas. Tenía que salir cara sí o sí. ¿Se imaginan que un reportaje sobre literatura en castellano de EL PAÍS –con lo volcado que está comercialmente el grupo PRISA sobre el mercado latinoamericano- terminara concluyendo que los escritores en español del siglo XXI solo facturan porquería? No, hombre, no. Hay que explicar al lector que lo nuestro es güenísimo, insuperable. ¿No ven que no hay forma de desmentirlo? Además, qué van a decir los que con ello se juegan el plato de garbanzos de mañana, los que son juez y parte… ¿Van ellos mismos a echarse mierda encima? ¿Por qué no se pregunta a los buenos lectores? La receta es muy sencilla: metemos cuatro frases inteligentes de Volpi, Vila-Matas y cuatro listos más, lo aderezamos con palabras como “global”, “mestizaje”, “ecléctica”, “mixtura”, “Hibridación”, “mutante”, “multicolor”… le ponemos tabasco y pimienta negra… y ya tenemos la estupidez más grande que se ha escrito sobre literatura en lo que llevamos de década.

Esto sí que eran escritores

El artículito de Manrique Sabogal es todo él un engendro zombi que camina sólo y da miedo hasta al propio demonio, pero me gustaría destacar, para aquellos de ustedes que por mantener su sentido de la estética lo más limpio e incontaminado posible hayan decidido no leerlo, algunas de las frases –dignas de la antología del disparate o del discurso publicitario más vacío- de estos especialistas que configuran lo más granado de la intelectualidad castellanoparlante. Ay, Virgen Santa. Si yo le hubiera hecho caso a mi madre y me hubiera casado con aquel exportador de plátanos…

“Es el momento de una época posnacional y posnarrativa. La novela ya no se define por su lenguaje local ni por su linaje regional. Más que el estilo del autor o la temática del relato, la novela cuenta con la inteligencia del lector. Es un espacio en construcción, un ensayo de nuestra libertad.”

Esto lo dijo  Julio Ortega que es escritor y crítico peruano y profesor en la Universidad de Brown. Para que lo entiendan les doy más datos; Julio Ortega es uno de los ideólogos de la generación Nocilla y del “Afterpop” y de la “Postpoesía” y de la hostia en verso y de….

Cruce de caminos y puerto de llegada y salida

Con esa nueva frase biensonante y más vacía que la cabeza de Emma Bovary describe la novela hispanohablante Mayra Santos-Febres, escritora puertorriqueña. ¿Qué les decía yo al comienzo? Frases bonitas y cero contenidos. Así todo el reportaje.

“Si en una época se sentía más el sonido de Faulkner, ahora es el de Roth”.

Apunta esto  Carlos Granés, de la Cátedra Vargas Llosa. ¿Roth? Ya quisieran todos ellos.

Conclusión:

En los años setenta sí hubo una buena selección intercontinental de escritores en castellano. Con Roa Bastos en la portería; con Neruda, Vargas Llosa, Borges, Cortázar y Carlos Fuentes en la defensa; con Donoso, Lezama Lima, Onetti y Camilo José Cela en la media y con García Márquez en punta sí que se ganó un mundial. Con los escritores [he cometido un lapsus cálami y he puesto “escrotores”, por algo será] de hoy en castellano no pasaríamos de la primera ronda y los rusos, los centro europeos o los anglosajones nos ganarían por goleada. Fijo.

Así que, señor Manrique Sabogal, menos lobos, Caperucita.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a NOVELA HISPANOHABLANTE: “CRUCE DE CAMINOS Y PUERTO DE LLEGADA Y SALIDA” AY, QUE ME MEO

  1. dd dijo:

    Quería flotar
    Cuando comer era un infierno

    Espido Freire

    Cuando Espido Freire escribió Cuando comer es un infierno trastornos como la anorexia y la bulimia salieron a la luz y permitieron a muchas jóvenes ver su propio infierno reflejado en otras y, a partir de ahí, empezar a entender que lo que les pasaba no era tan extraño y que, con esfuerzo, ganas de vivir y la ayuda de la familia y un especialista podrían aspirar a una vida mejor.
    Han pasado los años y los trastornos de alimentación lejos de disminuir se han incrementado y han tomado nuevos rostros, afectando ya a hombres y mujeres. Se hacía necesario un nuevo libro. Es el momento de recoger de nuevo testimonios de expertos y afectados, en una obra que recoge la esencia del libro anterior (sinceridad, rabia, lucidez, denuncia) pero aplicada a una nueva problemática. Un libro necesario que puede servir de ejemplo y estímulo a muchas personas.

    Espido Freire (Bilbao, 1974) debutó como escritora con Irlanda (1998), novela que recibió una espléndida acogida por la crítica y fue galardonada con el Premio Millepage, otorgado por los libreros franceses a la novela revelación extranjera. En 1999 apareció Donde siempre es octubre y seis meses más tarde se convertía en la ganadora más joven del Premio Planeta con su obra Melocotones helados (1999).

  2. España es la vanguardia de la decadencia de Occidente. Al fin y al cabo, el futuro es de los asiáticos, así que, ¿qué más da lo que escribamos nosotros?

    • Juan T. dijo:

      Lo que escriba usted desde luego.

      • Respeto su opinión, Juan T., y su falta de interés en responderme a esta pregunta en el caso de que no lo tenga, pero confieso que tengo curiosidad por saber cómo ha llegado usted a esa conclusión.

    • Hamete dijo:

      Me parece una boutade, o como coño se escriba.
      ¿donde pone que el futuro es de los asiáticos?. Ya lo dijo Napoleón hace algo más de 200 años y aún estamos esperando. Los asiáticos quieren ser como los europeos. O, más bien, como la idealización de los europeos; sin problemas económicos, con carne en el plato todos los días y fines de semana libres.

      Todos quieren ser como nosotros, los mierdecillas del Primer Mundo. Aquí tenemos libertad, respeto a los derechos humanos, etc.

      Claro que tenemos problemas, pero no les llegan ni a la suela de la sandalia, los que las tengan, a los pobres de África, Asía y Sudamérica.

      Y sí, es muy importante que escribamos nosotros. Pero no las gilipolleces de estos niñatos juntaletras que no pasaran a ningún Parnaso sino las personas “educadas” que pueden aportar algo positivo al “melting pot” eurocéntrico.

      Cide Hamete

  3. Tía Julia dijo:

    Y todo esto y mucho más, en los próximos días, para promocionar la (a)premiante auto-bienal organizada por Vargas Llosa y sus acólitos con el nombre de… ¡Bienal Vargas Llosa! y su galardón con ese rey del lugar común literario que es Juan Gabriel “Salgo en Todas las Fotos” Vasquez como finalista. Al menos le hubiesen puesto Bienal Varguitas.

    • dd dijo:

      Hay una foto circulando que es la mafia toda junta: Jorge Eduardo Benavides, JJArmas Marcelo (El Cultural), Fernando Iwasaki, Gabriela Wiener, Jeremías Gamboa, el invento de López Lamadrid, Santiago Roncagliolo y Vargas. Cuidao con todos esos.

  4. jose dijo:

    A mí la aspiración a ser Phillip Roth me ha matado, ya me gustaría que los jóvenes escritores españoles aspiraran a ser Phillip Roth y no David Foster Wallace, pero desgraciadamente no es así.
    Algunos han hecho de escribir de forma enrevesada la manera ideal de ocultar la falta de talento, y de darle prioridad a la forma sobre el fondo, la excusa ideal para no mostrar que no tienen nada que contar.
    Yo no he visto jamás tanto escritor con tan poco interés en tener lectores. No estoy hablando de aspirar a un número pequeño de fieles por tener una temática minoritaria o un estilo complicado, estoy hablando de que lo único que parece interesarle a la mayoría es que se pase gente por sus blogs. Porque si no no se explica que permitan que salgan a la luz novelas con sinopsis tan poco atractivas (que vale, a lo mejor la novela es un bodrio, pero tampoco hay por que dejarlo tan claro en la sinopsis).
    No se como estará la cosa en otros países, pero los estadounidenses dan mucha pero que mucha envidia. Cada año te sale un buen puñado de debutantes, con estilos y temáticas muy diferentes, y buena parte de ellos consigue hacerse notar. Ya sea obteniendo el beneplácito de la crítica (que allí es bastante más seria), consiguiendo un mayor o menor éxito de ventas o llevándose alguno de los premios gordos (o por lo menos una nominación), y los hay que hasta consiguen un poco de cada.
    Por no haber, ya ni siquiera salen las variantes de novela generacional que tan de moda pusiera Easton Ellis por los ochenta y que solían tener su réplica cada cierto tiempo. Quizás porque ni siquiera hay un interés (que al menos los jóvenes escritores de los noventa sí tenían) de conectar con un lector de edad similar a la del escritor

    • José, no sé si el problema son los “escritores que no tienen interés en tener lectores”, o los editores que “apuestan” por ellos. O de los (¿otros?) editores que sólo buscan el best-seller facilón. En cualquier caso, algunos escritores sí tenemos interés en tener lectores, y a la vez escribir cosas interesantes e inteligentes. Tal vez los lectores se han acostumbrado a que la cómoda falsedad de que la “alta” literatura tenga que ser un coñazo.

      • Ire dijo:

        Con tu permiso, Jesús, no hay “alta” ni “baja” literatura. La hay o no la hay. Esas etiquetas, y su difuminación, por supuesto, solo sirven para que cuatro listos escriban sus ensayos y los vendan, claro.

      • Ire,
        Totalmente de acuerdo; mi comentario era irónico.

  5. dd dijo:

    El Premio Cargas Losa es un intento de premio español dado en América Latina con intereses editoriales españoles. En AL no conocemos ni a Bonilla ni a Chirbes y esto es publicidad barata para sus respectivas editoriales, Seix Barral y Anagrama. Para Alfaguara también. Por eso El País le da tanto bombo. Winston Manrique Sabogal y cosas como esta son las razones por las que ya no compro El País y me da lo mismo si quiebra, lo compra el pinguino o nombran director al cadáver de Adolfo Suárez.

  6. El_Pelusa dijo:

    Pero ché! Decime un poco… Ahí en esa alineación me falta Sabato de media punta, con su instino re-matador. Si sólo por patearle el culo al señor de Planeta ya merecería la titularidad vitalicia. Y sinceramente… ¿Vargas Llosa? Decime un poco Vargas Llosa… Si es el responsable directo de toooodos los goles encajados por América Latina. Cuando no se pone delante del arquero para estorbarle, mete los goles en propia puerta… Y además, me consta que él no quiere ser de este equipo. Su sueño es ser el utillero (o palanganero, no sé bien) del glorioso conjunto de los EEUU.

  7. Desde mi experiencia personal te podría hablar del hermetismo general de las editoriales. Te podría decir que abiertas a recibir manuscritos (esto significa que aspiras a publicar sin tener contactos en el mundillo) lo mismo con un poco de suerte hay 10 o 12. De esas 12 lo mismo se leen el manuscrito la mitad. ¿Cómo van a aparecer nuevos escritores así? Sólo es posible que aparezcan escritores que tienen contactos y la probabilidad de que éstos sean verdaderamente buenos es bastante remota.

    • Gran verdad, Condon.
      Añadiría que el mercado de los “cursos de escritura creativa” tienen en una notable proporción la función de servir de bazar donde se ponen a la venta esos “contactos”, más que otra cosa.

    • El_Otro dijo:

      Y ¿podría saberse el nombre de alguna de esas diez o doce? Para quienes no tenemos contactos, digo. Gracias.

      • No tengo contactos, simplemente con buscar en internet lo puedes ver. En teoría, abiertas a manuscritos sin necesidad de preguntar por email o por teléfono, aceptan: Seix Barral, Tusquets, Random House Mondadori, Lengua de Trapo, Blackie Books, Eutelequia, Periférica y Rayo Verde.

        Pues mira, son 8. Tengo otras tantas apuntadas, pero hay que preguntar para saber si aceptan y muchas no contestan. La mayoría dice que no leen manuscritos no solicitados, por lo tanto, o tienes contactos que recomienden tu texto, o envías una propuesta editorial (carta de presentación, datos, título de la obra, sinopsis, etc.) y con un poco de suerte se la leen y te piden el manuscrito.

      • El_Otro dijo:

        Gracias por la info, condonumbilical. Es que precisamente el problema con el que me he encontrado siempre es que a una pregunta directa sobre cómo enviar originales, la única respuesta recibida es el silencio. Un saludo.

  8. Poeta Coñolateada dijo:

    Pero sí los poetas jobenes escrivimos mu buenamente señora!

    Ademáh acemos unas series de television que te cagas!

    No ay en jeneraciones anteiores un autora tan jovena cm Lena Durham en un medio tan prestijioso como lo es haora la serie de TV hamiga!

  9. Nina dijo:

    Sin pronunciarme sobre el valor de esa literatura (en ultimos 20 anyos si ha habido titulos que me gustaria que a veces se releyeran, de Piglia, Saer, Fadanelli, Bolano), a mi personalmente me gusta la metafora de “puerto de salida y llegada”). Sere poco sutil:)

Los comentarios están cerrados.