EL BARÓN THYSSEN Y CARMEN … BALCELLS

Trae el ABC de hoy un magnífico reportaje sobre el libro de memorias del barón Heini Thysen Bornemisza (1921-2002). Estas memorias, tituladas Yo, el barón Thyssen y que llegan a la mesa de novedades el 18 de septiembre, han sido redactadas por José Antonio Olivar -amigo de Tita Cervera y subdirector de HOLA- y así se reconoce en la portada con ese socorrido eufemismo de “con la colaboración de”. Pero según el reportaje de ABC, que firma Martín Bianchi, hubo antes otros cinco “negros” fallidos: José Luis de Villalonga (que terminó llamando al barón “borracho” y Tita Cervera “nueva rica”), José Felipe Vila-Sanjuán, David R. L. Litchfield, Fabrizio Graziani y Julia Escobar. Parece que los intentos de completar el libro de estos “negros” se vieron frustrados mayormente por las intromisiones de Carmen “Tita” Cervera. La baronesa estaba empeñada en que la historia del barón se contara según a ella le interesaba. Según estos “negros” lo de menos era la verdad, lo importante eran los deseos de Cervera. Por eso -pienso yo, recapacito y reflexiono- lo que sale publicado dentro de dos semanas, ¿es mínimamente fiable?

Entre lo mucho que se cuenta en el reportaje me ha llamado mucho la atención el papel que una agente literaria, la inefable Carmen Balcells, tuvo en esto de contratar “negros” para “ayudar” al barón a poner negro sobre blanco sus recuerdos. Extracto unos párrafos que relatan, citando sus propias palabras, la participación de la escritora Julia Escobar en este asunto:

El vía crucis de Escobar comenzó con una llamada de Carmen Balcells, agente literaria de García Márquez, Vargas Llosa y Neruda, quien la fichó para escribir las memorias del barón en primera persona. Villalonga, Vila-Sanjuán, Graziani y Litchfield ya habían pasado por eso, terminando a patadas con los Thyssen (el marqués de Castellbell llegó a afirmar que Heini era “un borracho” y Tital “una nueva rica”). Cuando Escobar llegó a a la casa del barón, este le facilitó los manuscritos y la trascripción de las cintas de sus anteriores biógrafos.

Mentiras e injurias

Durante los meses que duró el contrato, la escritora acompañó a los barones en su habitual peregrinación por los santuarios Thyssen: “Villa Favorita”, en Lugano; “Más Mañanas”, en Sant Feliu de Guíxols; la casa de La Moraleja… “Crevera no se inmiscuyó en nada, o muy poco, mientras hablábamos de la infancia, adolescencia y juventud de del barón, tampoco cuando hablamos de la historia de su familia y de su labor como coleccionista de arte. Pero se incorporó muy activamente en las sesiones cuando empezó la etapa de sus matrimonios e hijos”, recuerda Escobar.

La gota de intrusismo que colmó el vaso llegó en forma de una revelación falsa y absurda. “Tita me pidió que afirmara que Borja era hijo biológico del barón, incluso ella llegó a afirmar que tal vez fuera el único. Le dije a Heini que incluir semejante afirmación era una locura y él me respondió: “Si Carmen dice que es verdad, yo digo que es verdad”. Me negué a escribir semejante disparate y me marché. Era imposible publicar algo así. Todp el mundo sabe que Heini y Tita se conocieron cuando Borja ya había nacido”, exclama la escritora. Poco después recibió una carta de Balcells diciendo que su trabajo no había sido satisfactorio.

Nota: las negritas son de ABC, que conste.

Hay que ver. Qué interesante la participación de doña Carmen Balcells. Una prestigiosa agente literaria colaborando en la sombra, esforzándose, desempeñando ese siempre callado y oculto papel que les suele tocar a los agente literarios, para que la verdad resplandezca y, en este caso, la Historia de Europa se enriquezca con nuevos datos sobre una de las familias centroeuropeas más importantes e influyentes a lo largo del siglo XX. Una agente literaria, una vez más, al servicio de la Cultura. Muy edificante todo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a EL BARÓN THYSSEN Y CARMEN … BALCELLS

  1. Giovanni dijo:

    Claro, porque la labor de los agentes literarios es como todo el mundo sabe que “la verdad resplandezca”

    • Edu dijo:

      Hombre, no seamos malpensados. Seguro que en la biografía aparecerá algún pasaje sobre el pasado nazi del barón, o la inmaculada concepción de Borjita… Anda que hay que tener tragaderas para convertirse en el amanuense de Tita Cervera. En fin, sin comentarios.

  2. Pingback: El barón Thyssen y Carmen... Balcells

Los comentarios están cerrados.