CARE SANTOS PROGRESA ADECUADAMENTE

Hoy quería yo haberles hablado de la venta presuntamente inminente (y por mucho menos dinero de lo que hubiera sacado su dueña hace un año) de una editorial de Barcelona, cuyo nombre empieza por “Tus” y termina por “quets”, a un grupo multinacional de comunicación; o de lo insoportables que son dos películas –“The Artist” y “El árbol de la vida”- que toda  la crítica (salvo honrosas excepciones) ha calificado de “obra de arte”; o de la profunda vergüenza que sentimos como españolas cuando nos enteramos que se va a juzgar -por un “delito de ofensas a los sentimientos religiosos”- al cantante Javier Krahe (aquí) por su corto “Cómo cocinar un Cristo”, que fue rodado en 1978.

De todo esto quería yo hoy escribir. Pero hay una noticia cultural de gran calado que empaña la actualidad y relevancia del resto de la información. Agárrense. Como  decían los de Gomaespuma: “supernotición que te cagas”. La escritora Care Santos, la súper Mami, la inventora de la “critica positiva”, ha dejado caer, por primera vez desde que se dedica a reseñar libros, unas palabras un poco (solo un poco) críticas contra la novela de un compañero. Con lo buena que es ella…

El sonado acontecimiento se produjo ayer en el suplemento El Cultural (aquí). Les cuento como ocurrió: Care Santos, señoras y señores, con su habitual estilo amable, reseñaba la novela Cuando leas esta carta de Vicente Gramaje, (Destino, grupo Planeta, 2012) cuando, de pronto, en un arranque, no sabemos si de enajenación o de profesionalidad, tecleó la siguientes palabras: ”…el libro adolece de ciertos defectos de debutante -tendencia a la sobreexplicación, lentitud en algunos pasajes, escasa tensión en unos diálogos demasiado literales…-,”. Pero, rápidamente, lo arregló con: “engancha al lector desde el primer capítulo.” (las negritas son de Care)

Care, nos consta, lleva dos noches sin dormir. Ayer, a primera hora, antes de que el suplemento llegara a los quioscos, llamó a Vicente Gramaje, el autor, para pedirle que no se lo tomara a mal, que ella no tenía intención de ofender. Luego llamó al señor Lara, dueño de la editorial donde tanto Care Santos como Gramaje publican, para explicarle que había sido sin querer y que no lo volvería a hacer. Care terminó su mañana acudiendo a confesarse de su falta de caridad con un compañero ante don Julián, párroco de la iglesia de los Todos los Santos Editores.

Querida Care: sabemos que ahora mismo sientes un agudo dolor en el estómago. No te preocupes, eso solo ocurre las primeras veces. Vas por buen camino. Ánimo, llegarás.

Care Santos progresa adecuadamente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Críticos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a CARE SANTOS PROGRESA ADECUADAMENTE

  1. matilde urbach dijo:

    Querida sargento y amigas, voy a tener que dejar de pasar por aquí, al menos durante una temporada. De hecho, hasta que Care Santos venga de visita a la biblioteca donde trabajo, porque resulta que tiene programados unos bolos por las bibliotecas públicas y a nosotros nos toca en mayo y entre que leer Habitaciones cerradas no entra en mis planes inmediatos (ni futuros) y que a mi, a estas alturas, lo único que me interesa de Care es su faceta de crítica positiva cuando ustedes me la cuentan, pues nada, que como esto del trabajo está muy mal y no quiero tener que emigrar a Laponia, que es a donde me enviarían tras la presentación de Care que perpetraría inspirada por ustedes y muerta de risa, que me conozco, pues nada que hasta junio.

  2. J.R. dijo:

    Pues me parece bien que se juzgue a Javier, le vendrá bien para vender algo ya que resulta insoportable y plañidero, aparte de cursi . La gente que se mete con las creencias religiosas de los demás debería mirarse como es posible que se puedan poner un sombrero, en fin muy cool el tal Javier. Me gustó el árbol de la vida y respecto a Care pues como todos y todas a ganar dinero, cualquiera podemos darnos baños de pureza, es lo que se lleva en todas las comunidades ¿ O NO ? , hay demasiados ” artistas ” y somos legión de ” críticos ” , todos lo hacemos mal, aquí no se salva ni el apuntador, somos unos mediocres y así va esta España nuestra.
    Saludos

  3. Núcleos dijo:

    No sé de qué me hablas, pero suena a Care convertiéndose en Kare, cosa que nunca estará de más, en principio.

  4. Musa dijo:

    La pobre Care no dirá eso de “a mí me pagan por dar mi opinión”. Eso de énfant terrible que vende tan bien. Ella es madre.

Los comentarios están cerrados.