EL BUTANO POPULAR: A VER SI CONSEGUIMOS DEPURAR LA QUINTA COLUMNA

– La rana: ¿Cómo has podido picarme? Ahora moriremos los dos.

-El escorpión: no he tenido elección, es mi naturaleza.

Durante una guerra, sobre todo cuando es larga y dura, se hace a veces necesario dejar de pensar en el enemigo que tienes en frente y emplear algún tiempo en analizar tus propias tropas, la gente que supones que te apoya . A muchos ejércitos, al principio sin advertirlo, les crece un tumor. Es lo que desde la guerra civil española se llama la “quinta columna”, aquellas personas que desde dentro trabajan a favor del enemigo minando tus fuerzas, dificultando la consecución de objetivos y perjudicando tus avances.

Hemos analizado el perfil de todas las personas que habitualmente nos visitan en Patrulla de Salvación -sí, usted- y hemos llegado a la triste conclusión de que tenemos un 42% de quintacolumnistas. Gracias a la ayuda de los libreros –en su mayoría de nuestra parte-, de los servicios secretos del Pentágono (recuerden que ahora Chelsea Manning y Snowden está con nosotras) y de personas anónimas que aman los libros y de verdad defienden nuestra causa, sabemos hoy con detalle cómo se comportan nuestros lectores.

Quintacolumnistas son los capaces de leer 30 páginas seguidas de los libros de Agustín Fernández Mallo o de algún otro nocillero. Quintacolumnista es aquel que después de pasarse por los blogs de Antonio J. Rodríguez y Luna Miguel o por las páginas de VICE o Microrevista, viene a nuestro cuartel a reírse y a malmeter. Quintacolumnista es el que sigue defendiendo que el argumento, la trama y el diseño de personajes son cosas del pasado, que la literatura de futuro se debe basar en las ideas y tratar de relatar –de forma lo menos clara posible- el caos de la sociedad. Quintacolumnista es quien piensa que cuanto más difícil es un libro de leer, más calidad tiene.

Pues de esos -según nuestra investigación- tenemos muchísimos infiltrados en nuestras filas. Ahora sabemos por qué íbamos perdiendo esta conflagración. Con esta tropa…

Hemos decidido que ya es momento de depurar a esos traidores. Este blog no pretende tener muchos lectores, sino defender el libro y la buena literatura. Es decir: ganar la guerra. Es por eso que instamos a los perroflautas letraheridos, a todos esos que desde dentro de nuestro ejército hacen lo posible para que perdamos batalla tras batalla, a que abandonen el barco. Por favor no vengan más a leer Patrulla de Salvación, necesitamos soldados comprometidos de verdad con la causa.

– No te van a hacer caso, Margaret.

– Y ¿qué hacemos, Daphne?

– Se me ocurre que debemos ofrecerles otro sitio al que ir a perder el tiempo. Uno que sea más afín a sus gustos. Mira este, El Butano Popular. Si les gusta Fernández Mallo, aquí estarán entretenidos.

– ¿El Butano Popular? ¿Es una escisión del Partido Popular?

– No, es una web de escritores jóvenes mala que te cagas.

– Y tú crees, querida Daphne, que esto va a tener distraídos a nuestros quintacolumnistas y nos van a dejar en paz?

– Sí, porque El Butano Popular cumple con lo que gusta a estos perroflautas: 1) Tienen un líder carismático y con ego subidito; 2) son informales; 3) cuentan malas historias sin interés alguno; 4)sus autores se auto promocionan a la que los dejan. Incluso si no los dejan y 5) hacen pseudo sociología facilona que no tiene ni gracia.

– Vamos a ver, Daphne, demuéstrame eso. Tiene que ser un sitio web tan malo como dices. No podemos recomendar algo de buena calidad, no sea que no le guste a los muchachos y vuelvan. Entonces no nos los quitamos ni con agua caliente.

– Vayamos por puntos, para que lo entiendas, Margaret.

LIDER CARISMÁTICO Y CON EGO INFLADO

Los lectores que no queremos y que hemos descrito arriba gustan de que el director de la web sea un tipo con carisma, o con lo que hoy se entiende por carisma. Como el lector Mal-herido de hace unos años, para que nos entendamos. Rubén Lardín, el director de El Butano Popular, es de ese estilo. Además tiene el ego bastante infladito.

Le hemos aplicado el Egoglass -como hicimos con Javier Marías(aquí), con Sánchez-Dragó (aquí) y con Armas Marcelo (aquí)- y el resultado es un ego no tan gordo como el de sus mayores antes mencionados, pero desproporcionado a sus méritos.

Mediante halagos -“Confieso: me encanta el Butano Popular”- lo hemos convencido para que responda unas preguntas que ya estaban infladas de antemano. Las ha contestado todas con gusto. Lean ustedes:

1.- En 2009 te publican (ediciones Leteo) Imbécil y desnudo, una recopilación de las entradas en tu blog. ¿Qué significó para ti ser considerado el escritor vanguardista (o underground) más importante del país?

¿En serio? Hombre, yo diría que eso tal vez fue una percepción sin mucho efecto real. Imbécil y desnudo no fue un libro que yo hubiera escrito sino una feliz coyuntura que me ofreció, primero, la oportunidad de trabajar con un escritor como Alberto R. Torices, que para la ocasión hizo labores de editor, y a partir de ahí me trajo unas cuantas alegrías que todavía duran. Es un libro que, según me consta, se presta mucho, que se mueve de mano en mano, y eso ha sido toda una sorpresa. A veces todavía se me comenta algo que allí escribí aunque a mí ya me suena como si hablasen de otro. Es divertido. Lo de escritor vanguardista me hace mucha risa porque además no sé qué puede significar, pero bien, es correcto, tú dale, soy importantísimo.

2.- Sequeiros (comic) dijo que eras el mejor escritor vivo que conocía. Vigalondo (cine) te pone por las nubes. Dame una explicación urgente, coño.

Son mis amigos, les quiero, admiro sinceramente sus respectivas obras. Por todo esto y por más, les asiste la razón.

3.- Por qué fundas el Butano Popular?

No lo sé bien, supongo que es una pulsión o una neurosis que parte del placer que me ha producido siempre el manipular papel. Llevo haciendo fanzines desde niño. De muy pequeño los dibujaba para enseñarlos a los amigos y a las visitas. Luego, en tercero o cuarto de EGB, que no sé qué edad era, me monté una revista de historietas con un colega y mi tía me hacía fotocopias en su oficina. Hacía una tirada de diez o doce ejemplares, no me acuerdo, y era una ilusión muy grande. Internet no es papel, pero mantiene vagamente la idea de revista y evoca un algo del entusiasmo de la confección sin requerir ni de lejos sus penosidades. La idea abstracta del Butano estaba en mi cabeza desde hace años, como publicación de papel, hasta que Carlos Acevedo me arrastró a llevarla a cabo tal y como es hoy. En cuanto aparecimos, empezaron a surgir revistas de internet a mansalva, de lo que deduzco que era el momento natural para algo así tras el deceso de los blogs como formato.

4.- ¿Por qué no se permiten los comentarios?

Sí se permiten, pero nosotros no tenemos por qué oírlos, no al menos mientras estamos escribiendo, porque escribir es mirar hacia dentro, sólo mirando hacia dentro de uno se puede ver y oír y comprender a los demás. La gente puede comentar lo que quiera en los bares, o en nuestras cuentas de Twitter y Facebook, que comenten, claro, queremos que nos quieran, pero creo que es necesario contar con la posibilidad de permanecer un poco al margen de todo ese ruido.

5.- ¿Es El butano el heredero de La Codorniz, (Neville, Miura, de la Iglesia) y Mondo Brutto el eslabón perdido de esa estirpe?

No, no, no, no lo creo. La pregunta es en sí misma un halago, pero nuestra cohesión, si es que tenemos alguna, se basa en el propio proyecto, en su existencia. Bueno, es que no tengo ni idea de qué es el Butano, eso deberías decírmelo tú. Yo a veces lo vislumbro, en algún instante de iluminación he llegado a verlo muy claro, pero intento aparcar esos pensamientos y prefiero que sea lo que tenga a bien ir siendo.

6.- ¿Qué criterios de calidad hay en El Butano Popular para elegir a los colaboradores? ¿Los busca el staff o se postulan ellos?

Casi todos los butaneros nos conocemos de antes, y en buena parte todavía seguimos escribiendo los unos para los otros. Partimos de que la mayoría de la gente está muy ocupada siguiendo “la actualidad” como para leernos. Postulantes siempre hay, y los agradecemos y alguno ha superado el comité de sabios que acepta colaboradores y con el que yo, por cierto, no tengo nada que ver. Será que son buenos o apuntan o nos divierten. Y ya que sacas el tema, aprovecho para pedir disculpas a toda la gente que nos escribe y nos envía sus textos y que nunca ha recibido respuesta. Nuestra intención es siempre responder a todos pero en algunas épocas se nos hace difícil. Les pido paciencia infinita. Una de las premisas del Butano es que no se convierta nunca en un trabajo. Es laborioso, a veces cansa, solemos llegar exhaustos al final de cada temporada, pero un trabajo no debe ser nunca, y si un día llegamos a sentirlo así, le daremos matarilé al proyecto sin pensárnoslo dos veces.

7.- Por qué no escribes una buena novela y explicas de una vez por todas a todos los inútiles de tu generación cómo se hace? ¿Tan gandul eres?

Yo creo que en mi generación sí hay buenos escritores, un par o tres tiene que haber. Al margen, agradezco mucho el interés y la confianza, pero coño, que una novela no se escribe así como así. De hecho, creo una novela te escribe un poco a ti, o al menos es ella quien decide existir. Jamás pienso forzar una novela. No tengo la energía que me requeriría, o al menos prefiero dedicarla a otras cosas, pero además es que tampoco estoy seguro de tener el talento para escribir la novela que podría querer escribir. ¡Yo qué sé! Tampoco creo que escritor se sea por escribir una novela, y mucho menos por publicar libros. Escritor ni siquiera se es por el mero hecho de escribir. Escribir es, antes que nada, otra cosa.

8.- ¿Qué es un diletante?

Diletantes, hoy, somos todos. Los oficios ya no existen y lo de las profesiones es un camelo. Profesional, en las artes, sólo se puede ser técnicamente. (No sé si se ha entendido algo.)

9.- ¿Por qué decías (aquí) que escribes para “treintañeros comemierdas”? ¿Qué es un “treintañeros comemierdas”? Ponme ejemplos. ¿Es ese el público objetivo de El butano Popular?

Parece que eso lo dije hace tiempo, y ahora no sé a qué me refería. Tal vez, si hablaba de Imbécil y desnudo, estaba refiriéndome a un lector de mi quinta, que podía sentir empatía con el “personaje” que, a mi pesar, yo iba dando en mi blog. Con treintañero comemierda me estaba refiriendo a mí, vaya, aunque luego, cuando se publicó en libro, se descubrió que existía un tipo de lector muy distinto para aquel material, lo cual estuvo muy bien. El público objetivo del Butano tampoco sé cuál es. No creo que haya un lector que se lea todo el Butano, eso dejó de hacerse cuando murieron las revistas de papel, de las que nos leíamos hasta las anillas del árbol. Sé que hay gente de mucha más edad que lee el Butano, y otra más joven, y supongo que es un lector cambiante porque en internet no hay constancia. La gente que vive conectada permanentemente a internet se maneja como un banco de diminutos peces ciegos y despiadados. Es complicado, pero tampoco nos preocupa. No debe preocuparnos.

10.- Cita el nombre de cinco escritores españoles de menos de 40 años que valgan la pena? Bueno, vale, me conforma con tres nombres.

A bote pronto: Jimina Sabadú, Ignacio Abad, Jorge de Cascante, Ainhoa Rebolledo… Son todos amigos míos, por eso los leo. Por eso y porque tienen talento. Son jóvenes y me dejan ser amigos suyos, joder, ¡qué menos qué leerles! La verdad es que no puedo ser justo porque no leo mucha novela contemporánea, prácticamente ninguna, en realidad, y cuando lo hago suele ser por razones laborales. Reconozco que en general tiende a parecerme inocua, me ha ocurrido siempre, no es que esté mayor. Estoy seguro de hay talento por ahí, siempre lo hay, ¡o puede que no!, pero lo que no puedo permitirme es el lujo de andar abriéndome paso como lector entre la maleza oportunista de la actualidad habiendo tanto escritor muerto por leer y probado por el tiempo. Seguir la actualidad es una ilusión de no estar muerto, es compartir la nada, y yo creo que estar vivo es otra cosa.

El propio Lardín, el director, obligado -es posible- a dar ejemplo, publica una serie de artículos en El Butano Popular que titula de forma ordenada: “uno, “dos, “tres”…”cuarenta y siete”…

En el artículo número uno -titulado “uno”- por eso de marcar la pauta a sus acólitos y que pierdan la vergüenza (¿el corte?) escribe (aquí) demostrando que todo vale en esta web:

“Delante de mí, en el aeropuerto, una chica en mallas de lycra atraviesa el arco voltaico sin novedad, sin percibir ni remotamente que tras un vistazo me apetece todo con ella. Antes le han hecho descalzarse y ahora emana un algo de cachorrillo abotinado en esos patucos de algodón, pero tampoco parece sentirse humillada ante la autoridad. No es tanto una decisión como una leve tiranía, pero no me cabe duda: no la olvidaré durante todo el vuelo y me sentiré un poco desdichado por ello. En el despegue alterno el hundir mi lengua en su ano dulzón y astringente, la noción de labrarle todo aquello, con la idea de si quizás viajará algún cadáver en la bodega.”

En el artículo número dos -titulado “dos”- cuenta la interesantísima historia de un pollo asado (aquí). Pero esta vez les ahorro la lectura de un fragmento. ¿Es usted estudioso de los comportamientos enfermizos y manifestaciones patológicas de la juventud española? Pinche entonces en el último “link”.

Eso escribe el director del cotarro. Hace unos años Rubén Lardín participó en una antología poética Poesía para bacterias.  No se cansen, no lo busquen. Ya no quedan más ejemplares. Los pocos que había disponibles se han convertido en objeto de coleccionismo. Pero no de cualquier coleccionista. El último ejemplar conocido de esta fabulosa antología -participa Hernán Mingoya, fíjese- se subasto en Christie´s y fue comprado por más de 23.000€ por un jeque árabe.

Actualización de las 8:45 del día 21 de septiembre de 2013. Nos manda un correo Lardín después de leer este “post” en el que entre otras cosas (no quieren leerlas) nos aclara:

“Una precisión, por precisar, es que yo jamás he escrito poesía. Decliné aquello de Poesía para bacterias pero acabaron por meter unos posts del dichoso Imbécil y desnudo. Yo que sé.”
Pues peor me lo pones, Rubén.

SON BASTANTE INFORMALES

Tienen una sección de cartas al director, pero sólo han recibido -después de más de tres años- dos misivas. Pinchen (aquí)

Esto nos explica Lardín en un correo sobre lo de las cartas:

 “En el butano tenemos una sección de Cartas al Director que nos ilusionaba mucho. pero a la que nadie escribe nunca. En internet ya nadie escribe. Nadie dispone de tiempo que requiere escribir porque están todos escribiendo. Es muy curioso.”

Recomendamos a Ruben Lardín que se pase por La Medicina de Tongoy, por ejemplo, para ver si los lectores escriben o no en internet. Uno de sus últimos post tuvo más de 200 comentarios. Esto de la ausencia de cartas unido a que no se permiten los comentarios nos da mucho -¿o poco?- que pensar.

En 2010 -otra muestra de falta de seriedad- , Nacho Vigalondo, el cineasta, al parecer amigo del director Lardin, se compromete a escribir algo mensualmente. Le pone nombre: Lo he perfao porfavor (broma privada, seguro). Al final, después de 4 entregas y con notables retrasos, deja colgada la serie usando el último texto para excusarse (aquí).

La Patrulla de Salvación de butaneras

CUENTAN MALAS HISTORIAS SIN INTERÉS ALGUNO

Sr. Ausente escribe esto (aquí) el 27-02-13: “En un recreo, un grupo de chavales de clase me pilló desprevenido. Me ataron las manos a la espalda y me hicieron correr. Al llegar a unas escaleras, Jaime me empujo. El hostión fue considerable. Al no poder frenar con las manos lo hice con la barbilla.”

Con la serie de Perico Baranda (aquí) se juega a imitar un tanto burdamente aquello de Atraco a las 3 y las comedias casposas de López Vázquez y Alfredo Landa. Se intenta ser moderno jugando a no serlo. Algo que ya estaba más que visto en Mondo Brutto, publicación que ya no da más de si. El inspector Arriaga escribe en su diario (aquí):

 “Acepto que en el pasado se me haya visto en la cafetería Colón, atento a los movimientos de las clientas que cruzan las piernas y ventilan sus bragas a la vista del contemplador menos interesado. Incluso puede que también se me haya visto entrar con urgencia en los lavabos, víctima de alguna repentina excitación.”

¿Necesitan más pruebas?

SUS AUTORES SE AUTOPROMOCIONAN

El 2 de mayo de 2013, Grace Morales aprovecha (aquí) para hacer publicidad de su próximo libro: ” He terminado de escribir un libro sobre los comienzos de Mecano”…..”No, no es broma, sale en Lengua de Trapo en breves.” Y es cierto, acaba de ser publicado (aquí). Hace tiempo comentamos en Patrulla de Salvación un libro de Grace. en aquel post la chica hacía pareja con su amiga Jimina Sabadú (aquí). Jimina también tiene artículos en El Butano. Dos. Sobre padres e hijos. Les ahorro el link. De nada.

Grace Morales no escribe nada más, a pesar de tener más de 40 artículos en El Butano.

HACEN PSEUDO SOCIOLOGÍA

(aquí) . Ayer mismo.

-Me has convencido, Daphne.

Ruego a todos los perroflautas letraheridos que dejen de leer Patrulla de Salvación ahora mismo y se vayan a pastar a El Butano Popular. Hasta nunca. Qué tranquilas nos vamos a quedar, Daphne.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

31 respuestas a EL BUTANO POPULAR: A VER SI CONSEGUIMOS DEPURAR LA QUINTA COLUMNA

  1. Javier dijo:

    Oye, lavaos los dientes después de comer mierda: http://www.xtrart.es/.

    Seguid así, sin tener ni puta idea y preocupándoos por gilipolleces como los de estos pobres infelices del Butano y veréis cómo vuestros hijos os odian. “¿Qué estaba haciendo papá/mamá mi primer día en el colegio?” “Estaba haciendo justicia literaria, luchando contra tres pobres gilipollas que tienen un blog como el de papá/mamá”. Se os van a morir de cáncer, pobrecillos.

    Conclusión; dais más pena que Olmos y Carrión juntos. Que os folle H.P.L.

  2. B. dijo:

    Pues ateneos que en twitter leí de un tweet retuiteado, jamás se me ocurriría seguirles ni leerles, que ahora se lanzarán a editar en papel (los libros del butano, decían).

    Pff. por otro lado, no merecen ni el tiempo que les habéis dedicado, es escoria.

    • Pues eso es: que ahora, además, van a editar libros.
      ¡QUE FALTA DE RESPETO!
      Se cree aquí el personal que cualquiera, por que le sobra el tiempo o directamente se aburre, puede ponerse a editar libros.
      ¡Pero qué es esto!
      ¡En tiempos de Stalin esto no pasaba!
      No sé a donde vamos a ir a parar…

  3. Anahata dijo:

    « También el arte es sólo un modo de vivir. Aun viviendo de cualquier manera, puede uno prepararse para el arte, sin saberlo. En cualquier realidad se está más cerca de él que en las carreras irreales, artísticas a medias, que, aparentando cierto allegamiento al arte, en la práctica niegan y socavan la existencia de todo arte. Como lo hacen, por ejemplo, el periodismo en su totalidad, casi toda la crítica profesional, y las tres cuartas partes de lo que se llama y quiere llamarse literatura ».

    R.M. Rilke, 26 de diciembre de 1908.

  4. degrisoscuro dijo:

    A mi me da que aquí los egos van bastante más subidos que por el butano popular. quiero decir que bueno, supongo que son vuestros egos los que os hacen creer más buenos que nadie y con derecho a criticar a todos. Yo no sé escribir, como vosotros, pero lo acepto y disfruto leyendo a gente como el señor lardín, a quién no conozco de nada que conste, y no me dedico a echarle críticas encima guiada por mi propia envidia.

    • Transgiven dijo:

      … quizá detrás de tanto ego inflamado subyazca un pequeño complejo de inferioridad, sobre todo teniendo en cuenta que si AFM, Luna Miguel o quien sea hiciese la misma operación, ver a que blogs siguen sus seguidores y vieran a las patrullas salvapatrias o los chamanes tongoyicos, podrían decir lo mismo, que les siguen pero son quintacolumnistas, sin embargo no creo que pierdan el tiempo en ello. Pero no deja de ser curioso que esa haya sido la conclusión y no otra, por ejemplo, la de que se quiere estar igual de informados de aquello a lo que se remite la crítica, para conocerla de primera mano. Y es que lo otro -molestarse en leer la crítica a algo que no queremos conocer y seguir la opinión ciegamente- es mongolismo militante. Me recuerda a cierto periodista que hizo una crítica de una película de Julio Medem sin haberla visto, y unos cuantos fanáticos repitieron sus palabras de auctoritas…

  5. Mi querida sargento, ¿para cuándo alguna entrada que nos ilumine un poco sobre qué escritores actuales merecen un poquillo la pena? Está bien vuestro trabajo, pero reconoced que nos dejáis demasiada tarea a los lectores si todo se reduce a ir probando por eliminación
    🙂

    • No hace falta una entrada. Ya te lo digo aquí mismo, no nos va a requerir mucho esfuerzo. Hablo sólo de España y de personas con vida:
      De los menores de 40 años no vale la pena ninguno.
      De entre 40 y 50 sólo me parecen respetables Orejudo, María Dueñas y Lorenzo Silva.
      De entre 50 y 60, Almudena Grandes, Muñoz Molina y Rafael Reig.
      De 60 a 70: Trapiello, Pérez-Reverte y Azua.
      De 70 para arriba Marsé y Manuel Vicent.
      Y para de contar
      That´s all folks
      Maggie

      • Un millón de gracias. El único de la lista al que no conozco es Orejudo (gracias por la info); de casi todos los demás, salvo de Reverte, Trapiello, Marsé y Muñoz Molina (con esos coincidimos), he leído poco o nada; pero en particular de Dueñas, Grandes y Vicent (que entran obviamente en los del “poco”)… me parece un poco atrevido incluirlos en una lista de “11 mejores” (no digo que no, pero ¡cómo serán los otros!).
        Me recuerda la anécdota del rey medieval que organizó un concurso de juglares al que se presentaron dos candidatos. Pasó a cantar el primero, y cuando terminó, el rey dijo: ¡que le den el premio al segundo!”
        Saludos
        JZB

      • Por cierto, no puedo sino lamentar nuestra falta de coincidencia respecto al que creo que es el mejor escritor español vivo, por muy antipático que pueda caer: Javier Marías. A mí, que alguien sea capaz de usar 200 páginas para describir lo que pasa en un ratito, me deja rendido a sus pies, no puedo remediarlo. Que al hombre se le haya subido un pelín la fama, pues son pecadillos de autor.
        Saludos
        🙂

      • julian bluff dijo:

        Jesús:

        O como en ese concierto de música clásica en el que se intercala un solo de piano enmedio de uno de sus movimientos. Su intérprete desafina a lo bestia y una voz entre el público, que ya no se puede contener más, reclama “¡Qué se calle de una vez el cabrón del pianista!”. El director, ligeramente aturdido, detiene a base de batutazos en el atril la ejecución de la pieza, se vuelve con parsimonia al lugar de la platea del que parece proceder el reproche del espectador descontento, e inquiere en voz alta: “¿Quién es el que se ha atrevido a llamarle pianista a este cabrón?”.

        Fábula de la que perfectamente podríamos trasladar a este, nuestro campo particular de batallas perdidas, pero peleadas, donde con alguna frecuencia se hablado de la ineptitud de determinados escritores, cuando más rectamente cabría que nos preguntásemos si, en realidad, la magnitud de dicha torpeza no entrañaría la propia falta de verosimilitud del sustantivo que es objeto de dictamen.

        Un abrazo para todos! 😉

      • canapérodriguezrivero dijo:

        ¿¿¿¿¿MARÍA DUEÑAS?????

      • anonimous dijo:

        Esta lista ya invalida cualquier cosa que se escriba en este blog.

      • Con vuestra lista me entró la curiosidad por Antonio Orejudo, y me he puesto con su “Ventajas de viajar en tren”. Por desgracia, lo he tenido que dejar a la mitad. Si eso está en el “top ten” de la novela española contemporánea, mejor apaga y vámonos. Saludos

      • No, hombre, Jesús. Hay que empezar Orejudo por su primera novela que además es la mejor “Fabulosas narraciones por historias”. Tusquets, estás de suerte, la acaba de publicar en bolsillo.
        http://www.tusquetseditores.com/titulos/maxi-fabulosas-narraciones-por-historias-maxi
        Jesús: te vas a descojonar. Y además leerás una buena novela.
        – Has dicho “descojonar”, Margaret.
        – ¿He dicho yo eso? ¿Yo? ¿La hija de mi madre?
        – Sí, Margaret
        – Bueno, Daphne, pues vuelve a editar el comentario, digo yo.
        – Ni hablar. se va a quedar así. Ya estamos cansadas de tus tacos y palabrotas. Que sepa todo el mundo que la mal hablada eres tú.

      • Puf. Qué pereza. En fin, probaré a ver. Pero sabiendo hacia lo que ha derivado, tal vez sea una pena. Lo de que la primera novela sea la mejor de tantos autores da mucho que pensar (http://globedia.com/efecto-eco-biblioteca ). En parte por eso yo creo que no voy a animarme a escribir la segunda 😉

      • Juan dijo:

        ¿María Dueñas? Venga no me jodas, y yo que me tomaba en serio este blog.

        Y Almudena Grandes… pfff cogida con pinzas.

  6. Anónimo dijo:

    ¿Que no hay buenos autores menores de 40? Leer la antología de Lengua de trapo de escritores de los 80, si no os gustan al menos tres o cuatro cuentos es que lo vuestro es ya Alzheimer y todo tiempo pasado fue mejor.

  7. julian bluff dijo:

    Hablando del post; del Butano, Butanito, Butanete (como diría otro afamado butano)

    Al “Butano Popular” lo tengo entre mis favoritos. Y por algo será ¡digo yo!. Vean:

    A mi Javier Pérez Andújar me mola bastante. Y Jorge de Cascante (que, por cierto, no sé quién es) me parece, directamente, un crack ¿O, no me jodas, Maggie, que el tal Cascante, no es puntazo?. Por eso justo, el tío, lo lleva clarinete para que le reconzcan sus méritos. Es demasiado bueno.

    Venga… un abrazo. Que salgo a dar una vuelta con el cocodrilo. Tiene que orinar, la criatura.

  8. Luna Manuel dijo:

    “El deceso de los blogs como formato”

  9. Javier dijo:

    “Los lectores que no queremos y que hemos descrito arriba gustan de que el dircctor de la web sea un tipo con carisma, o con lo que hoy se entiende por carisma. Como el lector Mal-herido de hace unos años, para que nos entendamos. Rubén Lardín, el director de El Butano Popular, es de ese estilo. Además tiene el ego bastante infladito.”

    ¿Habláis del Butano o de vuestro blog? Me hacéis reír tanto que desde que os leo tengo que andar con pañal geriátrico. No tenéis ni puta idea.

  10. Juan J. Jiménez. dijo:

    Anda que incluir a Rafael Reig entre los mejores autores de más de cincuenta años es como decir que en los próximos diez años vamos a tener que soportar no solo sus malas novelas, sino también haber sido incluido en esa categoría. Reig acaba de cumplir, como quien dice, 50 tacos, por Dios, y aún no ha escrito nada bueno. Las de Tusquets se le caen a uno de las manos. Todavía no recuerdo la página donde las dejé. Esto quiere decir que le he dado oportunidades y más oportunidad (soy buena persona) y ni por esas. Lo que ocurre es que es un tipo mediático: tv, radio, prensa, internet… Antonio Orejudo, por cierto, número 1 de esa promoción, tiene la misma edad que Reig. ¡Estudiaron juntos!

  11. Giovanni dijo:

    Pues el de Mecano no tiene mala pinta, igual me lo pillo.

  12. Lo flipo dijo:

    Sí, mucho reirse de los butaneros esos y luego menuda lista de la Sta. Pepis que habéis intentado colar; sólo se salvan Orejudo y Marsé, claro está. Aunque igual la lista es tan fake como lo del butano… entonces sí, ¡qué risa!

  13. Ulan Bator dijo:

    Perez Reverte. Ajá.

  14. Francisco dijo:

    A la lista de la Sargento Margaret le sobran unos tres o cuatro nombres.

  15. Oscar Valero dijo:

    Si el blog ha muerto, entonces qué es el Butano (cómo formato, pregunto).

  16. Perfidia dijo:

    Por dónde empezar….

    1. “Quintacolumnista es el que sigue defendiendo que el argumento, la trama y el diseño de personajes son cosas del pasado, que la literatura de futuro se debe basar en las ideas y tratar de relatar –de forma lo menos clara posible- el caos de la sociedad. Quintacolumnista es quien piensa que cuanto más difícil es un libro de leer, más calidad tiene.” AMÉN- Nunca entenderé por qué ser moderno tiene que implicar, por narices, la desestructuración cuando ya el propio Foster Wallace, ídolo de modernos, antes de morir dijo que el posmodernismo estaba superado. En fin. España siempre va a todo 50 años tarde.

    2. “En cuanto aparecimos, empezaron a surgir revistas de internet a mansalva, de lo que deduzco que era el momento natural para algo así tras el deceso de los blogs como formato”… Forma nada elegante de decir que cree que son pioneros y que los demás les copiaron. Ajá.

    3. “Será que son buenos o apuntan o nos divierten”. Porque si los elegimos nosotros son buenos, si no los elegimos son malos. Nuestro criterio es rey.

    4. “A toda la gente que nos escribe y nos envía sus textos y que nunca ha recibido respuesta”. Gilipollas.

    5. “Escritor ni siquiera se es por el mero hecho de escribir.” No, un escritor es un señor que cultiva patatas. Nunca ha escrito una línea, pero lo es. él sabe que lo es y eso basta.

    6. La respuesta a la pregunta 10 es de traca. Entera. Son mis amigos y ya molan. En fin. La peor situación en la que me he visto jamás fue cuando un amigo muy querido me pasó su manuscrito y era muy malo. Y era mi amigo. Y lo quería mucho. Y era un magnífico lector. Qué suerte tiene Rubén, coño.

Los comentarios están cerrados.